viernes, 15 de abril de 2011

LAS VENTANAS DEL ALMA





Cuántas veces me acuerdo de ti ... subías las persianas hasta arriba y entrabas en aquel cuarto lleno de libros, donde leía siempre con música de fondo y con luz tenue al caer la tarde. Ni me enteraba de la oscuridad, apenas los últimos rayos de sol caían con encender la pequeña lamparita era suficiente. "Cuida tus ojos, cuídalos como si fueran diamantes"-decías.

¡Qué error más tremendo!, entonces era una adolescente con una vista de lince, que ni se me ocurría pensar que los años y la imprudencia llegarían a pasarme factura. Y más tarde vinieron tiempos peores. Estudiar con una linterna escondida entre las sábanas las protuberancias, sínfisis, oquedades y demás descripciones de la anatomía de los huesos humanos, estaba a la orden del día. Así noches y noches en aquella residencia de estudiantes, cuando la ocurrente directora apagaba las luces apretando el botoncito que dejaba toda la planta a oscuras. Y al día siguiente ¡examen!, qué error tan incomprensible como cruel. Prefiero no recordar lo que debieron sufrir mis ojos en aquellos años.

Cierto es que el tiempo no pasa en vano y que los problemas circulatorios de la vista y sobre todo la presbicia (vista cansada), son más comunes en las mujeres a partir de los 40 -45 años. Por genética, factores hereditarios y cambios hormonales el sexo femenino gana la carrera y suele ser el primero en entrar en el campo de la óptica y usar las primeras lentes. Por supuesto estoy hablando en términos generales sin tener en cuenta los múltiples problemas incluso congénitos, como la miopía por ejemplo, en los que ni cuenta el sexo ni la edad.

Dos ojos para toda la vida, una frase que desde hace tiempo se utiliza para concienciarnos de lo importante que es su cuidado, un tesoro que solo valoramos de verdad cuando lo perdemos o nos vemos mermados, aunque solo sea por un principio de presbicia que ya comienza a esclavizarnos y nos alerta de que nuestra vista está cansada y pronto dependeremos de unas lentes para el resto de nuestra vida. ¡Qué le vamos a hacer!, los años no perdonan y todo, absolutamente todo se gasta.

Los ojos, también llamados las ventanas del alma, además de albergar el sentido de la vista, son una de las principales vías de comunicación del ser humano. A través de la mirada expresamos emociones, pensamientos e intenciones de manera inconsciente que, a veces, incluso contradicen lo que decimos con palabras. Para expresar sus pensamientos, el ser humano utiliza los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. A la hora de procesar los pensamientos no utilizamos todos los sentidos al mismo tiempo. Si queremos saber qué sentido se está utilizando o cómo se siente nuestro interlocutor, esto queda reflejado en la dirección en la que apuntan sus ojos. Aprender cómo procesa una persona sus pensamientos a través del lenguaje de sus ojos mejora nuestras habilidades de comunicación y, por tanto, nuestras habilidades sociales.

Cuando preguntamos algo a alguien, la dirección donde la persona orienta su mirada al responder nos aporta, explicado de una manera muy simple, la siguiente información:

- Si sus ojos miran hacia arriba, está visualizando la respuesta en forma de imagen.

- Si mueve los ojos en línea recta, a derecha o izquierda, está conectando con sonidos, bien sea creándolos mentalmente o recordando sonidos que ya conoce.

-Y si los ojos miran hacia abajo, la persona estará pensando en cosas emotivas o estableciendo un dialogo interior consigo misma.


Alguien muy importante para mí, decía siempre que a las personas se las conoce mirándolas a los ojos cuando conversas con ellas. Cuando alguien no te mira de frente, cuando baja su vista o la desvía hacia otra parte, es señal de timidez, incluso de falta de seguridad, pero también puede ser señal de falsedad o poca sinceridad. Los músculos de los ojos son capaces de detectar hasta si una sonrisa es verdadera o fingida.

Afortunadamente en el campo de la Oftalmología se ha avanzado muchísimo. Lentes graduadas mono focales, lentes progresivas, que permiten la visión de cerca, lejos y distancia intermedia, lentes de contacto o lentillas, que se colocan sobre la córnea y que las hay blandas, desechables, como solución a problemas astigmáticos, cosméticas de diferentes colores, rígidas y permeables.


En cirugía, la utilización del láser ha sido y sigue siendo el tratamiento más importante y avanzado para la corrección de : La Miopía: Desde 0,5 a 10 dioptrías Hipermetropía: De 0,5 a 5 dioptrías Astigmatismo: De 0,5 a 5 dioptrías. Actualmente es el tratamiento más importante con el que contamos aunque de momento resulte bastante caro.

Pero seguro que muchas veces os habéis preguntado lo que significan términos tan generales como Dioptría, Retina, Cristalino, Córnea, Pupila y Nervio óptico. Y las lesiones más comunes de la vista como Miopía, Hipermetropía, Afaquia, Glaucoma, Astigmatismo, Presbicia y Catarata.

Pues vamos con ello:

Dioptría: Unidad de medida de la lente.

Retina: Película sensible de ojo donde se forman las imágenes de los objetos.

Cristalino: Elemento del ojo situado detrás de la pupila a través del cual convergen los rayos luminosos sobre la retina.

Córnea: Lente transparente y elástica. Su capacidad para hacer converger la luz es la mayor de todas las estructuras y medios ópticos oculares.

Pupila: Abertura o diafragma que regula la entrada de la luz en el ojo.

Nervio óptico: Por donde pasan los estímulos nerviosos hasta el cerebro y donde se fusionan las imágenes de cada ojo construyendo la realidad percibida.


Una persona con Miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos.




Un adulto con hipermetropía alta tendrá visión borrosa, especialmente para las cosas cercanas. Si la hipermetropía es baja podrá ver bien de lejos aunque con un esfuerzo constante (gracias a que el cristalino puede aumentar su poder convergente - fenómeno conocido como acomodación).

Afaquia: Carencia de cristalino, desde el nacimiento o por operación de catarata

Glaucoma: Afección por el aumento de la presión intraocular.

Astigmatismo: Defecto en el ojo que consiste en una deformación o imprecisión de las imágenes por el alargamiento producido en una dirección, debido a que no son igualmente refringentes en la dirección de todos sus diámetros.

Presbicia: O vista cansada. Es una hipermetropía debido al cansancio de los músculos ciliares del ojo.

Catarata: Opacidad total o parcial del cristalino, de su cápsula o de ambos. Puede ser debida a la edad, enfermedad, fuertes miopías, exposición a la luz ultravioleta o simplemente hereditaria.


Los ojos de mi hija encabezan esta entrada.



7 comentarios:

  1. Yo tuve una excelente vista hasta hace poquito, empezó por la vista cansada y al graduarme la vista me recomendaron gafas progresivas que uso siempre, tengo unas que uso diariamente que me regaló Calle, ?Te acuerdas de nuestra Calle? y otras que tengo puestas ahora que me regaló Pizar (Claro que te acuerdas) solo para el ordenata, porque con las progres me cansaba mucho la vista, me hice unas para solo la tele, porque con las progres me lloraban los ojos, y un día de estos me haré unas solo para leer, porque ya me ocurre lo mismo y he dejado de leer.
    Desde luego que añoro los tiempos de "gafas free"...jajaja
    Pero hay cosa peores de las que otros sufren y yo no...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16/4/11

    Que gran verdad que hay que cuidar nuestra vista porque a pesar de los adelantos no hay recambios... Mi padre padeció glaucoma en un ojo de la que fué operado, con los años cataratas y se operó el ojo bueno con laser y aunque al principio recobró la visión la cosa no funciono demasiado pues se le juntaron varias cosas y al final acabó con una hipermetropía que fue imposible corregir ni operar y que con el tiempo hizo que solo viera golpes de luz...

    De él aprendí a cuidarme la vista, pero también algo que pude observar en su conducta, pues las personas que pierden algún sentido estoy convencida de que automáticamente agudizan los sentidos que les quedan para nivelar esa mancanza. Es increible como se manejaba por casa sin vista.

    Con todo, creo que es lo peor que a una persona le puede pasar, verte privado de ver debe de ser durísimo.

    Yo, a mis 50 solamente uso unas gafitas para leer de cerca porque por culpa del punto de cruz que hubo una época que me entusiasmó me encontraron 1 dioptria que no ha ido a más...

    QUERRÍA DAR UN CONSEJO QUE NO SE SI ES ACERTADO PERO A MI ME HA FUNCIONADO... Cuando escribáis en el ordenador, sería bueno que entre la pantalla y nuestra vista bajara la luz de una lámpara que haga de cortina. Me lo dijo un óptico y desde entonces que lo he puesto en práctica... por si las moscas. Sé que el color de las pantallas daña los ojos y puede que ese hombre esté en lo cierto.

    Excelente post, amiga. Besitos. Cata

    ResponderEliminar
  3. Vaya que soy otra persona con presbicia y tengo ahora lentes de intermedio y cerca para el compu, lo malo de mi es que no tengo cultura de usar lentes y no me he podido acostumbrar, ya he perdido como 3 lentes, otros los he molido cuando me acuesto y muchas pero muchas veces no se donde los he dejado o simplemente se me quedan en otra parte por olvidadizo, uf es terrible, pero se que ya no hay vuelta atras. Ahora solo queda aprovechar de mirar y ver todas las cosas bellas que van quedando y disfrutar cada momento con mis ojos cansados. Te transmito mentalmente la ultima cumbre que hice y lo maravilloso que han visto mis ojos,para ti con todo carino.
    Un abrazo Airblue

    ResponderEliminar
  4. Genin:
    Bienvenido al club. También tengo progresivas que no he podido adaptarme, sobre todo para leer, el campo de visión de derca es tan corto en estas lentes que me mareo y no puedo con ellas, asi que tengo de lectura, intermedia para el ordenata, dos para lejos y de sol graduadas. Vamos que parezco un óptica ambulante.

    Claro que me acuerdo de Calle¡qué tiempos! y a Pizarr se la echa de menos. Salúdala de mi parte.

    Y para tí mucha salud y mejor vista.

    ResponderEliminar
  5. Cata:
    Asi es, lo que se pierde jamás se recupera, pero hay una edad que es a partir de los sesenta que se detiene la subida de dioptrías, te quedas como estás y ya no pierdes. Luego vienen otros problemas, como el desgaste de la mácula, cataratas, que las hay prematuras.... etc,etc.

    Cuida tus ojos, tienes muy poco a pesar del punto de cruz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Antonio:

    Tengo plasmada tu última visión, arriba en la montaña se tiene el cielo más cerca.

    Deberías colgarte las lentes tienen un precio como para que las pierdas o las rompas, ja,ja,ja,ja, aqui a los niños se las ponen de silicona y es una buena idea.
    Yo tengo un problema circulatorio en la mácula, Antonio, es hereditario y el estrés lo aumenta. Tengo que tomar vitaminas y antioxidantes para controlarlo, me dijeron que podía perder la visión central. Imagínate, solo ver lateralmente, casi me muero del susto. Estuve muy mal cuando murieron mis padres.

    Un beso querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por regalarnos tus letras y amistad, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar