domingo, 16 de marzo de 2014

DE NUEVO PEONÍAS


Don invierno se va.

Se aleja, se marcha lento y cabizbajo como siempre, dejando atrás aguas embravecidas, vientos y nubes espesas que con sus formas decoraron los cielos hasta  los días  más gélidos.

Se aleja con su abrigo raído y su manto blanco, dejando los campos y llanuras dispuestos a estrenar el color  esmeralda y a cubrir las madrugadas con gotas tempraneras de rocío. Pronto el astro rey se encargará de vestirlos de mieses y doradas espigas. Desde mi ventana puedo ver los primeros almendros, frágiles, pero con un color rosado que alegra la vista.
El invierno ha cumplido su ciclo y se marcha dando los últimos coletazos. Ello me permite una vez más abrir el armario de los recuerdos; alguien me dice que viva el presente, siempre me lo repiten una y otra vez, pero soy libre de llevar mi pensamiento a donde mi imaginación y mis sueños lo necesiten. No es fácil disfrutar de un panorama lleno de luz y de colorido en las grandes ciudades, lo es más cuando te rodeas de un espacio tuyo, íntimo y puedes contemplar las acuarelas que se han derramado en  el jardín, las plantas que lo adornan y el aroma de una gran variedad de flores.
Los primeros en brotar eran siempre los lirios azules, crecían pegados a la valla y junto con las peonías eran mis preferidos. Hay lirios de otros colores, pero estos eran los llamados del  valle,   nacen libres por los campos y tienen un color azul-morado precioso. Después el narciso, una flor solitaria de un amarillo  intenso que brotaba a finales de marzo.

 






 Las peonías del jardín florecían en mayo y los rosales trepaban en junio cada año más alto hasta cubrir la fachada. Las lilas en abril y las amapolas tejían una alfombra de rubíes sobre la hierba fresca.
 










Preciosas las lilas que mi madre ponía en un jarrón encima de la mesa. Su olor inconfundible me alegra el alma cuando paso por algún quiosco que tiene el buen gusto de venderlas.


 
El General Invierno se acercó y saludando me dijo: "me voy, aquí ya no soy más que un recuerdo".

Se va el invierno. Ninguna nube triste, ni la huida de un pájaro estremecerá el ardiente resplandor azulado. Y el universo seguirá en calma, los árboles a la orilla soñolienta del agua y el aire desbordando infinidad de luces que después la noche convertirá en estrellas..
He vivido primaveras, ¿cuántas? no importa, las he vivido y espero seguir viviéndolas.
 


Vuela el invierno y echo de menos una vez más mi guitarra, las escaleras cuajadas de macetas y el leve aroma a lavanda.

Dijo el poeta Gerardo Diego: "Habrá un silencio verde"




17 comentarios:

  1. El armario de los recuerdos tiene vestidos alegres y vestidos grises (a mi el gris me gusta) chales de luz y pañuelos de lagrimas, pero no podemos tirar a la basura los recuerdos tristes porque nos quedaríamos medio vacíos.
    Tus escaleras, tu guitarra y tus flores son un cuento que mantiene hasta los aromas, no se deben cerrar sus tapas.
    El invierno se va y el sol llega con alegría, dentro de unos días, no demasiados, añoraré el invierno, tendré que esperar al otoño acurrucada en una sombra imaginando que es la del rosal trepador de tu casa.
    Un abrazo dama del azul.

    ResponderEliminar
  2. Oh que belleza. Cuantas flores y hasta aquí me llega el perfume de la inminente primavera. Tu post alegra los sentidos, porque lo que entra por los ojos alegra el corazón.
    Bss y genial semana

    ResponderEliminar
  3. No me gusta el invierno, así es que estoy contenta de que se vaya alejando aunque sea poco a poco.

    ResponderEliminar
  4. No me gusta el invierno, así es que estoy contenta de que se vaya alejando aunque sea poco a poco.

    ResponderEliminar
  5. Nuestras entradas hablan de los recuerdos, que casualidad, o quizá no le sea tanto porque ¿Que haríamos sin nuestros recuerdos?
    Espero que estrenemos muchas Primaveras y que sigamos sonriendo cuan el protagonista de nuestras entradas coincida :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces hay situaciones que obligatoriamente nos hace hacer comparaciones con nuestros recuerdos como por ejemplo las estaciones del año, siempre hay algo marcado que nos hace recordar algún episodio …si, hay que vivir el presente, pero nuestros recuerdos nos acompañarán de por vida.
    Ya se está notando más frescas las mañanas y al atardecer bajando sus temperaturas y sintiéndome muy bien, mucho ánimo para hacer cosas en mi depa y en mi trabajo matutino. Cómo haz estado amiga lejana …espero que mejor. Me dices si haz recibido mis correos. Un abrazo!~~

    ResponderEliminar
  7. Querida Airblue
    ¡Que casualidad! Nuestros posts se llenan de flores, de primavera, de color...
    El sábado he ido de excursión al sur de la provincia para visitar dos pazos y ver las camelias en flor.
    Este invierno ha sido muy duro porque hemos tenido tres meses seguidos de temporales de lluvia, viento y oleaje.¡Estabamos ya todos grises y mustios!
    Los lirios azules que crecen espontáneos en el campo, sorprendiéndote cuando menos lo esperas, también me gustan mucho a mi.
    En fin, las flores, silvestres o cultivadas, son un regalo para la vista y doy gracias a Dios por poder contemplar tanta belleza.
    Un abrazo muy fuerte y cariñoso.

    ResponderEliminar
  8. Y bien ido.
    ¡Vaya Inviernito que nos ha tocado vivir!

    Me maravilla como escribes.
    Es Pura Poesía esos Pensamientos que nos reflejas en tu escrito.

    Y me gusta Recordar y a la vez vivir el presente.

    Actualmente escojo como flor preferida El Lirio.

    Un Saludo, manolo

    ResponderEliminar
  9. Hola Airblue me encanta la primavera, tu entrada es magnifica, un derroche de color.
    Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  10. He disfrutado un montón en tu hermoso jardín.
    Me encantan las flores y todo lo que sea verde. No me importaría quedarme a impregnarme del aroma que desprenden en un atardecer de primavera.
    Feliz fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Bello jardín de letras, que nos has mostrado.
    Que se vaya ya el invierno. Si que se vaya.
    Gracias por tu visita y comentario a mi blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. que ganas tenia que se fuera el invierno. que friooo en zaragoza

    ResponderEliminar
  13. Siempre me han gustado las flores ¡hasta me daba pena cortar las rosas para hacer un ramo!
    Pero yo recuerdo, como si fuese Mayo, un ramo de lilas que siempre me traía con un abrazo.
    En este clima, va todo muy retrasado, pero tu poema hará que brote una primavera más bonita, lo has bordado.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Tu abrazo y las lilas, me acaban de alegrar el día.
    Gracias por tan delicado regalo.
    Te dejo un fuerte abrazo que sale del corazón sensible y agradecido.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  15. FELIZ PRIMAVERA A TODOS.

    Yo suelo enviar abrazos azules y a ellos añado flores de todos los colores.

    Gracias porque sin vuestros comentarios este blog estaría muy solo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Airblue.
    No he visto tus publicaciones hasta hace un momento, al pasar para leerte veo que me he perdido algunas y aqui estoy repasando.
    Me encantas esas preciosas imágenes y letras que nos regalas.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  17. Ambar

    Gracias por tu comentario que no había visto hasta hoy.

    Todas las estaciones son bonitas, siempre tenemos guardado en la memoria vivencias que cuando vuelven, es imposible no recordar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar