domingo, 2 de marzo de 2008

VUELO SOBRE HIELO













C-212-EE88 en Groenlandia


Es poco conocido el vuelo del australiano Sir Hubert Wilkins en 1928 por los cielos de la Antártida, que supuso su primer paso en la larga y a menudo arriesgada historia de la aviación polar.

Setenta y cuatro años después de este primer vuelo de Wilkins, la compañía australiana Skytraders fue elegida por la División Antártica Australiana para suministrar dos aviones que trasladarían personal y carga entre sus estaciones científicas polares. Así se dio por terminada la dependencia de la escasa frecuencia de barcos, que daba lugar a prolongados retrasos y costes en la investigación científica.



Sir Hubert Wilkins

Se seleccionó el C- 212-400 de EADS CASA por su excelente relación carga y robustez además de su capacidad para aterrizar en pistas pequeñas. Se adquirieron dos aviones designados por el fabricante C-212-EE88 que se bautizaron con los nombres Ginger y Gadget, por los dos perros que tiraban del trineo del explorador de la Antártida Sir Douglas Mawson. Ambos tienen una velocidad de crucero de 165 nudos (306 km/h), una amplia rampa trasera de carga y plazas para quince pasajeros. Tuvieron que obtener el certificado de Tipo otorgado por la Autoridad Australiana de Seguridad en Aviación Civil.


Sir Douglas Mawson


Después de su entrega en la factoría de Sevilla, en abril del 2004, el primero de los dos aviones voló a Winnipeg, Canadá, donde se convirtió en el primer avión C-212 equipado con esquíes para la nieve. Se desarrolló un sistema de esquí-rueda mediante unos cilindros hidráulicos que suben y bajan los esquíes en torno a las ruedas. Las pruebas y actuaciones para la certificación australiana se llevaron a cabo durante agosto de 2004 en Raven, en la helada superficie de Groenlandia. Con los esquíes instalados, el C-212-EE88 experimenta una reducción de 13 km/h en su velocidad de crucero, y la máxima se ve restringida hasta 180 nudos (333 km/h).





C-212-EE88 en Groenlandia


El segundo C-212-EE88 fue trasladado en barco hasta Australia desde España en agosto de 2004 para someterse a las modificaciones de los esquíes en Sydney.
La temporada de vuelos a la Antártida suele empezar a principios de octubre, cuando amainan las tremendas tormentas del invierno austral.

Cabina del C-212-400


La primavera es la mejor época para volar ya que los frentes de bajas presiones generan fuertes vientos de cola. Para su primera temporada en la Antártida, los aviones no estuvieron listos hasta diciembre, cuando el tiempo es menos apto para estos vuelos. Durante el verano austral, los frentes tormentosos se desplazan hacia el sur y tienden a juntarse. Una combinación de vientos de morro en ruta o de mal tiempo en Casey impedían volar directamente a través del Océano Austral hasta allí. Hasta que el 29 de diciembre las condiciones fueron favorables para volar hasta Durmont D' Urville, una estación en la Antártica situada al Sur de Hobart.
Con un cielo despejado, el segundo C-2121-400 (con matrícula VH-VHB) despegó de Hobart a las 9:30 hora local y el primero (matriculado VH-VHA) le siguió dos horas más tarde. La tripulación iba protegida con trajes de tres capas de inmersión en frío durante todo el vuelo y una lancha salvavidas con doble piso y aislamiento. También llevaban un GPS junto a equipo de supervivencia (tiendas, sacos de dormir, hornillos y comida) suficiente para resistir más de diez días.


A unas cien millas de la costa se distinguía con claridad en el horizonte la elevación del arco de la capa de hielo polar y fragmentos de mar helado. Al filo de la medianoche el sol brillaba intensamente en el cielo austral. El banco de estratos se rompía cerca de la costa revelando innumerables icebergs blancos que flotaban esparcidos al azar por la negrura del Océano. Después de más de diez horas de vuelo, los vuelos directos desde Australia a la Antártica aterrizaban con sus esquíes en la pista de 800 m. de Durmont D' Urville. Para evitar que los esquíes se atascaran en la nieve, el avión se detuvo durante treinte segundos antes de llegar a la posición de estacionamientom esperando a que se enfriaran suficientemente los esquíes. Debido al mal tiempo no hubo posibilidad de continuar vuelo hasta Casey y hubo que posponer la salida hasta la tarde siguiente.
El escenario era espectacular: el sol de medianoche cubriendo la base y los icebergs emergiendo de una neblina de un rosa pálido.

Como seguía el mal tiempo en Casey, pasaron la mañana explorando y disfrutando con las travesuras de miles de pingüinos Adelia. El vuelo de cinco horas de duración hasta Casey les dió la primera impresión de la magnitud y belleza de la Antártida. Líneas de grietas que se extendían durante millas rompiendo la uniformidad de la interminable capa de hielo, mientras acantilados enormes cerca de la costa se desplomaban en el Océano a medida que los glaciares culminaban su lento avance.
Una alegre comitiva aguardaba al avión en Casey. Las 40 personas que se ocupan de la estación en verano estaban de celebración.
La pista había sido preparada. Los aviones se estacionaron hacia los vientos del Sur, sujetos a tres barras de metal al fondo de zanjas de un metro de profundidad hechas con sierras en el hielo.


C-212-EE88 en la Antártida
Los dos aviones C-212-400 se estacionaron bien separados para evitar que se enterraran con la nieve acumulada en las alas, y todas las tomas y respiraderos bien cubiertos con cintas para que no entrara la nieve en ellos.


Los dos C-212-EE88 estacionados en la pista helada.
Los nombres de muchos accidentes geográficos de la región se los debemos a los pilotos AUSTER y BEAVER que los descubrieron en sus viajes a finales de los años cincuenta. Mirando allá abajo al terreno agrietado y disperso desde una moderna cabina de dos plazas, es admirable pensar que estos pioneros habían sobrevolado estas mismas zonas hace tantos años.



GINGER y GADGET han vuelto a la Antártida en octubre del 2005 para continuar con su valioso trabajo de apoyo a los programas científico de la División Antártica Australiana y operando con seguridad y eficacia en uno de los entornos más difíciles para la Aviación de este planeta.



34 comentarios:

  1. Interesante entrada en la que he aprendido algo nuevo, un abrazo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Airblue, No soy muy entendida y desconocia todo esto, desde luego un buen trabajo como siempre.

    Cuando tengas un ratito pasate a mi blog te he dejado un regalo.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que barbaro,cuanto sabes de aviones!!...yo no tengo ni idea,pero me ha gustado mucho la entrada.Que verdad es esa de "nunca te acostarás sin saber una cosa mas".
    Besos gordos

    ResponderEliminar
  4. Air, lo primero de todo que espero que est�s super fuerte de nuevo.

    Y desde luego respecto a la entrada, que si qudedaba alguna duda sobre tu pasi�n por el mundo del Aire, ha quedado disipada.

    UN BESO

    ResponderEliminar
  5. Espero que te encuentres mejor de salud y manifestarte que es bueno aprender más sobre estos temas, más aún que tan cercana tenemos la Antartida con nuestras Bases Naval, Militar, Aérea, Pdte. Frei, Refugios Cooper Mine, Yankee Bay, Spring,Yelcho, Pdte.Gonzalez Videla, Guesalaga y Teniente L.Carvajal, algunas con más de 60 años de antiguedad.

    Un beso Air.

    ResponderEliminar
  6. Ay! Como he disfrutado leyendote !
    Ya sabes que comparto tu afición.
    Por cierto antes de que se me olvide hay tres fotos que no salen.Las de los tios y otra, al principio. Te lo digo para que veas haber que pasa.
    Que buenos son los avioncitos de CASA, que precisamente por su tamaño y necesitar muy poca pista, tienen un mercado muy grande, teniendo hasta listas de espera para entregar pedidos...!Y se hacen en Sevilla!
    Se ve que ya andas mejor, de lo que me alegro tanto!
    Un beso, y salud, Genín

    ResponderEliminar
  7. Este mundo de la aviación en la Antartida, es totalmente desconocido para mi...Me parece muy interesante conocer esto,me descubres algo muy nuevo. ¡Gracias por informarnos!

    Estos mundos polares deben de ser para no olvidar por quienes los visitan, ¡tan grandiosos y tan bellos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Air, como alegra ver que los ánimos
    estan regresando.
    "Espectacular"las fotos y el texto.
    Tengo leyendo muy atento a quien tú ya sabes, es que todo lo relacionado con este Tema le llama.
    Gracias a la audacia y valentia de estos pilotos se cartografiron zonas de muy dificil acceso.

    Sobre lo que dice Genin que no ve las tres primeras fotos, yo sí las veo perfectamente.

    Un abrazo Mar

    ResponderEliminar
  9. caballero zp: Tengo un buen maestro demasiado apasionado por la aviación y ya sabes..... todo se pega. Sus libros seguro que los conoces.
    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  10. Aguabella: Gracias por tu comentario, son temas que pueden ser desconocidos para muchos, pero creo que siempre pueden resultar interesantes.

    Un beso exclusivo para ti. Y gracias también por el premio.

    ResponderEliminar
  11. Gata:
    A la fuerza he tenido que aprender. Vivo de, en, por y con el Aire. Algun día te lo explicaré.

    Otro beso gordo.

    ResponderEliminar
  12. Pizarr:
    Estoy mejor, cuesta tomar la vida como viene y tú lo sabes muy ben. Escribir es siempre una buena terapia.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  13. Tork:

    En Chile hay una buena flota de aviones nuestros. C-212, CN-235 y C101. Algunos CN-235 de la Fuerza Aérea Chilena han pasado por alguna de las bases que mencionas.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  14. Tork:

    En Chile hay una buena flota de aviones nuestros. C-212, CN-235 y C101. Algunos CN-235 de la Fuerza Aérea Chilena han pasado por alguna de las bases que mencionas.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  15. Genín:
    No sé qué pasó con las fotos, creo que ya está arreglado.

    Y tienes razón, el Aviocar es pequeñito pero uno de los mejores aviones que ha fabricado CASA.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Chela y Mar:

    Para Chela es desconocido, para Mar no.
    Me alegro que os haya gustado.

    Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  17. ¡Es que me da miedo hasta mirar las fotos!

    Creo que no sería capaz de volar.

    Besitos cielo

    ResponderEliminar
  18. Hola, pasate por mi blog para recoger una cosa mariposa.
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Son preciosos los aviones y el sitio, pero estoy con Jerusalem ..solo verlo da miedo volar!
    Como sigues?

    ResponderEliminar
  20. Hola Airblue, por los comentarios que leo arriba parece que has estado un poco regular de salud ¿no? Perdona la ignorancia pero nos conocemos hace poco. Que te mejores, de corazón.

    Por cierto, le voy a comentar a bowman que se pase por aquí porque es muy aficionado a los aviones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Ya he llegado por mi cuenta JotaJota. :) (los aviones los huelo, ya sabes).

    Volar es lo mejor que puede hacerse con la ropa puesta (y eso porque no se suele volar desnudo que, si no, también sería lo mejor). Ser piloto es mi pasión frustrada (aunque sí he volado a los mandos —supervisado por instructor, claro— varias veces y lo seguiré haciendo). Y todavía tengo pendiente un biplano de cabina abierta...

    Me ha encantado esta entrada Airblue. No sólo por la aviación. Estoy leyendo ahora sobre la exploración polar noruega (Nansen) del siglo XIX...

    Por cierto Airblue, no sé de donde eres, pero soy socio de la Fundación Infante de Orleans. Ya sabrás que con el pase de socio pueden entrar otras dos personas gratis (aunque el precio de todas formas es de risa) así que, si pasáis por Madrid en día de exhibición —casi todos los primeros domingos de cada mes— y queréis verla, ya sabéis.

    JotaJota... a ver si la próxima vez que nos veamos coincide y nos pasamos.

    Jerusalem... deberías probar el vuelo acrobático :D o, también, volar en paralelo con los buitres y mirarles a los ojos (Wow)

    ResponderEliminar
  22. Hola Air, veo que vuelves a estar inspirada, quiere decir que te encuentras mejor, me alegro por ti. Quién mejor que tú para relatos de vuelo, interesantísimo.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  23. Bowman,¡Claro, tu lo que quieres es que eche hasta el "pelargón" que me daba mi madre de papilla!
    Si a mí me da miedo hasta... los caballitos de la feria jejeje

    ResponderEliminar
  24. Son tremendas las sorpresas que uno se lleva, cuando abre una página amiga para ver lo último que se ha editado. Fíjate que me tengo por un tipo sin demasiados prejuicios y que huye de los tópicos como de la peste, sin embargo he de reconocer que me ha sorprendido tu pequeña pasión por los vuelos... ¡porque me parece más algo ligado a intereses de los tíos! Sé que es estúpido y, un poco, así me siento. Pero te agradezco que hayas contribuido a desintegrar un tonto prejuicio que tenía y en el que, por cierto, hasta hoy no había reparado.

    Besos, Aire Azul. Me encanta que sueñes... y vueles.

    ResponderEliminar
  25. En que lio estoy metida!
    Sabía que tenemos aviones que aterrizan en la Antártida Argentina, pero no sabía como... es que tenemos pista de aterrizaje, ya que me lo leí te dejo algo...

    "Luego de la creación de la Base Aérea Teniente Matienzo y los vuelos transpolares para unir nuestro país con Oceanía.
    La posibilidad de quebrar el aislamiento de las bases antárticas argentinas instaladas en el sector, llevó a tomar la decisión de localizar un lugar apto para construir una pista de aterrizaje que permitiera operar aviones con tren convencional de ruedas.

    A fines de julio de 1969 comenzaron las tareas de reconocimiento que llevaron a elegir la meseta como asentamiento de la Base Aérea.
    Basta conocer que las temperaturas en el lugar llegan fácilmente a los treinta grados bajo cero y los vientos a 120 km/h para entender que las tareas de construcción de la primera pista, realizadas con picos, palas y explosivos por un grupo de hombres de la Fuerza Aérea fueron realmente un desafio y que su concreción una verdadera hazaña.
    Tomando como punto de partida la Base Matienzo y con un pequeño avión DHC 2 "Beaver" despliegan a la zona de Seymur, aterrizan en el mar congelado junto a la Isla - Meseta y suben a pie por la escarpada ladera de 200 metros de altura, llevando carpas, víveres y herramientas. Se repite varias veces el operativo hasta que se completa el equipo que queda con la tarea de construir una pista de ochocientos metros de longitud.
    Tres meses demandó concretar el objetivo, permanentemente apoyados desde Base Matienzo.
    El 25 de septiembre de 1969 el pequeño "Beaver" P-03 pudo, en lugar de sobrevolar, aterrizar con sus ruedas en la pista de la Base Marambio.

    El 29 de octubre de 1969 un avión Fokker F-27 de la Fuerza Aérea Argentina, con matrícula TC-77, aterrizó utilizando tren convencional de ruedas, convirtiéndose en el primer avión procedente del continente sudamericano que se posaba en la Base Marambio.
    Marambio es la base más grande que la República Argentina posee en la Antártida. De indiscutible valor estratégico para las tareas científicas que allí se desarrollan, permite no sólo el abastecimiento logístico propio sino el de otras bases nacionales y extranjeras, la distribución de personal y correo entre ellas y el continente, la evacuación aeromédica y el desarrollo de tareas de búsqueda y salvamento.

    Funciona durante todo el año y su aeródromo, cabecera de un puente aéreo ininterrumpido entre los continentes americano y antártico, la convierten en una verdadera puerta de entrada a la Antártida. La pista de aterizaje tiene una longitud de 1.200 metros, con ayudas a la navegación y balizamiento.
    Para facilitar el desarrollo de sus actividades, la Base cuenta con una aeronave DHC-6 Twin Otter, a la cual se suma durante el período estival y como refuerzo de la actividad científica que se desarrolla en sus instalaciones, helicópteros, máquinas Bell 212."

    No entendí mucho, se me complicó el tema, solo sé que hay aviones que aterrizan en la Antátida y que nos están faltando algunos equipado con esquíes.

    Yo llego hasta la Patagonia y es más que suficiente para mi.
    AIR!!!
    Llevo media hora leyendo páginas de aviones...me entusiasmé!
    ...ahora, Sir Douglas Mawson, parece un concertista de piano!!

    Me extendí mucho, perdón...

    Que tengas días hermosos!!

    BESOTES!!!

    ResponderEliminar
  26. ¿La aviación sólo cosa de hombres?

    Tengo entre mis heroinas a las americanas Amelia Earhart y Patty Wagstaff, la catalana Mercè Martí y a mi favorita, la preciosísima rusa Svetlana Kapanina que vuela como los ángeles (para algo le servirá haber sido antes gimnasta rítmica). Está al nivel de nuestro campeonísimo Alonso (sí, aparte de Fernando en F1 tenemos a Ramón Alonso, mi piloto favorito, Campeón del Mundo de Acrobacia Aérea) y no sólo es siempre la primera en la categoría femenina sino que se cuela entre los clasificados masculinos y queda por delante de gran parte de ellos.

    Y luego está amiga australiana que vuela maravillosamente y con una Cessna 150 gana competiciones de aterrizaje de precisión, corte de cinta, etc.

    Airblue, quizás sería interesante que escribieras algo de historia de mujeres en la aviación. Una idea.

    ResponderEliminar
  27. SAFIRO :
    Increíble la información que nos dejas en tu comentario. Me siento orgullosa de que haya mujeres que son capaces de entender y admirar a estas máquinas voladoras.

    Gracias por tu rosa arco iris.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. Airblue, quizás me equivoque pero, como te veo relacionada con EADS-CASA es posible que estés en Sevilla.

    Supongo que sabrás que cerquita, en Morón se están realizando ahora unos ejercicios conjuntos de entrenamiento con el Typhoon (Eurofighter), con varios ejemplares de todos los países participantes. Seguro que tienes oportunidad de ver algunos, ¡qué envidia!

    ResponderEliminar
  29. bowman:
    Claro que conocemos la Fundación Infante de Orleans, lo que pasa es que no solemos ir por alli, pero conocemos a muchos pilotos que lo frecuentan.

    Tenía previsto escribir sobre las pioneras de la Aviación. Cada vez hay más mujeres que se interesan por ella. La Escuela Superior y la Técnica de Ingenieros Aeronáuticos aumenta su matrícula todos los años. Y son muchas las compañeras que comparten su trabajo a diario.

    Un saludo para tí.

    ResponderEliminar
  30. bowman:
    Estamos en Madrid. El ingeniero, profesor y escritor es mi marido. Yo soy una aficionada unida al aire desde hace mucho tiempo. E.A.D.S. CASA y la factoria de Airbus en Toulouse son de la familia.
    Si te puedo ayudar en algo, aquí estaré.

    ResponderEliminar
  31. ¿nos vamos de excursión para allá, air?

    ¿tenemos buena conexión desde madrid?

    ;)

    amor

    (buena conexión sí tenemos)

    santi

    ResponderEliminar
  32. Un beso Santi. Tienes razón, y mejor que el queroseno, ponemos amor por combustible, seguro que así despegamos más rápido.

    :-)))))))

    ResponderEliminar
  33. cuando quieras, cielo , ya sabes dónde estoy

    ;)

    (no me temas, que ya sabes que soy coqueto, pero sí: ponemos café de combustible)

    ResponderEliminar
  34. AIRBLUE, como estas guapa?
    esoy visitando a los amigos y aqui me tienes, me tomo contigo una tacita de cafe y una tostadita bien repletita de mermelada, ahora voy a seguir visitando a los demas amigos
    un besito grande.

    ResponderEliminar