miércoles, 21 de septiembre de 2011

FELIZ OTOÑO



A las puertas del otoño, estación que me encanta y lo he dicho siempre, un ligero aire de nostalgia viene a mí como ya es habitual. Los finales de verano solo el tiempo y el paso de los años los hace distintos. Nosotros seguimos nuestro trazado camino avanzando poco a poco en el tiempo, los días van pasando a la misma velocidad, aunque a nosotros nos parezca que cada vez son más cortos, el reloj no para de marcar las horas.


Me gusta escribir de noche, el silencio y la tranquilidad me invitan a hacerlo y mientras escribo mi vista me lleva sin querer a la pared que tengo enfrente y ahí está, el dueño y señor del tiempo, colgado sin dejar de balancear su péndulo.

Me hipnotiza, casi me marea si sigo observándole y luego esa frase: "Tempus fugit", me da escalofríos, siempre me ha parecido una frase tétrica y siempre está escrita en el mismo lugar, en lo alto del copete.



Padezco de ansiedad generalizada y los cambios de estación no favorecen nada mi estado de ánimo, me cuesta mucho pensar en positivo sobre todo cuando tengo que soportar mis somatizaciones, pero lo intento ... lo intento, lo sigo intentando, a veces es más fuerte que yo, la mente se vuelve mi enemiga y os aseguro que es de los peores enemigos que conozco.
Cuando llega esta época del año necesito pisar las hojas que caen de los árboles, volver a quitarme los zapatos como cuando era niña y formar una alfombra dorada con ellas. El tener menos horas de sol antes me producía tristeza, ahora no me importa que las noches sean más largas, así tengo más tiempo de disfrutar de ellas. Además me he fijado que la luna está muy despejada - en Madrid también tenemos una bonita luna- la pobre por fin se ha liberado del calor y tiene que sentirse feliz, libre de agobios y hasta parece que danza entre el manto de la noche y el murmullo del agua. Yo la he visto bailar sobre el mar, o al menos me lo ha parecido.

Este blog se abrió por primera vez el 19 de Noviembre del 2006, va a hacer cinco años. Acababa de perder a mi madre enferma de Alzheimer y con ayuda de una amiga me inicié en el ciberespacio.
He buscado un escrito que me parece adecuado para una noche de despedida de verano llena de recuerdos. Una noche en la que me vienen a la memoria infinidad de vivencias muy importantes para mi. Espero que os guste.


"La noche era cálida en la Nave de los Sueños mientras surcaba con una estela de color los cielos del planeta. Desde el infinito, las amarillas luces del cielo iluminaban todo. No había estrellas fugaces, no había deseos que cazar al verlas correr por la bóveda celeste.

Pero de la quietud de la noche sonó una ligera nota musical que rompió su calma.

Después de este tímido sonido, vino otro y otro… y así como las gotas del comienzo de una lluvia, sonó toda una melodía. Parecía que todo estaba dormido, pero la LUNA se despertó en la anaranjada noche urbana para, por un momento, posarse en el marco del firmamento y escuchar aquella música suave.

La LUNA, era especialmente hermosa esa noche. Como una cicatriz blanca en el cielo se elevaba saludando a todo el que deseaba contemplarla, amaneciendo en nocturnidad sobre los mortales durmientes. Sonriendo a todo el que dejó el mundo de los sueños, para poder soñar despierto al son de una dulce melodía.

La LUNA danza esbelta entre velos de nubes. Y la música que baila ralentiza el ritmo de la noche".

Feliz entrada de otoño.



14 comentarios:

  1. Maravillosa poesía en prosa.
    TE HACE AÑORAR, DESEAR ESE CAMBIO

    Lo que no comprendo es esa ansiedad, cuando lo tienes todo. una familia, que por lo que se adivina te adora, un blog donde das de ti toda esa vivencia que expresas y tu corte de admiradores bloguistas, entre los que me encuentro.

    Cordiales saludso

    ResponderEliminar
  2. Hola Air, la Luna, esa Luna que encandila, que enamora, portadora de sueños y de recuerdos...
    Bellos versos le dedicas.
    Me imagino que el día de hoy te trae muchos recuerdos dado el día que es.
    Por cierto mi padre murió en el 2006 también.
    El Otoño no me gusta tanto como a tí, y el invierno mucho menos. Los encuentro más bien tristes. Prefiero la explosión de la primavera y el verano que me permite salir de mi misma.
    Te deseo un feliz Otoño con todo cariño y cuidate.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que a mi tambien me gusta el otoño e incluso el invierno pues aqui es muy suave.
    Precioso lo que has escrito, eres toda delicadeza, sensibilidad y armonia...¿pero de que me extraño?, como si no te conociera Air.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Manolo:

    No comprendes mi ansiedad ¿verdad?, ni tú ni nadie, pero me ha tocado. Dicen que la ausencia de problemas te hace buscarlos, no es ese mi caso. No me puedo quejar porque tengo más de lo que necesito, pero ... siempre hay un pero... no creas que mi vida ha sido fácil, supongo que como la de tanta gente, desde muy jovencita me ha dado duro y además a veces la sensibilidad tiene un precio. Cuando me dan las crisis lo paso fatal.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  5. Katy:

    Si, el día de hoy no ha sido muy bueno, la vida te da y también te quita, pero hay que seguir. Ya sé que eres muy veraniega, a mi me cuesta sacar la ropa de abrigo, no creas, pero todas las estaciones tienen su encanto. El otoño está lleno de buenos recuerdos para mi.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gata:

    ¿Me conoces?, ¿tú crees?, ah claro, en foto porque aún estoy esperando darte un abrazo.
    El otoño de Madrid es precioso.

    Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  7. Aquí el Otoño, muy tímidamente, se empieza a asomar, cuando esté del todo aquí, comenzaré yo a sentirme mustio, hasta que me acostumbre, luego, si sobrevivo, estaré tan agusto, por eso siempre hay que sobrevivir y dar tiempo al tiempo...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  8. Genín:

    ¿Mustio?, no me lo creo, estás rodeado de naturaleza, aquello debe ser precioso cuando cambien los colores.
    Un beso azul para que te animes.

    ResponderEliminar
  9. Mar1925/9/11

    Air entiendo que los cambios de estación pueden afectar con mas intensidad a algunas personas. Se agudiza el nerviosismo,falta de concentración incluso demotivación por cosas que antes nos interesaban.
    A veces esta angustia se desata por alguna situación "externa" que no podemos controlar y acaba desatando esta ansiedad desbordante. Los acontecimientos y las emociones no nos afectan siempre por igual.
    En algunas ocasiones puede haber algo que desencadene los síntomas. La vida es complicada, es el precio que pagamos por estar en este mundo.
    Es muy IMPORTANTE tomarnos cada día un ratito para nosotros haciendo lo que nos llena y nos gusta, pasear, leer,el ordenador o simplemente pensar.
    Aprender a separar lo importante de lo que no lo es tanto, y no dar excesiva relevancia a lo que no la tiene nos puede ayudar.

    Air, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola querida amiga aquí me tienes nuevamente, revisando me encuentro con ésta entrada y claro que en muchas ocasiones he pensado en el tiempo como pasa, tan raudo y que no da tregua, pero siempre busco la forma de salir, olvidar, continuar y encontrar, devorar con mi vista todo, pero todo rincón de ésta ciudad, incluso hace muy poco he ido a visitar a gentes que de alguna manera he tenido alguna relación de amistad, vecinos de antaño, etc. y la verdad es que me ha servido para detener ese tiempo que pasa tan ràpido, no se si me hago entender amiga, al igual que tu haces un repaso de cuando abriste éste blog.
    Bueno, al menos se que estás ahí y eso me conforma. Un gran abrazo Airblue.

    ResponderEliminar
  11. Mar:
    Tus palabras me han venido muy bien. Es tal y como lo describes, situaciones incontrolables externas que nos hacen vivir momentos difíciles y el cambio de estación lo favorece. Todos tenemos problemas, pero hay quien los sabe llevar y dar la justa importancia y hay otros, como yo, que los magnificamos y hasta dramatizamos. Me conoces y sabes que cualquier cosa me preocupa, no llevo una temporada muy buena, salgo, viajo, trato de distraerme, pero me vuelven las crisis y los problemas de los mios me afectan demasiado.

    Un abrazo amiga. Siempre sé que estás ahí.

    ResponderEliminar
  12. Antonio:

    No dejes de visitarme, ya sé que te cuesta retomar el blog y que tienes otras actividades que te llenan más, pero a mi me gusta escribir y que gente buena como tú venga a este rincón de sueños azules.
    Te entiendo perfectamente, visitas a tus amigos y a tus conocidos y asi recuerdas viejos tiempos, es una buena forma de detener el paso del tiempo, volviendo al pasado. ¡Mira, no se me había ocurrido!

    Aqui estoy, Martín, para lo que quieras. De nuevo los nervios me están jugando una mala pasada. Ya creo que forman parte de mí.

    Besos para Amanda y para ti.

    ResponderEliminar
  13. A mi me gusta el otoño. Es mi estación preferida, como comenté en uno de mis primeros posts.
    Es un tiempo relajante, al que se llega con las pilas cargadas del verano.
    Es un tiempo de hogar, de encuentros, de amigos,de familia, actividades, proyectos... Es una època de colores y sabores.

    Estamos todos de vuelta dispuestos al encuentro, al encanto de las pequeñas cosas cotidianas, la lectura, las audiciones musicales ...

    Ánimo querida Airblue, tus amigos te queremos y también los que tienes más próximos. Que los afectos te conforten. Recibe un cálido y amistoso abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Querida amiga:tus palabras son auténticas y en más de una cosa me siento identificada,espresas lo que sientes y esto no siempre se entiende.....si sufres de ansiedad y te apetece contarlo porque no hacerlo.Yo,en una de mis entradas con el título de gracias a la vida tambien comenté algo con mucho tacto porque no soy de dramas pero lo dije.Si te apetece puedes visitar eta entrada.

    Un gran abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar