viernes, 6 de septiembre de 2013

MAÑANAS DE SEPTIEMBRE




Quédate, tan sólo un momento.
Quédate, y déjame mirarte.
Ha pasado mucho tiempo, apenas te reconocía,
ahí, en la puerta.
Quédate conmigo un momento.
Tan sólo quiero hablar contigo.
Hemos recorrido medio mundo
para encontrarnos de nuevo.

Una mañana de septiembre.
Bailamos hasta que la noche se convirtió en un nuevo día.
Dos amantes interpretando escenas de amor
de alguna obra romántica.
Las mañanas de septiembre
todavía pueden hacer que me sienta así.

Mira lo que has hecho.
¿Por qué has crecido?
Todavía puedo oirte llorar,
en una esquina de tu habitación.
Y mira lo lejos que hemos llegado.
Tan lejos del lugar del que veníamos.
Pero no tanto como para olvidar
como era todo antes.

Una mañana de septiembre.
Bailamos hasta que la noche se convirtió en un nuevo día.
Dos amantes interpretando escenas de amor
de alguna obra romántica.
Las mañanas de septiembre
todavía pueden hacer que me sienta así.





La letra es de Neil Diamond. Cuántas canciones se han dedicado a septiembre,  el mes que llega avisando que el final del verano se acerca. 


Todos los meses tienen su encanto. Septiembre huele a frescura, sabe a uva madura y tiene color de atardeceres rojizos, de espigas doradas. Reminiscencias de mar y arena, de montañas y campos, dan paso a aromas de hogar y vida familiar más recogida.
Un paseo por sus mañanas cuando todavía el sol calienta, aunque el viento tienda a girar y comience el  aviso del próximo cambio de estación,  nos permite disfrutar de lo poco que queda del verano. Un estudiante  repasa los últimos temas acelerado, el anciano fiel a su banco, lee el periódico mientras  tiemblan las páginas a la vez que sus manos, una pelota rueda hasta chocar con el puesto de los helados y alguien a quien adoro, pasea con orgullo un precioso cachorro.
 
Mañanas de Septiembre, un acorde de nubes suspende en el cielo, todo el azul del viejo estío presenta su belleza ante el fuego otoñal que va a nacer. Y más tarde, cuando el sol va cayendo, este cielo se torna gris y el suelo se vuelve rojo, y todo se convierte en un hermoso lienzo  pintado entre las hojas enredadas y el reflejo de la luna.
Septiembre, amigos, renueva la vida de los poetas y aligera la soledad del amante que en la distancia revive su desierto escuchando el nombre de su amada, mientras sentado en la bahía el viento golpea las rocas.
 
Dicen que en este mes ya no huele a flores y no es verdad, aún mustias pueden dar aroma a los setos y nos recuerdan que una vez más el ciclo se ha cumplido, cuando al morir caen de sus ramas y la propia Naturaleza las recoge para luego resucitarlas.
 
Es  una forma poética de ver septiembre, mi propia forma. Cambiar de mes y a la vez de estación me sugiere que es tiempo de renacer, de reencontrarse con tu propio yo y dejar que los sentidos se agudicen para ver más allá y disfrutar de todo lo que la nueva etapa nos va a ofrecer.
 






Mañanas de septiembre, gotas de brisa que apagan lentamente el fuego del verano.


25 comentarios:

  1. Si, además este Setiembre se está portando, nos está haciendo la transición al Otoño muy suave, aunque según han dicho hoy, va a haber un cambio brusco de temperaturas.
    Como dices, todos los meses tienen su encanto, a mi Setiembre me gusta, aunque de niño lo temía por si me quedaba alguna asignatura para recuperar, pero de eso hace ya millones de años :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. "September morn" de Neil Diamond... Una canción hermosa donde las haya, que me recuerda a un tiempo en el que uno era incluso joven y aspiraba el aroma del pelo de la chica que bailaba entre mis brazos. Qué forma más dulce has tenido de presentarnos un mes al que precisamente no mucha gente puede verle su encanto. Que tengas un buen fin de semana.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

  3. Tu prosa es poesía, septiembre es un mes que me gusta, es la antesala de ese otoño que añoro cuando no está y temo perderlo cuando lo tengo.
    Me ha gustado ver como me lo cuentas ¿me lo contabas a mí, verdad?
    Saltos y brincos y pronto sobre las hojas secas.

    ResponderEliminar
  4. Espero compartir con Ester tu Escrito.

    A mi Septiembre, me trae recuerdos, de cuando llegaban las reatas de asnos al lagar de la bodega de mi abuelo, donde vaciaban los cerones repletos de racimos de uvas.
    Aquel olor lo persivo a pesar se los muchos años ya pasados.

    Septiembre, el mes de los Poetas y de bellos coloridos, para inspirar al Pintor.

    La letra de Diamond preciosa.

    manolo

    ResponderEliminar
  5. Genin:

    Septiembre era el mes de recogida de calabazas para los pobres estudiantes, ya lo creo que ha llovido desde entonces, pero ahora lo veo de otra manera y me ha parecido bien contarlo.

