lunes, 4 de abril de 2016

Ventana de abril

 
 
Me asomé a la ventana aquella mañana de abril, cuando apenas despuntaba el alba y un sol rojizo pronosticaba un buen día de primavera. Aún había vaho en los cristales y dibujé una flor con los dedos. La hierba vestía de verde y las primeras margaritas asomaban tímidamente entre los tréboles. Me lavé los ojos todavía cegados por el sueño y me sujeté la melena con dos gomas de colores que había comprado al salir de clase, junto con dos barras de regaliz que luego compartiría con mi padre. Le gustaba esa golosina, era y es bueno para los ácidos estomacales y refrescar el aliento, aunque yo creo que lo tomaba para reducir el consumo de tabaco.
El desayuno estaba preparado y olía a café, bueno, eso creía, pero no era café, eran cereales malteados y las típicas galletas tostadas que mi madre sacaba de la lata todas las mañanas, en vano porque nadie las comía. El desayuno era la primera lucha diaria, en mi familia no había forma de desayunar como es debido, craso error, ya lo sé, pero nos levantábamos con el tiempo justo para no perder el autobús, que venía cargado de colegiales, mochila al hombro y con pinta de no tener ninguna gana de volver a oír la campana del patio, de hacer la fila perfectamente alineada y de entrar en silencio, porque no se permitía hablar en voz alta en los pasillos.
Supongo que a muchos todo esto os sonará y para otros estará más que pasado de moda, pero no puedo evitar rememorar escenas de aquellos tiempos, los recuerdos son fotografías grabadas en el corazón y parece que solo nos quedamos con los buenos eliminando los malos.

Las primaveras burgalesas no suelen hacen alarde de buen tiempo, pero su clima ayuda a fomentar aún más el verde de los jardines y parques. Me encantaba el que tenía la casa donde me crié. Había infinidad de plantas; un redondo y cuidado seto de florecillas blancas rodeando cuatro rosales, que por cierto, las rosas parecían de terciopelo cuando brotaban en los primeros días de junio, conservando su aroma hasta la entrada del verano. Los primeros en salir eran los lirios morados, las frondosas peonías de un color rojo intenso y los alegres pensamientos, que dicen que son las flores del recuerdo, también conocidos por "no me olvides".
Contemplar caléndulas, dalias, petunias, gladiolos y sobre todo las lilas, mis preferidas, era para mí una sensación de bienestar que los años no han podido  borrar. Aquello se llamaba libertad, yo lo llamaba libertad. A veces, si cierro los ojos, siento el confortable calor de un sol tibio rodeado de  nubes deshilachadas, el mismo de aquellos días de abril.  A veces, solo cuando sueño.


Siempre estoy recordando... pero es que la madurez llama a la puerta demasiado pronto y sin permiso alguno se presenta dejando atrás una larga estela de vivencias irrepetibles.
Cuando las cicatrices que va dejando la vida han surcado el corazón y ya hay menos brillo en los ojos,ponemos en marcha la memoria y comenzamos a buscar aquel momento que un día nos hizo felices, y es entonces cuando echamos en falta acariciar una simple flor, mordisquear una manzana,recorrer los caminos por donde fuimos aprendiendo de cada olor, cada textura, cada imagen y cada soplo de brisa.



Dicen que soy una soñadora
Sí, pero no soy la única.  
Yo solo quisiera volar  
entrar despacio en los sueños
danzar con espejismos,
dormir en caracolas
pintar arco iris
y beber el rocío de una hoja.
Cepillar unicornios
jugar dentro de una ola
probar el sabor de las estrellas
y ahogarme en lágrimas de hadas.
Beber el infinito,
recolectar sonrisas
y sumergirme en un suspiro,
bajo el reflejo de la luna. 
    

Ventana de abril, con aroma a lilas y sabor a leche malteada.



28 comentarios:

  1. Maravillosa ventana en tus letras. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ventana que llevo grabada para siempre.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Hermosas letras, la primavera nos deslumbra por su hermoso paisajes, y sus colores nos llena el alma, a veces de alegría y otras veces de nostalgia. Cuando nuestra alma nos lleva a revivir la vivencia con nuestro semejantes y nuestro ancestros, estamos dejando que nuestra mente encuentre el camino hacia nuestro Ser interno. Rescatar las vivencias y los recuerdo de nuestro corazón y sacarlas a la luz, es un hermoso acto de generosidad.
    Un abrazo con cariño.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado tu comentario. Recordar es vivir dos veces y de vez en cuando la mente lo necesita.
      Un abrazo Cristina.

      Eliminar
  3. Unas preciosas y entrañables letras.

    A mí me encanta volver al pasado. Mi corazón está lleno de bonitos recuerdos.

    Siempre muy agradable leerte.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya lo sé, en eso somos muy parecidas. Tus sentimientos se perciben en tus escritos y me alegra que tengas recuerdos hermosos.
      Un abrazo Amalia.

      Eliminar
  4. No es malo recordar si ese recuerdo lo peor que nos pueda provocar es la nostalgia. Lo vivido que quite todos los bailes de nuestra existencia. Que sigamos viviendo y recordando mucho, mucho tiempo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una verdad como un templo, a nadie le puede hacer daño recordar, aunque los ojos se nublen cuando miramos atrás y sentimos la ausencia de los que ya no están.
      Gracias por venir y un abrazo.

      Eliminar
  5. Que bien retratas lo que todos hemos hecho en los cristales empañados de nuestras habitaciones.
    Son esos detalles, los que te introduce en ese momento, viviendolo contigo.
    Incluso el aroma de la malta tostada (supliendo el café, en aquellos momentos inesistentes).
    Que bonito rememoras esos momentos, que los hacemos entrañables.
    Por estos detalles gusta tanto leerte.

    Gracias Airblue.

    manolo
    .














    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío por venir a mi sitio. Gracias Manolo porque sé el esfuerzo que haces.
      Cuídate y sigue con tu envidiable buen humor.

      Eliminar
  6. La verdadera belleza de la primavera está en tus letras, hechas de florecillas blancas y lirios morados, con perfume a rosas aterciopeladas. Tu obra es una romántica descripción de aquellas primaveras que regresan a ti, como brisa que trae el pasado y que santifica esos recuerdos que en su momento te hicieron feliz.
    Te he leído y releído, porque es un placer el hacerlo. Un placer primaveral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, me encanta como redactas, he tratado de llegar a tu blog y no he podido. Pero te diré una cosa: me ha gustado la información de tu perfil. ¿ Dices que no eres un buen escritor?, no es cierto, además ingenio no te falta.
      Un placer tu visita.

      Eliminar
  7. Me ha encantado Airblue, y me he sentido muy identificado, porque yo también suelo recordar con frecuencia, y es que como bien dices, la madurez llama demasiado pronto a la puerta. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepe, eres muy amable. Recordar es vivir dos veces, es lo que pienso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me ha encantado tu entrada Airblue, es muy poética, a mi me gusta mucho recordar la infancia en el pueblo donde nací, hay olores, sabores y colores que permanecen muy vivos en mi mente, a pesar de los muchos años que vivo en Barcelona, no hay día que no recuerde mi lugar de nacimiento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a todos nos gusta recordar tiempos pasados y momentos que de alguna manera han marcado nuestra vida. No sabía que vives en Barcelona.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. Perdona, pero el ordenador y yo estamos tan compenetrados que el ponemerme pachucho, se ha puesto el también y tiene al parecer su autonomía.
    ya te contaré mas adelante.

    manolo

    ResponderEliminar
  10. ¡Ah! el Parkinson y el corazón, se complica.
    Ahora tengo solo 42 pulsaciones y tengo que escoger entre tembloresw o calidD DE vIDA, CON UN POCO DE RIESGO

    Manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo comprendo Manolo, te he contestado hace un momento.
      Lo que elijas siempre que sea lo mejor para ti y que te permita vivir tranquilo.
      Un abrazo querido amigo.

      Eliminar
  11. Has abierto una ventana y la primavera nos ha golpeado de lleno. Al final seré masoquista, pero que dulzura de golpe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pondré una venda hecha con flores de aquel bendito jardín.
      Gracias y otro abrazo para ti.

      Eliminar
  12. Querida, cuántos recuerdos me trae tu entrada.
    El desayuno que me daba mi abuela era leche con malta y pan, osea sopas y con ello al cole y nada más.
    Vivíamos en una planta baja con un extenso jardín, árboles frutales, gallinas, patos y conejos. En los años 60 con la emigración, los constructores hicieron el agosto. Nuestra casa tenía goteras por todas partes y no había dinero para reparar el tejado y mi santo abuelo vendió dos parcelas para tener un piso jaula. Así que tu entrada me ha llevado a mi jardín y correrías con mi perro Panchito.
    El Premio que os dejo es para todos, hoy no tengo tiempo de nombrar 15 blogs como antes hacía, por eso os he dejado la libertad de llevárselo o no, como de seguir el protocolo de nombrar a 15 blogs etc
    Te dejo un beso florido de ternura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya lo cuentas en tu libro. qué bien que te haya hecho recordar, a mi me hace bien regresar a tiempos que me hicieron feliz. Cecilia, aunque la vida me ha quitado mucho, también me ha dado otro tanto.
      Gracias por todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Muy bonita entrada Airblue justo en abril y otoño estación que ya me estaba haciendo falta con sus días grises, olor a humedad de lluvia, tierra mojada ufff me siento muy bien. Todo eso me da mas ánimo y muchas ganas de salir a recorrer pero, la verdad es que antes de hacerlo tengo que estudiar rutas, logísticas, consultar precios, etc., y antes que todo eso te paso a visitar, saludar y saber que estas ahí y bien, eso espero querida amiga.
    Un gran abrazo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  14. Estoy bien querido amigo. Antes de irte tienes que cumplir un año más, que no se me olvida y tengo que felicitarte.
    La amistad sincera no tiene distancias.
    Gracias por tu visita, siempre me alegra mucho.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado, la primavera nos hace sacar buenas sensaciones
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Las flores, son más que pétalos coloreados por la acción combinada de la luz y de la clorofila. Una planta tiene vida (aunque muchos lo olvidan) y como todo ser vivo, ella brinda lo mejor de sí misma a quien la sepa tratar con cariño. Y no me sorprende que tus plantitas te obsequien sus mejores flores, porque tus letras cosechan alegrías, sonrisas, romanticismo, optimismo, fuerza y muchos otros valores, en todos los corazones de los que ingresamos a leerte.

    Pd
    https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/1b/87/90/1b87905e7b30aeac653a9c502368f48f.jpg
    Tiene la belleza de la sencillez, se llama “No me olvides” y tiene un aire azul, como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Son preciosas y me las llevo encantada.

      Eliminar