sábado, 29 de octubre de 2016

LlUVIA

 

Por fin hemos tenido unos días de lluvia en todo el país, después de meses sin caer una mísera gota de agua. Ya hacía falta. Los paraguas estaban pidiendo a gritos salir de su rincón y en los armarios la ropa de abrigo comienza a ocupar su habitual espacio. Los días de lluvia marcan un ritmo diferente de vida y nos hacen pasar por momentos bastante incómodos en cuanto a tráfico se refiere y especiales al caminar entre charcos y esquivando gente que lleva el paraguas a la altura de las setas. No entiendo el revuelo que se forma cuando caen cuatro gotas, el agua es vida, la lluvia es vida.


La lluvia es el llanto del cielo, sus gotas llevan consigo una sana mezcla de melancolía y nostalgia. A qué huele la lluvia?, pues a ese inconfundible aroma que lo generan las propias plantas, las bacterias que están arraigadas en la tierra y en el suelo. Y a qué sabe la lluvia?, a madera mojada, a hojas secas, a lágrimas de árbol.
Sin embargo atendiendo a los factores climatológicos, se puede afirmar que la lluvia y la falta de luz tienen efectos negativos en el estado de ánimo. En los países o zonas demasiado lluviosas, el número de depresiones aumenta considerablemente en relación a otros en los que predomina el sol. Pero por otra parte, físicamente el agua nos aporta salud ya que es beneficiosa para la piel como para las vías respiratorias.
A mal tiempo, buena cara!. Así que cuando llueva, coge tus botas y chubasquero y sal a pasear, un día de lluvia es el mejor hidratante que hay y además es gratis.
 
Hay muchas formas de lluvia, sí, varias, la lluvia de estrellas, las Perseidas o "lágrimas de S. Lorenzo". La lluvia de corazones, para que nunca dejemos de decir te quiero. Lluvia de abrazos, que recorren el mundo llenando vacíos, regalando sueños. Lluvia de sonrisas, que cambian los días grises por un sinfín de luces de colores. Lluvia de deseos, llena de gotas de suerte. Lluvia de aplausos, para los que triunfan en el gran teatro de la vida.
Y lluvia de bendiciones, para todos vosotros.
 

 
 

 



 

28 comentarios:

  1. Yo te mandó una lluvia de anises azules, que al verlos te dirán, "qué hermosa entrada ha hecho usted, señorita" y luego te invitarán a pasear con ellos en un barquito de papel, con una banda de jazz amenizando, especial para ti llevada de New Orleans. EL barco, para que no se te mojen tus tacones rojos de la foto.
    BUen fin de semana, Qué estés llena de cariño y preciosa compañía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recojo esa lluvia de anises azules, me gusta más que la otra y la guardo para acordarme de ti, Sara, de tu amabilidad y cariño.
      Buena semana, que empieza un nuevo mes.

      Eliminar
  2. Desde hoy miraré la lluvia con otros ojos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y luego cuando escampa, fíjate qué sol más brillante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Tienes una preciosa cabecera y la entrada también, no te digo más que me has puesto al lado de la lluvia que no me gusta nada de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si he conseguido que te guste un poco me conformo, es incómoda pero necesaria.

      Eliminar
  4. Sabes que la lluvia es amiga mía y cada vez que baja salgo a pasear con ella, tu le has rendido homenaje y es que sin lluvia la vida es árida. He disfrutado un montón mientras te leía, eres una poeta que domina la prosa. Abrazos de momento sin paraguas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vuelve a llover según mi información, a mediados de semana saca el paraguas, pasea y te tomas un café a mi salud y... a la tuya.
      Abrazos a montones.

      Eliminar
  5. Hemos coincidido con la lluvia yo tambien hago en mi blog mención de ella.
    El repicar de la lluvia sobre el cristal es relajante su sonido nos envuelve, es maravilloso pasear bajo la lluvia sintiéndola caer sobre el paraguas....

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que tiene muchos adictos, pero a mi me gusta, quizá sea por los buenos recuerdos y aquel impermeable azul que tenía de niña.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es cierto todo lo que dices, yo perdono el cielo obscuro siempre que llueva, de lo contrario me deprimo y me pongo muy cascarrabias, pero con la lluvia disfruto mucho y si es con tormenta, rayos y truenos mejor que mejor... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tormentas también me gustan y con buen aparato eléctrico. Creo, Genio, que ya no llueve como antes o es que en la ciudad las gotas son más pequeñas, je,je.
      Raindrops keep falling on my head, si hasta la canción es bonita.
      Abrazos como siempre.

      Eliminar
  7. Los días de lluvia tienen un encanto muy especial.

    Como tu escrito tan bonito.

    Un abrazo grande. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amalia, tú sí eres un encanto.
      Un abrazo de fin de octubre.

      Eliminar
  8. Si, necesitábamos esa tan deseada LLUVIA.

    Siempre me ha gstado sentir esas gotas.

    Te envio un chaparrón dee abrazos.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no abro el paraguas para que me caigan todos encima y no se escape ninguno.
      Gracias Manolo, estás mejor?, parece que sí.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. La lluvia es necesaria lo sé, pero prefiero el sol ..

    Gracias por pasar por mi blog y comentar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sol da luz, calor y mucha alegría, pero las dos opciones dan vida.
      Gracias a ti también.

      Eliminar
  10. Hermosa y bella entrada! Así es la lluvia suele ser fastidiosa pero a veces limpia el ambiente de malas energía. Y un hermoso Arco Iris aparece en el cielo, que siempre no suele fascinar con sus bellos colores. Airblue, te quedo genial!!!
    Feliz Domingo. Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arco iris es el regalo que nos deja la lluvia, los he llegado a ver triples y es una maravilla.
      Un abrazo Cristina y gracias por venir.

      Eliminar
  11. Lluvia de bendiciones para ti también.

    Abrazos con olor a tierra mojada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y que esa lluvia siga cayendo.

      Eliminar
  12. ¡Bendita agua que sacia los campos sedientos!
    En todo el verano no había caído en Castilla ni una sola gota de agua, es más, esperábamos la de Septiembre por aquello de volver a probar los níscalos y las setas y nos hemos quedado con las ganas.
    ¡Menos mal que estos días ha llovido un poquito!
    Hoy ha hecho fenomenal, estuve en el pueblo y hemos podido comer al aire libre, más parecía un día de primavera que de otoño.
    Agradezco esa lluvia de estrellas, de abrazos y de cariños. También agradezco tus palabras de condolencia.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, llevamos un otoño primaveral que no es normal, pero cuando a mi me duele la rodilla es que va a cambiar el tiempo y no falla.
      Habrá setas?, en casa las estamos esperando.
      Una lluvia de ánimos para ti.

      Eliminar
  13. ¡Cuántas cosas trae la lluvia!
    Ese llanto del cielo, como bien dices, nos ofrece un montón de cosas:
    humedad necesaria para las plantas sedientas, para que florezcan las setas, aromas de otoño con los olores inconfundibles cuando paseas por el campo, incómodos atascos, melancolía, alegría de cantar bajo la lluvia...
    Para despedirme tomo un pedacito del último párrafo.
    Te dejo una lluvia de besos, de sonrisas y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu precioso comentario. Todo eso trae la lluvia y añado el recuerdo de una niña con chubasquero azul de la mano de su padre, paseando entre caballos.
      Muchas gracias.

      Eliminar
  14. ¡Y lluvia de felicitaciones por tan buena entrada Airblue!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, lluvia llena de salud, para ti.

    ResponderEliminar