    Espero que estés bien, ya me dirás.

    ResponderEliminar
  6. Luismi:

    Así es y en septiembre todavía no empezaban las clases, quedaba todo un mes para disfrutar de las vacaciones, aunque como empezaba ya a hacer fresco, te entraba una nostalgia que aún la recuerdo. Mirar aquel jardín sin color no me gustaba, ahora daría lo que fuera por volver a vivir aquello.

    Es bonita la canción, debería haberla puesto con la voz rota de Neil.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Ester:

    Me gusta septiembre y me encanta el otoño y como lo sabía, hice la entrada pensando en ti.

    Cuando las hojas secas alfombren los paseos, las pisaré sin saltar, mi rodilla sigue mal y en espera de un diagnóstico.

    Abrazos azules mientras dure el verano.

    ResponderEliminar
  8. Manolo:

    El olor del lagar penetra hasta los huesos, no me extraña que todavía lo recuerdes. Mis olores eran de hierba húmeda y membrillos, mi padre los cultivaba en un árbol que tenía el troco trenzado. De una de sus ramas colgaba siempre un botijo de barro con el agua fresquita.

    Manolo, me estoy haciendo mayor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hoy ha sido un día ideal para mi. Me he dado una caminata de 3 horas por la Casa de Campo y aún nada hacía presagiar el cambio salvo la temperatura que que era muy agradable. Cada mes tiene su encanto. Aun no me quejo.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Katy:

    Es verdad, hoy el día ha sido muy agradable, ahora está lloviendo y la temperatura ha bajado. Hay que aprovechar los buenos días que aún quedan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Septiembre es mi mes preferido. Es una prolongación suave del verano (hace menos calor, de tardes serenas y puestas de sol hermosas, ideal para leer, retomar conciertos, y sobre todo reiniciar el encuentro con los amigos, en el entorno habitual.En septiembre se incia el otoño que es también mi estación preferida.
    Tu describes muy bien esa belleza de septiembre, con el añadido de la inolvidable canción del entrañable Neil Diamond que me trae buenos recuerdos.

    Ya recuperé tus comentarios y otros que también estaban perdidos.

    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Chela:

    Todo cierto, viene mi estación preferida y pasear por las calles sin el agobio del calor, es una delicia. Tengo demasiados recuerdos de este mes y todos agradables.

    Gracias y buen viaje.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta septiembre, yo en primavera y tú en otoño... es bella época.

    Gracias por tu saludo de cumpleaños, me alegra verte amiga, es un estimulo, me da felicidad hacer estos cumple-homenajes a todos ustedes a quienes quiero mucho.

    Besos grandes

    ResponderEliminar
  14. No es el Manzanares por donde se te ve paseando. Por la brisa que se siente, creo que es un poco mas al norte de Madrid.
    ¿He acertado?

    ResponderEliminar
  15. Manolo:

    Ja,ja, y tan al norte, estoy en Cudillero (Asturias)el verano pasado.
    ¡Bingo!

    ResponderEliminar
  16. Hola Air, si ya se que no tengo verguenza y me he pasado tres pueblos con tanto relax, jejejejeje.
    Ya llega la estación del año que nos gusta, a ver si me desesperezo y me pongo al dia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Gata:

    ¡Dichosos los ojos que te leen!, hija mía, ya me tenías preocupada y pensaba llamarte. El verano se acaba, el calor sigue, esperemos que el otoño venga de nuevo para alegrarnos a las dos.
    ¿Has descansado bien?.

    Ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  18. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR TU HUELLA, QUE TENGAS BONITO COMIENZO DE SEMANA. UN BESO ENORME.

    ResponderEliminar
  19. Que hermosas palabras le dedicas a Septiembre amiga.................es tiempo de renacer y reencontrarse con tu propio yo.
    Un abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
  20. Me gusta tu forma de hablar de septiembre ese mes en el que todavía no hace frio y los calores del verano nos abandonaron, un mes que te invita a pasear, a contemplar sus atardeceres... a seguir viviendo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Besana:

    Gracias Isabel, todos los meses tienen su encanto, pero en septiembre vuelve el otoño, mi estación preferida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Chelo:

    Es un honor que te guste mi forma de describir este mes que da paso al otoño, viniendo de ti que sabes dar el toque poético muy bien.

    Gracias Chelo.

    ResponderEliminar
  23. Querida amiga: Agradezco muchísimo tus cariñosas palabras, tan puntuales, a mi regreso de vacaciones.
    Tu comentario y el de todos los que me vais conociendo, son el mejor estímulo para que siga escribiendo y me sienta arropada.
    Tanto tu entrada de Septiembre, como las fotos que la acompañan, son preciosas.
    Al igual que le he comentado a Charo, siento que las dos compartamos la misma pérdida, tienes razón, las madres no deberían faltar nunca.
    Mi blog lo he abierto para ella y al escribirle, pese a que todavía me cuesta lágrimas, ha sido una buenísima terapia, hoy me siento mucho mejor y voy afrontando su pérdida.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar