lunes, 30 de diciembre de 2013

¡¡ ADIOS 2013 !!

 
Y el año nos dice adiós lentamente, como siempre se marcha arrastrando toda una estela de acontecimientos que ha durado doce meses. Para algunos habrá sido difícil, para otros pasará sin pena ni gloria y para los más afortunados habrá estado cargado de buenaventuras. Lo cierto es que hemos llegado hasta aquí, disfrutando o padeciendo, pero hemos tenido la fortuna de vivirlo.
Recuerdo finales de año muy divertidos, la mayoría con mucho frío, jugando a alcanzar los carámbanos que colgaban de los árboles, pisando la nieve que había caído el día treintaiuno mientras la luna correteaba entre las nubes, la lluvia jugaba a la comba en el camino, mi silueta se columpiaba entre arbustos y matorrales, el jadeo inflaba mis sienes al correr entre los charcos, el viento agrietaba mis párpados y mis rodillas se amoldaban en la escarcha. Una forma un tanto poética de despedir el año pero hermosa.

No creo en los milagros, creo en la fuerza de la mente y en la lucha por la supervivencia.
Voy a contaros una historia que algunos ya conocen porque la publiqué en una ocasión y que de nuevo saco del baúl de los recuerdos en estas fechas.  Una historia verdadera y hermosa que marcó los pocos años que tenía entonces. El nombre de su protagonista es ficticio como es lógico. 

Miguel era un joven de diecisiete años que un día haciendo deporte en el colegio, cayó fulminado al suelo. Ingresó en el hospital aquejado de un accidente cerebrovascular grave y fue llevado directamente a la UCI entrando sin remisión en un coma profundo. No sé el tiempo exacto que llevaba en ese estado, cuando yo comencé mis prácticas en Cuidados Intensivos me dijeron que era el veterano más joven de allí y que ya sobrepasaba el año. Intubado y conectado a varias máquinas que mantenían sus constantes vitales, Miguel pasaba los días sin dar ninguna señal de mejoría.  Ausente, con los ojos cerrados, pero vivo, su corazón y su cerebro seguían marcando el ritmo en los monitores. Todos los días me tocaba ocuparme de él, solía pronunciar su nombre varias veces y a ratos le hablaba, estaba segura de que me oía, aunque no obtenía ninguna señal yo sabía que me escuchaba. Está experimentado que en estado de coma el único sentido que prevalece es el del oído, y también el último que se pierde.
  Una mañana como de costumbre y después de tomarle las constantes (temperatura, pulso y tensión arterial) me fijé que el suero se estaba terminando y fui al almacén para buscar uno nuevo. Volví con la botella tarareando  bajito una  canción propia de las fechas, ( la Navidad estaba a la vuelta de la esquina ). Mientras colgaba el suero, miré con tristeza como tantas veces el rostro de aquel joven. De repente una lágrima resbaló por su mejilla, fue una señal que me impactó, quizá la única forma que tuvo Miguel de hacerme entender que escuchaba mi canción y a la vez el primer indicio de esperanza.
Después de las vacaciones navideñas no volví a la UCI, me trasladaron a otro servicio, lo mismo que a Miguel. Me dijeron que había salido del coma y estaba ya en la planta de Neurología y aunque amenazaban inevitables secuelas, estaba consciente mejorando poco a poco.

Nunca dije nada ni comenté el caso, pero si  los milagros existen, Miguel desde luego fue uno de ellos. Me pregunto si habrá recordado alguna vez más aquel villancico, no importa, es algo que ocurrió hace tiempo y que fue importante y muy gratificante para mi en unas Navidades inolvidables.

 
FELIZ AÑO A TODOS

 
 
"Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida del enfermo serán las primeras de mis preocupaciones." Juramento de Hipócrates.
 

viernes, 20 de diciembre de 2013

CURIOSIDADES NAVIDEÑAS



Cuando a alguien como a mí la música le hace estremecer el alma, una canción como "White Christmas" nunca puede faltar en estos días. Una canción que tanto cantada como en versión instrumental me parece fantástica y más cuando suena al piano tocada por las manos de mi hija.

Desde tiempos que se pierden en la neblina del recuerdo, cada año arrastramos una tradición poco menos que ancestral, que hace teñir de blanco y de luces de colores nuestras ciudades y pueblos, cada rincón que dejamos a un lado en nuestro transcurrir cotidiano en esos días, y que pretende entrar por la ventana de nuestro corazón.
La blanca Navidad vuelve a asomarse a la ventana de nuestra vida, nos avisa que es tiempo de hacer una pausa, de preparar una gran mesa rodeada del cariño de nuestra gente, de mirar con ternura al solitario, de ayudar al necesitado, de acompañar al enfermo y por encima de todo la blanca Navidad siempre nos hará recordar nuestra infancia, nuestra maravillosa inocencia, aquella que el fantasma del tiempo nos fue robando poco a poco.
Desde este humilde blog una vez más, mis mejores deseos de FELICIDAD  para todos vosotros y para vuestras familias.

Bendita sea la fecha que une a todo el mundo en una conspiración de amor. (Hamilton Wright Mabi) .
 
Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año (Charles Dickens).

Mejor que todos los regalos debajo del árbol de navidad es la presencia de una familia feliz .
Aunque se pierdan otras cosas a lo largo de los años, mantengamos la Navidad como algo brillante.…. Regresemos a nuestra fe infantil. (Grace Noll Crowell).

La Navidad, la propia palabra llena nuestros corazones de alegría. No importa cuánto temamos las prisas, las listas de regalos navideños y las felicitaciones que nos queden por hacer. Cuando llegue el día de Navidad, nos viene el mismo calor que sentíamos cuando éramos niños, el mismo calor que envuelve nuestro corazón y nuestro hogar. (Joan Winmill Brown).

Ojala pudiésemos meter el espiritu de Navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año (Harlan Miller).
 La Navidad ..... no es un acontecimiento, sino una parte de su hogar que uno lleva siempre en su corazón (Freya Stark).



CURIOSIDADES NAVIDEÑAS

- La tradición de poner el Belén se remonta a 1223 y surgió en una localidad italiana llamada Greccio, en la que San Francisco de Asís en la misa de medianoche había modelado un niño Jesús con sus propias manos y estaba en un pesebre. Durante la misa entre las alabanzas el niño adquirió vida y sonrió a San Francisco, se produjo un milagro delante de todos. Fue más tarde en 1986 cuando el Papa Juan Pablo II a petición de las asociaciones belenistas de todo el mundo, proclamó a San Francisco de Asís patrón universal del Belenismo.

- Se cree que el primer árbol de navidad decorado apareció en Alemania a principios del siglo XVII. En 1605 un árbol fue decorado para ambientar el frío de la navidad, y esta costumbre se difundió rápidamente por todo el mundo.

- El árbol de navidad llegó a Findlandia en el 1800, desde donde se extendió hasta los demás países nórdicos.

- En Suecia el árbol se mantiene decorado y con sus luces hasta 20 días después de navidad.-

- El roscón de reyes con figurita de la suerte incluida, se fabrica desde la Edad Media.

- El primer sorteo de la Lotería de Navidad se celebró en Cádiz, en el 1812.

- El día de Navidad fue reconocido oficialmente en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se
proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Cristo.

- La costumbre de los cotillones de Nochevieja empezaron a organizarse en los restaurantes franceses a principios del siglo XX.

- La costumbre de tomar 12 uvas con las campanadas de Nochevieja para entrar en el año nuevo es una costumbre reciente, que nació en el primer tercio del siglo XX.





jueves, 5 de diciembre de 2013

REFLEXIONES EN LA LLUVIA



'myspace



El paraguas, un complemento que no suele faltar y digo suele porque para algunos termina por ser un objeto incómodo. A veces viene bien que la lluvia te moje la cara, que empape los cabellos y deje la huella de sus gotas por todos los rincones del cuerpo.
Después, es un placer cobijarse bajo un techo y mirar a través de los cristales acompañada de algo caliente, en mi caso sería una taza de café. Su aroma inunda mis meditaciones en los ratos de ocio, pensamientos que alguna vez han llegado a inquietarme sencillamente porque no encuentro explicación alguna y desde luego siempre es mejor debatirlos en solitario para evitar polémicas, porque por encima de todo las creencias hay que respetarlas.

Me dijeron que hay un Alma, que es inmaterial e invisible. Según tradiciones religiosas y filosóficas, el Alma sería el componente espiritual de los seres humanos. Dicen que su espiritualidad puede ser demostrada y no voy a entrar en indagaciones, se sabe que el concepto se remonta desde las culturas más antiguas.

Pero si pudiéramos fotografiar el Alma, ¿ Cómo sería ?. Dicen que los ojos son el espejo de ella y quizá sea verdad, poéticamente la mirada junto con la sonrisa son su único lenguaje.
En mis sueños azules puedo permitirme jugar con la imaginación, llegar a renacer, expandirme más allá de las limitaciones, romper barreras, soltar bloqueos, liberar energía, respirar, abrir el corazón, sentir y sensibilizarme, percibir y ser consciente, tranquilizar mi mente y dejar el pasado, olvidar el futuro y vivir el presente, solo para descubrir el magnífico AQUÍ y AHORA.
En mis sueños veo que el Alma es el claro reflejo de nuestro estado de ánimo. Cuando se nubla el espíritu, el Alma también se oscurece y se apaga. Si las palabras son amargas, el Alma no puede disimular ni fingir su enojo. Cuando el corazón está angustiado y la mente demasiado agobiada, seguro que las lágrimas asomarán en ella. Sin embargo cuando la alegría y la felicidad nos acompaña, el Alma encuentra la paz más absoluta.

Y sigo reflexionando ....

¿Cómo será el Alma?... Sería fantástico poder pintarla. Dibujar el boceto de una imagen vestida de blanco, con una palidez casi luminosa, con silueta de mujer, porque no sé, pero la veo como una gran dama de largos cabellos, tez delicada y pies descalzos, que flota ligera en el aire y juega a elevarse por encima de las nubes. Alguna vez confieso que lo he intentado, pero mi inspiración nunca es suficiente y su perfil termina por borrarse y se esfuma de mi pensamiento . Y es que el Alma nunca podrá mostrarse y si las teorías son ciertas tiene ya un sitio elegido, su escondite está en nuestro interior, refugiada entre el sentimiento y la conciencia.
Hay una frase de Bécquer que me encanta:

"El Alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada".


Son reflexiones propias de un día lluvioso, pensamientos que van más allá de la realidad  que nunca tienen respuesta y que he querido recordar basadas en un relato que escribí hace tiempo.




Este blog ha cumplido el pasado 19 de noviembre siete años. Gracias a todos los que con vuestros comentarios lo habéis hecho posible.


martes, 26 de noviembre de 2013

ANATOMÍA DE LA RISA

Image du Blog chezmanima.centerblog.net

La risa libera endorfinas y qué son las endorfinas, pues un neurotransmisor cerebral y qué son los neurotransmisores, pues sustancias químicas que conducen los mensajes a distintas zonas de todo el sistema nervioso, entre ellas al cerebro, los nervios y la médula espinal.

La endorfina es el calmante natural que produce nuestro organismo que se libera a través de la medula espinal y del torrente sanguíneo. Cuanto más endorfinas liberemos, más bienestar y mejor nos encontraremos. Tener pensamientos positivos, reír y escuchar música son formas sencillas de aumentar endorfinas.

¿Ya has sonreído hoy?, aunque solo haya sido una mueca, un pequeño gesto que denote ternura, merece la pena. ¡Qué poco me gusta la gente seca! (expresión castellana por excelencia). Hay quien no es propicio a sonreír, parece que si no hay motivo cuesta un montón estirar la comisura de los labios. Se dice que si llevas una sonrisa tendrás amigos y si llevas el ceño fruncido tendrás arrugas.
.
  
Me gusta la gente abierta, que tiende su mano y te da un amistoso abrazo aunque haya pasado un siglo. Es una de las muchas y agradables formas de sonreír aunque a veces la situación no sea muy propicia, el esfuerzo tiene gran mérito.
Una sonrisa llana, franca, honesta y de buen gusto es un gesto universal que no requiere idiomas.

Por eso y porque la vida no es fácil para nadie hay que intentarlo y pese a todo no olvidemos sonreír en lugar de quedarnos inmersos en una nube de soledad, ni en vientos de desesperanza. 
Baila con tus flaquezas y hazle una mueca a la luna para que estrellas mágicas caigan y te den la bienvenida.

 
La vida tiene momentos duros, pero en total perfección con la leyes naturales. Es mejor verlo así.
Después del dolor : La alegría.
Después del llanto: La sonrisa.
Después del desamor: El cariño..


Así que amigo, sonríe hasta que el sol aparezca y brille con ganas en tu vida.


sonríe sin miedo,, porque la risa te brinda alegría.

Ríe con el alma entera, porque la risa te dará vida.

Ríe con todos, pues una risa en grupo fortalece más.

Ríe cuando estés solo, te sentirás acompañado.

Ríe y no llores, que eso duele más .

Ríe para sentirte bien.

Pero nunca te rías de los demás.

SONRÍE .... como los niños.

Image du Blog chezmanima.centerblog.net


 

Una sonrisa y una flor.

sábado, 16 de noviembre de 2013

MADRID EN OTOÑO



Ahora y aunque ya estemos a mediados lo que impera es escribir sobre noviembre, un mes que lleva colgado el cartel de duelo, de crisantemos y cipreses que se alzan al cielo  envolviendo la voz potente de D. Juan Tenorio.

Hace mucho tiempo que no entraba en el llamado pulmón verde de Madrid, uno de los parques más emblemáticos por los que todos los visitantes pasan y en cambio, los que llevamos no sé ya los años viviendo en esta ciudad y aún teniéndolo muy cerca, nos olvidamos de pasear por sus jardines, de acercarnos a sus fuentes y de respirar algo de frescura entre árboles y prados. Noviembre me ha invitado a visitarlo.
Casi me he sentido extraña cuando esta mañana con una temperatura inusual de veinte grados, me he decidido a entrar con la cámara, cojeando  a ratos por un desgarro que tengo en el menisco, en el  famoso Parque del Retiro madrileño. A pesar de los numerosos puestos de  vendedores ambulantes cubriendo el suelo, de las bicicletas esquivando a los paseantes y los patinadores haciendo toda la clase de piruetas, sigue siendo el mismo de siempre y vestido con traje de otoño aún estaba más elegante.

 
 

 
 
 
 
 
  
Precioso el estanque y el pabellón de Cristal, la Rosaleda y las fuentes rodeadas de petunias,  todo pintado de un tono dorado que la luz solar hacía resaltar de una manera exagerada. He disfrutado con los patos, los cisnes y las ardillas como cuando era niña.

El irremediable paso del tiempo solo nos permite detener el reloj en nuestra imaginación, convirtiendo vivencias en recuerdos. Hoy he vuelto a mis años de estudiante cuando diariamente pasaba a primera hora de la mañana rodeando el Retiro. Las puertas aún no estaban abiertas al público, en aquel tiempo a partir de las ocho de la tarde se cerraban y tan solo cuatro  farolas quedaban encendidas,  eran  normas impuestas por el Ayuntamiento que se mantuvieron unos cuantos años.





Noviembre sigue invitando a reflexionar. En las noches frescas de otoño , suelo sentarme en mi sillón acurrucada y envuelta en una confortable manta y me relaja o más bien me libera escribir lo que me dictan los sentimientos. Reminiscencias de una jovenzuela recién llegada a Madrid, llena de dudas e ilusiones, de noches en vela estudiando anatomía y esperando la carta de mis padres o el paquete que enviaba mi madre con el abrigo para el invierno que se acercaba.
En las noches de noviembre y cuando el cielo está despejado, me gusta mirar las estrellas,  porque Madrid tiene estrellas, aunque haya que buscarlas entre edificios y torres. Todas se asoman, unas vestidas de bruma y otras de brillante satén.





Tiene que ser maravilloso verlas de cerca, no puedo imaginar un cielo sin estrellas. Desde arriba lucen sus galas y gozan del privilegio de tener su propia música. La noche abre el piano y comienza la sinfonía del otoño, al fin y al cabo cuentan con la ayuda de grandes como Frédéric Chopin o Ludwig Van Beethoven.
Y en cuanto a colores, en noviembre el cielo también se llena de amarillos, naranjas y rojos embriagadores. Velázquez, Murillo y otros genios de la pintura se encargan de ello,  cuentan también con  los mejores y más grandes artistas, otros en cambio más humildes y casi desconocidos, como mi padre, también estarán colaborando con su paleta dando pinceladas a las estrellas, en ese estudio majestuoso que es el firmamento.

 

Seguimos asomados a la ventana del otoño, estación generosa en nieblas, donde todavía quedan algunas flores silvestres, que cada mañana recogen el pálido fulgor de la última estrella. Árboles desnudos y campos lacios en los que apenas aparece la yerba, recibiendo apacible el beso de la luna.

Dicen que es un mes melancólico, que ya no hay magia en la naturaleza, la música de los ríos amaina, los pájaros pliegan sus plumas y en los valles solo queda el reflejo de un cielo de piedra. A pesar de todo siempre hay belleza. Feliz noviembre amigos.


 

jueves, 31 de octubre de 2013

BENDITA SENSIBILIDAD



La indiferencia es el peor enemigo de la sensibilidad, sin embargo tener un carácter demasiado sensible tiene tanto ventajas como inconvenientes, aunque a veces pesen más los segundos. Ser hipersensible implica tener que aprender a equilibrar y no dejar que la ternura emocional domine tu vida. En el mundo materialista lo espiritual no tiene cabida, no se entiende ni convence y además es triste que a uno le tilden de egocéntrico, incluso de egoísta por tener unas debilidades que son emocionalmente normales pero que a veces necesitan un mínimo de atención.. Mis problemas son solo míos, estoy de acuerdo hasta cierto punto, aunque nuestras preocupaciones no deben repercutir en nuestro entorno, es humano buscar un oído que escuche y unas palabras que alienten,  Las personas importan y mucho, preocupa en excesivo la enfermedad, la miseria y el sufrimiento, que muchas veces nos lo llevamos cargado a la espalda y en mi caso por ejemplo, resulta raro que a pesar de los años no logre acostumbrarme, el tiempo no ha endurecido mi alma, las cosas me siguen afectando como el primer día que conocí de cerca el dolor.

Un Blog no es un diario, al menos no debería serlo. Es un oasis en el espacio virtual donde unos leen y otros escriben lo que quieren o les apetece, quizá porque sienten una libertad extraña que en determinados momentos concuerda con su estado de ánimo, donde como dice bien una amiga, se pueden escapar los sentimientos, pero también donde es más fácil  que aflore tu sensibilidad, demostrar que el cerebro rige perfectamente, que asimila y controla, porque a veces uno teme estar perdiendo el juicio.
Y si fuera así no me importaría nada, hay locos maravillosos que dejan corta la cordura.

 

Bendita sensibilidad
Que me permite conectar con mi propia realidad; disfrutar de las simples cosas cotidianas, descubrir que el sol, la luna, el amanecer, el ocaso y todo el firmamento es bello y en parte me pertenece.
Hermosa sensibilidad
Que me hace sentir feliz, valorar y amar los regalos que me brinda la naturaleza, la lluvia, la brisa, el rocío, las flores, las aves y en ese entorno amarme y amar a los que me rodean. Mansa emoción que no me permite odiar ni maldecir, que me deja jugar, asombrarme y reír como una niña traviesa, inocente y feliz, que me introduce en un mundo sin rencores, sin discriminaciones, ni envidias y por encima de todo ser menos insensible al dolor. Dulce locura mía que me hace robar las amapolas de una primavera imaginaria para llevarlas a un otoño real. Que me permite querer y recibir cariño de un modo muy peculiar.

Ser sensible es un rasgo. Ser "altamente sensible" es algo que eres, no es algo que tienes.​ No es un trastorno, ni es una patología.

Siendo así, no me importa ser sensible. Me gusta recordar tiempos felices, llorar por la gente desaparecida, por unos ojos que me preguntan ¿me voy a curar?, emocionarme con la música y me duele ver ese piano mudo desde hace tiempo.


martes, 22 de octubre de 2013

SU NOMBRE: GOL

 
 



Amo a los animales y por lo tanto les debo respeto, son seres maravillosos que nos dan ejemplo; no entiendo la crueldad del ser humano ante estos seres, pues ellos nunca vulneran nuestros espacios, a diferencia del hombre que siempre esta buscando la manera de hacerles daño; quisiera tener poderes para poderlos salvar del peor DEPREDADOR, el hombre.
La cacería de animales por el puro placer “deportivo” es antinatural, debido a que en la naturaleza no se sabe de ninguna criatura que mate a otro ser vivo sólo por “diversión”. Los animales salvajes casi siempre matan dentro de la llamada cadena alimenticia. En ese sentido, el instinto de cacería del “cazador-deportivo” es poco natural e inhumano. Si en nuestro país se produjera una reducción en la cacería, sería posible que, eventualmente, más animales se atreverían a mostrarse– desde una distancia- ante las personas. Habría que convencer al cazador que “dispare” con una cámara: Es igualmente deportivo, excitante y una verdadera manera de honrar y respetar la libertad.

  GOL era nuestro perro de caza. Nunca entendí esta afición de mi padre. Cada vez que llegaba a casa con alguna presa, que casi siempre eran perdices y algún que otro conejo, no sabría definir el dolor y la rabia que sentía. Nunca comprendí este mal llamado deporte cuando era el primero que defendía, quería y cuidaba a los animales. Con su precioso caballo llamado Mambla, mi padre practicaba otra afición, la Hípica. Durante años participó en numerosos concursos, ganó muchos trofeos, entre ellos más de treinta copas de diferentes tamaños que conservamos con orgullo.

GOL se perdió una vez que salió a cazar, estuvo tres días deambulando sin comer ni beber,
 
pero siguiendo la pista llegó a casa cansado y famélico después de haber recorrido unos cinco kilómetros. Mi padre lo inmortalizó en este óleo. El marco es de madera trabajada por él.




“La grandeza de una nación se mide por el trato que da a sus animales”. (Mahatma Ghandi)


jueves, 10 de octubre de 2013

FRÍAS de BURGOS

 


 
Burgos es una ciudad donde la temperatura es bastante fresca, los inviernos son duros, sin embargo ahora en otoño puedes encontrar mañanas soleadas en las que apetece dar una vuelta por el medievo, visitando lugares  con calles estrechas y empinadas y por encima de todo llenas de historia.
FRÍAS es la ciudad más bonita y pequeña de España y por tanto con la menor población. Antigua capital del Valle de Tobalina, cuánta historia oculta, más que Troya, cruce de caminos incluso del Camino de Santiago, de aspecto medieval, con castillo y puente romano.
FRÍAS marco de cuento, de ensoñación, que tiene mucho de milagro en piedra, con su fisonomía de buque varado en mitad de un valle, de pecio encallado entre trigales a orillitas del Ebro.

 Nadie escapa al embrujo de una de las localidades más hermosas de España. Con el pincel, la paleta y el objetivo, decenas de artistas de diferentes puntos del país, seducidos por el atractivo de la villa, acuden cada año puntuales al reclamo de Frías. Tanto pintores como aficionados a la fotografía se han dejado atrapar por su imán, y aunque parezca mentira, han proyectado una imagen diferente, descubierto un rincón, un punto de vista, una nueva mirada que revela su inmensa riqueza. Merece la pena pasear por sus calles, entre casas colgadas y de paso degustar sus productos típicos.

Visita Frías y harás unas preciosas fotografías.

Mi padre pintó este cuadro de Frías en memoria de mi hermano. Un detalle importante son las sombras de las tejas en la balconada.

lunes, 30 de septiembre de 2013

MI OTOÑO

Image du Blog chezmanima.centerblog.net

Se dice que la caída de la hoja produce una sensación de melancolía y que los días al acortarse  no ayudan mucho a levantar el ánimo. Se habla de hojas muertas que forman al compás del aire remolinos de tristeza. Unos lamentan los días grises y la lluvia tras los cristales. A otros les cuesta guardar en el armario la ropa fresca y volver a la de abrigo, cambiar sandalias por botas y tirantes por pañuelos. Son secuelas de un verano que ya es pasado.

Hablar del otoño es repetir siempre lo mismo, tonos dorados, ocres y luces de ámbar. Prefiero hablar de "mi otoño" del que sin permiso de la naturaleza me he apropiado.
Siento que las hojas nunca mueren, desnudan los árboles para que el ciclo de la vida continúe dejando  hueco a los nuevos brotes. Siento que la lluvia otoñal refresca sentimientos, reúne amistades y los momentos que saben a "puro otoño", uno de ellos es el atardecer, están para saborearlos con una buena taza de café.
Percibo olor a castañas, sabores que vuelven como el membrillo, su árbol, el membrillero, de tamaño mediano y curioso por sus tres ramas trenzadas, daba su fruto en septiembre perfumando nuestro jardín.



 Es tiempo de subir al desván, de revolver cajones y buscar flores secas para meterlas entre las páginas de los libros, es tiempo de largas veladas y de íntimas confidencias.
Una recuerda su niñez cuando paseaba con zapatos abotinados por escenarios amarillos; con los pies arremolinaba los restos de ramas húmedas, imaginaba figuras que el viento dibujaba en el suelo y escribía palabras con las hojas caídas. Más de un resbalón me ha costado caminar por el hayedo del Paseo de la Quinta de Burgos ... Pero mis años jóvenes se esfumaron como pompas de jabón al aire, que quise retener entre mis manos y se desintegraban en segundos.  Aquellos otoños nunca desaparecieron, quedaron suspendidos en el recuerdo y como las hojas, reviven cada año.



Cuando llega esta época por la que siento una especial predilección, es inevitable recordar algo que alguna vez ya he comentado. La historia de un muchacho de catorce años que muchas tardes de octubre, en los campos de Castilla, esperaba la ocasión de admirar la pintura de un gran artista. El hombre de mediana edad vestido con ropa oscura no faltaba a la cita nunca. Llegaba siempre al atardecer, colocaba una pequeña silla junto a su viejo caballete y comenzaba a dar vida y color al precioso panorama otoñal que tenía a la vista.
El muchacho pasaba horas aprendiendo el manejo de los pinceles, la mezcla de los colores y admirando como un humilde lienzo se convertía en un maravilloso paisaje. Así poco a poco fue fomentando su pasión por la pintura. Nunca llegó a saber su nombre hasta que cierto día en un conocido museo reconoció aquellos cuadros.

El  pintor era Marceliano Santamaría. 1866 - 1952.  El muchacho adolescente de ojos azules, era mi padre.


sábado, 21 de septiembre de 2013

MENS SANA IN CORPORE SANO




Hace tiempo que tenía pensado escribir esta entrada, con la intención de hacer un comentario sobre el importante y a la vez delicado tema de la salud, sin ánimo de ofender a nadie y menos a los que de alguna manera intentan lograr una sanación o mejorar su calidad de vida y siendo consciente de que muchas personas son partidarias de la información médica alegando la importancia  que para ellas tiene una buena profilaxis.

Es normal que nos preocupemos por la salud, lo que no es normal es llegar a situaciones como la que expongo a continuación.

  - Doctor, creo que tengo un tumor cerebral. - Ah! y cómo lo sabe? - Porque tengo fuertes dolores de cabeza y todos lo síntomas que han dicho en un programa de televisión.

Éste es uno de los muchos pacientes que diariamente llegan a la consulta de Atención Primaria  totalmente convencido de padecer algo muy grave. Por desgracia estos casos se están convirtiendo en un problema habitual, dando lugar a que cada vez aumente más el número de hipocondríacos. Es normal cuidar de nuestra salud: Comer sano, practicar deporte, realizar alguna actividad oriental (Yoga, Tai Chi…), meditar, ir al masajista de vez en cuando, estar en contacto con la Naturaleza ... pero cuando aparece la preocupación y la obsesión por la salud, cuando surgen los miedos infundados, en definitiva, la hipocondría, es cuando algo va realmente mal, pero en nuestro estado emocional.

Convertir un medio de difusión como es la radio o un programa de televisión en una consulta, no me parece acertado,  no resuelve nada escuchar los problemas de los demás cuando todos sabemos que cada paciente es un caso. Cada día hay más personas que confunden términos y que se apropian de la sintomatología de otros llegando a meterse en un círculo vicioso, que deriva a que muchas de las enfermedades que tenemos las originemos nosotros mismos somatizándolas en nuestro cuerpo. La somatización es un proceso por el que una afección psíquica se transforma en orgánica. Las somatizaciones tienden a cronificarse, lo que a menudo genera un abuso o dependencia a determinados fármacos, como sedantes o analgésicos, agravándose así el problema.

No es el primer facultativo que oigo lamentarse. El bombardeo informativo, el mayor nivel cultural y la preocupación exagerada por el cuerpo, resultan factores estimulantes de la actitud hipocondríaca. Todos estos factores, junto con la idea social de que las enfermedades conllevan dolor físico y aislamiento, favorece la aparición de la hipocondría y por desgracia la hipocondría conduce a la depresión porque está demostrado que no se consigue un diagnóstico que mitigue los miedos.


 
 
A todo esto hay que añadir a los llamados "cibercondríacos" que han adquirido el hábito de conseguir por internet toda la información sobre enfermedades, lo que causa nuevos temores y preocupaciones. Los hipocondríacos, siempre ávidos de obtener información acerca de males y dolencias, tienen en internet una nueva herramienta para encontrar una justificación a los síntomas que creen padecer, según la opinión de especialistas.

Personalmente no creo que la información en internet genere nuevos hipocondríacos, lo que ocurre es que los que padecen hipocondría previa, consiguen información sobre nuevas enfermedades y puede que desarrollen nuevos miedos  dando lugar además a un montón de confusiones. Pienso que es mucho mejor para las personas legas en temas de medicina preguntar a su médico cualquier duda que afecte a la salud del cuerpo, en lugar de buscarlo por sus propios medios.

Hay algo que no acabo de asimilar y es que la TV se convierta en una clase de medicina. No es la primera vez que veo a un doctor con pizarra y puntero explicando paso a paso síntomas, evolución y etiología o causas de una dolencia. Los programas televisivos de salud y medicina tienen la misión de ser un medio de educación social que favorece el fomento y protección de la salud, y contribuyen a una mejor comprensión de la enfermedad y sus alternativas de tratamiento. Sin embargo, es responsabilidad de los médicos que estos programas cumplan con sus fines educativos, que siendo periodísticamente atractivos no se transformen en mero espectáculo, y que jamás se ofenda en ellos la dignidad de algún paciente o de sus familiares.




Reitero que es una opinión personal.

El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado de ánimo mientras la naturaleza le va curando. Voltaire

viernes, 6 de septiembre de 2013

MAÑANAS DE SEPTIEMBRE




Quédate, tan sólo un momento.
Quédate, y déjame mirarte.
Ha pasado mucho tiempo, apenas te reconocía,
ahí, en la puerta.
Quédate conmigo un momento.
Tan sólo quiero hablar contigo.
Hemos recorrido medio mundo
para encontrarnos de nuevo.

Una mañana de septiembre.
Bailamos hasta que la noche se convirtió en un nuevo día.
Dos amantes interpretando escenas de amor
de alguna obra romántica.
Las mañanas de septiembre
todavía pueden hacer que me sienta así.

Mira lo que has hecho.
¿Por qué has crecido?
Todavía puedo oirte llorar,
en una esquina de tu habitación.
Y mira lo lejos que hemos llegado.
Tan lejos del lugar del que veníamos.
Pero no tanto como para olvidar
como era todo antes.

Una mañana de septiembre.
Bailamos hasta que la noche se convirtió en un nuevo día.
Dos amantes interpretando escenas de amor
de alguna obra romántica.
Las mañanas de septiembre
todavía pueden hacer que me sienta así.





La letra es de Neil Diamond. Cuántas canciones se han dedicado a septiembre,  el mes que llega avisando que el final del verano se acerca. 


Todos los meses tienen su encanto. Septiembre huele a frescura, sabe a uva madura y tiene color de atardeceres rojizos, de espigas doradas. Reminiscencias de mar y arena, de montañas y campos, dan paso a aromas de hogar y vida familiar más recogida.
Un paseo por sus mañanas cuando todavía el sol calienta, aunque el viento tienda a girar y comience el  aviso del próximo cambio de estación,  nos permite disfrutar de lo poco que queda del verano. Un estudiante  repasa los últimos temas acelerado, el anciano fiel a su banco, lee el periódico mientras  tiemblan las páginas a la vez que sus manos, una pelota rueda hasta chocar con el puesto de los helados y alguien a quien adoro, pasea con orgullo un precioso cachorro.
 
Mañanas de Septiembre, un acorde de nubes suspende en el cielo, todo el azul del viejo estío presenta su belleza ante el fuego otoñal que va a nacer. Y más tarde, cuando el sol va cayendo, este cielo se torna gris y el suelo se vuelve rojo, y todo se convierte en un hermoso lienzo  pintado entre las hojas enredadas y el reflejo de la luna.
Septiembre, amigos, renueva la vida de los poetas y aligera la soledad del amante que en la distancia revive su desierto escuchando el nombre de su amada, mientras sentado en la bahía el viento golpea las rocas.
 
Dicen que en este mes ya no huele a flores y no es verdad, aún mustias pueden dar aroma a los setos y nos recuerdan que una vez más el ciclo se ha cumplido, cuando al morir caen de sus ramas y la propia Naturaleza las recoge para luego resucitarlas.
 
Es  una forma poética de ver septiembre, mi propia forma. Cambiar de mes y a la vez de estación me sugiere que es tiempo de renacer, de reencontrarse con tu propio yo y dejar que los sentidos se agudicen para ver más allá y disfrutar de todo lo que la nueva etapa nos va a ofrecer.
 






Mañanas de septiembre, gotas de brisa que apagan lentamente el fuego del verano.