jueves, 30 de junio de 2016

Música y mar





Notas alegres que acompañan el baile de unas juguetonas olas, marcando  perfectamente el compás rítmico del mar.Noches tristes cuando miramos tras el cristal de la gran ciudad y no vemos el reflejo del agua, entonces sentimos la necesidad de salir huyendo para respirar un poco de brisa salada, oír su murmullo y oler el aroma inconfundible del mar, del inmenso y majestuoso mar. 

El mar” es posiblemente la pieza orquestal más importante de Claude Debussy, a la vez que la más representativa del impresionismo musical. En el primer movimiento, “Del alba al mediodía en el mar", pretende describir las mutaciones que se van experimentando a lo largo del día, como si el autor estuviera sumergido dentro de él. En el segundo movimiento, “Juego de las olas”, las aguas despiertan poco a poco, con un murmullo creciente que acabará en un potente rugido. Concluyendo la obra con el “Diálogo entre el viento y el mar”, en donde el océano se torna amenazador y nos declara que es eterno frente a nuestra existencia que, para él, solo representa un instante.






El Holandés Errante o el Holandés Volador (The Flying Dutchman) es un barco fantasma que no puede volver a puerto, condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo. El velero es siempre oteado en la distancia, a veces resplandeciendo con una luz fantasmal. Si otro barco lo saluda, su tripulación tratará de hacer llegar sus mensajes. Wagner la concibió tras un accidentado viaje por el Báltico rumbo a Inglaterra
 y está basada en la leyenda de un capitán que, por una apuesta, había salido de puerto el día de Viernes Santo mal que le pesara a Dios.
Su actitud blasfema es castigada con su muerte y la de toda la tripulación, así como con la desaparición del buque, que reaparece en el cabo de Buena Esperanza, avistándose, siempre que hay tormenta, con su capitán al timón intentando sin éxito gobernar la nave, hasta el día del Juicio Final. Desde que se inicia la representación, la mayor parte de la acción transcurre sobre las aguas del mar, siempre presente a través de las canciones de los marineros, los bailes que evocan el bamboleo en la cubierta, y en el lenguaje de los intérpretes; hasta que en el último acto el barco fantasma es tragado por un enorme remolino, y el espíritu del holandés errante surge de los restos del naufragio, elevándose a lo alto del escenario.

Otras piezas acuáticas aunque no marinas son la
Música Acuática de Haendel y la de Telemann. Haendel compuso su “Música Acuática” para acompañar por el Támesis a Jorge I, sus invitados iban en barcazas descubiertas en las que subieron por el Támesis hasta Chelsea. El monarca iba en su barcaza, acompañado de cincuenta músicos que repitieron la pieza hasta tres veces. Telemann compuso su Wassermusick por encargo de las autoridades de Hamburgo con el fin de celebrar el centenario del Almirantazgo de la ciudad. Telemann pretende describir el agua a través de escenas y personajes mitológicos asociados con dicho elemento.



 


Islas Hébridas

El mar fue siempre fuente de inspiración para Mendelssohn. “Las Hébridas. La Obertura de las Hébridas es una de las grandes obras maestras de Mendelssohn, una obra muy madura y genial teniendo en cuenta la temprana edad de su autor (23 años). Incluso Wagner, que era un reconocidísimo anti mendelssoniano, no puedo dejar de alabar la genialidad de la obra.




Música y mar... algo tienen en común y si no, escuchad cómo las olas crepitan igual que castañuelas, danzan elevando su cresta y cantan al ritmo de un vaivén acompasado.




Feliz verano



 




 

 

martes, 21 de junio de 2016

¿La Vejez existe?




Espera amigo, ¿te sientes viejo?, puede que estés cansado porque los años no pasan en balde, pero has vivido lo suficiente para tener experiencia y todavía puedes valorar los pequeños placeres que la vida presenta, ahora con más calma y mayor libertad. Has logrado salvar obstáculos difíciles, en una carrera donde hay que dosificar las fuerzas y ya ves... estás satisfecho del triunfo, porque seguro que más de un trofeo has ganado.
Las personas como el buen vino mejoramos con los años. ¿Echas de menos la elasticidad?... ya no te hace falta dar volteretas y en cambio sigues teniendo un espíritu joven, hay corazones viejos con veinte años.

Es verdad que se tiene una imagen del viejo negativa en las sociedades occidentales, existe un mito de la "eterna juventud” que creemos que puede ocultar el paso del tiempo. Hoy en día  esta muy de moda la cirugía y los tratamientos de belleza en su uso extremo, son algunas de las formas de tapar el paso del tiempo y cada uno es libre de maquillar su edad de la forma que quiera y pueda, pero los años pasan y creo que lo más importante es  saber llevarlos con dignidad y no perder jamás la capacidad de ilusionarse y las ganas de aprender.

Envejecemos si dejamos de luchar.


miércoles, 15 de junio de 2016

Las ventanas del alma





Cuántas veces me acuerdo... subías las persianas hasta arriba y entrabas en aquel cuarto de estudio lleno de libros, donde leía siempre con música de fondo. Ni me enteraba de la oscuridad, apenas los últimos rayos de sol caían, con encender la pequeña lamparita tenía suficiente. "Cuida tus ojos, cuídalos como si fueran diamantes"-decías.

¡Qué error más tremendo!, entonces era una adolescente con una vista de lince, ni se me ocurría pensar que los años y la imprudencia llegarían a pasarme factura. Y más tarde vinieron tiempos peores. Estudiar con una linterna escondida entre las sábanas las protuberancias, sínfisis, oquedades y demás descripciones de la anatomía humana, era habitual. Así noches y noches en aquella residencia, cuando la imprudente revisora apagaba las luces apretando el botoncito que dejaba la planta a oscuras. Y al día siguiente ¡examen!, otro error tan incomprensible como cruel. Lo que debieron sufrir mis ojos en aquellos años.

Cierto es que el tiempo no pasa en vano y los problemas de la vista, sobre todo la presbicia o vista cansada, terminan apareciendo y son más comunes en las mujeres a partir de los 40 - 45 años. Por genética, factores hereditarios y cambios hormonales el sexo femenino gana la carrera y suele ser el primero en entrar en el campo de la óptica y usar las primeras lentes. Por supuesto estoy hablando en términos generales sin tener en cuenta los múltiples problemas incluso congénitos, como la miopía por ejemplo, en los que ni cuenta el sexo ni la edad.


Dos ojos para toda la vida, una frase que se utiliza para concienciarnos de lo importante que es su cuidado, un tesoro que solo valoramos de verdad cuando lo perdemos o nos vemos mermados, aunque solo sea por un principio de presbicia que ya comienza a esclavizarnos y nos alerta de que nuestra vista va envejeciendo y pronto dependeremos de unas lentes para el resto de nuestra vida. ¡Qué le vamos a hacer!, los años no perdonan y todo, absolutamente todo se gasta y pasa factura.

Los ojos, también llamados las ventanas del alma, además de albergar el sentido de la vista, son una de las principales vías de comunicación del ser humano. A través de la mirada expresamos emociones, pensamientos e intenciones de manera inconsciente que, a veces, incluso contradicen lo que expresamos con palabras. Para manifestar sus pensamientos, el ser humano utiliza los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. A la hora de procesar los pensamientos no utilizamos todos los sentidos al mismo tiempo. Si queremos saber qué sentido se está utilizando o cómo se siente nuestro interlocutor, este queda reflejado en la dirección en la que apuntan sus ojos. Aprender cómo procesa una persona sus pensamientos a través del lenguaje de sus ojos, mejora nuestras habilidades de comunicación y por tanto, nuestras habilidades sociales.

Cuando preguntamos algo a alguien, la dirección donde la persona orienta su mirada al responder nos aporta, explicado de una manera muy simple, la siguiente información:

- Si sus ojos miran hacia arriba, está visualizando la respuesta en forma de imagen.
- Si mueve los ojos en línea recta, a derecha o izquierda, está conectando con sonidos, bien sea creándolos mentalmente o recordando sonidos que ya conoce.
-Y si los ojos miran hacia abajo, la persona estará pensando en cosas emotivas o estableciendo un dialogo interior consigo misma.


Se suele decir que a las personas se las conoce mirándolas a los ojos mientras conversas con ellas. Cuando la persona no te mira de frente, cuando baja su vista o la desvía hacia otra parte, es señal de timidez, incluso de falta de seguridad, pero también puede ser señal de falsedad o poca sinceridad. Los músculos de los ojos son capaces de detectar hasta si una sonrisa es verdadera o fingida.

Afortunadamente en el campo de la Oftalmología se ha avanzado muchísimo. Lentes graduadas mono focales, lentes progresivas, que permiten la visión de cerca, lejos y distancia intermedia, lentes de contacto o lentillas, que se colocan sobre la córnea y que las hay blandas, desechables, como solución a problemas astigmáticos, cosméticas de diferentes colores, rígidas y permeables.





En cirugía oftalmológica la utilización del láser ha sido y sigue siendo el tratamiento más importante y avanzado para la corrección de la Miopía: Desde 0,5 a 10 dioptrías. Hipermetropía: De 0,5 a 5 dioptrías. Astigmatismo: De 0,5 a 5 dioptrías y últimamente ya se corrige la Presbicia sustituyendo el cristalino por una lente progresiva que permite dejar de usar gafas para siempre. En el campo de la medicina quizá sea la oftalmología la especialidad que más ha avanzado.



Pero seguro que muchas veces os habéis preguntado lo que significan términos tan generales como Dioptría, Retina, Cristalino, Córnea, Pupila y Nervio óptico. Y las lesiones más comunes de la vista como Miopía, Hipermetropía, Afaquia, Glaucoma, Astigmatismo, Presbicia y Catarata.

Pues vamos con ello:

Dioptría: Unidad de medida de la lente.

Retina: Película sensible de ojo donde se forman las imágenes de los objetos.

Cristalino:  La lente natural del ojo que está situado detrás del iris, concretamente entre éste y el humor vítreo y que sirve para enfocar objetos que se encuentran a distinta distancia.

Córnea: Lente transparente y elástica que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del ojo y protege el iris y el cristalino.

Pupila: Abertura o diafragma que regula la entrada de la luz en el ojo.

Nervio óptico: Por donde pasan los estímulos nerviosos hasta el cerebro y donde se fusionan las imágenes de cada ojo construyendo la realidad percibida.

Una persona con Miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos.





Un adulto con hipermetropía alta tendrá visión borrosa, especialmente para las cosas cercanas. Si la hipermetropía es baja podrá ver bien de lejos aunque con un esfuerzo constante (gracias a que el cristalino puede aumentar su poder convergente - fenómeno conocido como acomodación).

Afaquia: Carencia de cristalino, desde el nacimiento o por operación de catarata.

Glaucoma: Afección por el aumento de la presión intraocular.

Astigmatismo: Defecto refractivo que provoca que las imágenes se enfoquen sobre la retina de forma distorsionada, afectando a la visión de cerca y de lejos.

Presbicia:  Vista cansada, es una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana.

Catarata: Opacidad total o parcial del cristalino, de su cápsula o de ambos. Puede ser debida a la edad, enfermedad, fuertes miopías, exposición a la luz ultravioleta o simplemente hereditaria.


Tenemos dos hermosos diamantes para toda la vida. Cuidémoslos.



miércoles, 8 de junio de 2016

Jinetes en el cielo



Qué bonitos son los caballos... tienen un porte elegante, son veloces y sobre todo muy dóciles." El caballo, con una belleza única, una fuerza inconmensurable y una gracia sin igual, sigue siendo lo suficientemente humilde como para llevar a un hombre a sus espaldas". Una frase que define  perfectamente lo adaptable que es este animal. 

Mi padre solía decir que el caballo embellece cualquier paisaje, sentía verdadera pasión por ellos y gran parte de su vida disfrutó de su compañía. Practicaba la hípica y obtuvo muchos trofeos, que además de sus pinturas, son el legado más valioso que nos ha dejado.

Cuando era niña me imponía verlos de cerca, me encantaba subir a ese gigante de crines azabache. Se llamaba Mambla y era de color canela, conocido también como Alazán.



Cuando era posible me escapaba al picadero donde entrenaba mi padre,  los pasos al ritmo de trote me causaban la sensación de estar viendo un baile equino de lo más acompasado y lo mejor era acariciar su cabeza, aunque me daba miedo tenerle cerca al final el noble animal conseguía unas palmaditas como premio.
Recuerdo el Concurso Hípico que la primera semana de julio tenía lugar en Burgos, cuántas veces he visto saltar a mi padre con los ojillos de admiración de una niña de siete años y con la mirada de orgullo de una adolescente años después.
Mambla vivió veinte años. No quise nunca saber como fue su final, lo más importante son las cuarenta copas y los muchos trofeos que nos dejó y que guardo con todo mi cariño.

Astorga. 1959


" El mejor jinete es el que después de caer a tierra vuelve a montar "