jueves, 20 de abril de 2017

No es poesía, es locura.




Me llaman loca...

Porque cuento las estrellas
en los charcos,
porque planto amapolas 
en la nieve,
porque en primavera
tiño de ocre las hojas,
porque por las calles
bailo al ritmo de bastones,
de ángeles con manos temblorosas
de santos con pies inestables.

Me llaman loca...

Porque brinco con los niños
en el parque,
jugando a ser mariposa
saltando entre los árboles,
volando entre nubes de azúcar
anís,  miel y jarabe.
Porque grito con los jóvenes
en las plazas
escribiendo en mi pancarta
"El amor es lo que importa,
lo de más son ilusiones."

  Me llaman loca...

Porque el dolor es hermoso
cuando une a los hombres,
porque tengo la certeza
de ser amiga de la muerte,
y sonrío a la miseria
llevo ropa con jirones,
y brindo con quien bebe
una copa de razones.


Me llaman loca...

No me importa,
riego amapolas en la nieve,
navego en un mar de perlas,
vendo caramelos de risas
de nata y fresa corazones.

Me llaman loca...

Mis ojos son zafiros,
mis lágrimas de nácar
mis labios suspiros que
del alma blanca brotan.
¿Alguno de vosotros
se apunta a esta locura?.
Tal vez tú me comprendas
tal vez como yo sientas
lo poco que importa la cordura.

Me llaman loca...




El mundo ha conocido locos tan hermosos... De hecho, todos los grandes hombres han sido un poco locos, locos ante los ojos de la masa. Su locura residía en que no eran desgraciados, no sufrían de ansiedad, no temían a la muerte, no se preocupaban de trivialidades. Vivían cada momento con totalidad e intensidad y a causa de ello su vida se convirtió en una flor, estaban llenos de fragancia, amor, risa y hasta salud. Pero esto no lo comprende la gente, no pueden aceptar la idea de que hayas conseguido algo que ellos no lograron. Intentarán por todos los medios convertirte en un cuerdo. Su condena no es más que un esfuerzo por hacerte infeliz, por destruir tu danza, por arrebatarte tu alegría, para tenerte en su rebaño.
Uno tiene que armarse de valor y si los demás dicen que estás loco, disfruta de la idea y diles, "tenéis razón; en este mundo solo la gente cuerda puede ser feliz. Yo he elegido la locura con alegría, felicidad y danza; vosotros habéis elegido la cordura con infelicidad, angustia y preocupación. Nuestros caminos son diferentes. Sed cuerdos y felices; dejadme sola con mi locura y no os preocupéis, yo no me siento dolida. Tanta gente cuerda en el mundo y yo no me siento diferente, ni siquiera ofendida".
Bendita y hermosa locura sufrida en silencio.

23 comentarios:

  1. Me gustan los susurros de tu boca,
    la fragancia que me llega y me toca.
    Me pongo a aplaudir como una foca,
    tras saltar y avanzar de oca en oca.
    ¿quién dijo que la artista estaba loca?
    Dichosa locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosa locura que te inhibe de la realidad cuando es dura.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Qué agradable locura. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos en el fondo tenemos algo de locos y de niños.

      Eliminar
  3. Me gustan las personas locas, las elijo frente a las cuerdas, la locura es santa y risueña y permite hilvanar versos hasta prometer locura sana. Una entrada de premio, un poema encantador y una reflexión formidable. Mis abrazos sencillos pero cariñosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrada es
      tá dedicada a los pacientes del centro S.Juan de Dios y a los que hacen posible que en su mundo sean felices.
      He preferido no ponerlo, pero a ti sí que te lo digo por razones que ya conoces.
      Un abrazo loco,loco.

      Eliminar
  4. Todos deberíamos contar con ese punto de locura que nos permita no agobiarnos con los cambios imprevistos y disfrutar al máximo de la vida, con sus cosas buenas y mala. Es un placer venir por tu espacio y encontrar letras llenas de amor y ternura, envueltas en tintes de locura. Un lindo y hermoso poema. Felicitaciones por tu inspiración.
    Abrazo con el corazón. Namasté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Namasté Cristina, no perdamos nunca las cosas y momentos que nos vuelven como ellos. Son como niños con un interior lleno de fantasías.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Pienso seguir por el mundo con mi locura hasta el ultimo dia, no me ha ido mal, soy razonablemente feliz así... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me uno a ti, este mundo no acaba de gustarme, no encaja conmigo y tú lo sabes.
      Salud Genio.

      Eliminar
  6. Se necesita mucho valor para estar loco, en este mundo de "cuerdos". Espero que tu locura sea mucho muy contagiosa y que nunca se te ocurra pasarte a la legión de los cuerdos. No podría imaginarte allí.
    Te abrazo con admiración y cariño, niña de alma extraordinaria. Es muy emocionante leer esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara, siempre tan amable. El mundo de los cuerdos es a veces demasiado cruel, los que les llamann locos tienen una facilidad envidiable de vivir sus fantasías y sueños, son felices a su manera y no hacen daño a nadie.
      Me duele que den lástima solo por querer alcanzar una estrella y vestirla de azul.
      Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  7. Que esa locura se contagie al mundo entero. Precioso Airblue. Un fuerte abrazo y buen fin de Semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que al menos una vez en la vida podamos sentir como ellos.
      Gracias Pepe, feliz semana.

      Eliminar
  8. Veras Airblue, yo loca loca, lo que se dice loca como que no. No es por nada, simplemente porque mis hijos me mirarían un poco raro. Pero lo que si esta claro que de cuerdo, lo que se dice cuerdo no me queda nada, afortunadamente. ¿feliz? bueno, en ello estoy, a ver si lo consigo con ayuda de ese puntito de locura tan necesario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que tu cordura está llena de buenos sentimientos y seguro que serías un loco con un buen humor envidiable.
      Sigo sin saber nada de Manolo y no pienso darme por vencida, pudiera estar en una residencia pero en cual?
      Un abrazol

      Eliminar
  9. Me apunto en esa locura, claro. Por estas tierras del sur del mundo a esa clase de loco lo llamamos "loco lindo".
    Al planeta le hace falta mucha más gente así.
    Saludos desde aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con los locos lindos da gusto estar, los otros viven una realidad llena de problemas. Si los locos no piensan, son mucho más felices.
      Gracias y otro saludo.

      Eliminar
  10. Hermosa locura. Así el mundo iría nejor.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, he tenido la oportunidad de conocer los y muchos están más cuerdos que nosotros, al menos su mundo es rico y disfrutan con un globo en las manos.
      Es duro tratarlos pero muy gratificante.
      Un abrazo Amalia.

      Eliminar
  11. Perdona. Quise decir mejor.

    ResponderEliminar
  12. Una preciosa entrada donde la locura es la reina de la felicidad.
    En el mundo en que vivimos, el que siente y piensa como tú, seguro que lo llaman loco, pero no se dan cuenta que sus sentimientos ,su modo de vida, el disfrutar del entorno y sonreir al mundo, es algo que no se valora y en ello hay amor, un amor que te libera de todo mal, te hace sentir feliz y solidario con los demás.
    Apúntame a tu grupo, si somos muchos, aún podemos erradicar el mal.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  13. Ya estás apuntada, hace tiempo que sé quién es capaz de encontrar la felicidad con sólo mirar unas lilas y escribir sus sentimientos al cielo.
    Gracias Kasioles.

    ResponderEliminar