miércoles, 15 de octubre de 2014

El Hoy es el Ayer de mañana

 
 
 
Cada vez acortamos más el tiempo y lo malo es que ni nos damos cuenta. Me pregunto si es solo una sensación mía o a vosotros también os ocurre. ¿Culpables?, todos, porque la necesidad de gastar sin motivo aparente, de una manera compulsiva, se está convirtiendo en una obsesión de los mayores que se empieza a contagiar a los más pequeños. Los periodos de rebajas o descuentos en grandes almacenes y tiendas suelen ser los peores.  Está todo perfectamente calculado para irnos preparando con mucha antelación en cada evento anual. Cada cual es libre de utilizar su dinero como y cuando quiera, pero siempre dentro de un orden y que haya un consumismo moderado. Quizá no lo damos importancia y lo tomamos ya como una costumbre, pero a pesar de la reiterada y consabida crisis se sigue padeciendo el conocido "Síndrome de la moda", un comportamiento patológico que se caracteriza por la dependencia creciente del deseo de adquirir ropa y complementos del vestir que no son necesarios, hasta el punto de que los afectados regalan poco tiempo después prendas cuya compra representó un serio quebranto para su economía.
En cualquier caso, no se debe confundir con permitirse de vez en cuando un capricho para levantar el ánimo en un día desmoralizador y siempre que trato este tema recuerdo la frase de mi padre: "No es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita".


 
Estamos en la estación más apropiada para empezar a provocar el consumo y cada año empezamos antes.  ¡¡ Pues no puedo con ello !!, me agobia la venta de lotería de Navidad en julio, los productos y adornos navideños en octubre, las torrijas en febrero y el "reserve los libros para el próximo curso" cuando aún los estudiantes no han finalizado los exámenes. ¡Cuánta prisa, por Dios!. Déjenme que pueda saborear el otoño que tiene color y aroma a café recién tostado. Que pueda disfrutar de la inevitable decadencia de los árboles convertidos en esqueletos de madera, sosteniendo sus ramas como pieles descamadas. Que gracias al viento tenga la oportunidad de respirar más aire puro, libre de sustancias nocivas, sin polvo y sin polen. Déjenme que sea feliz viviendo el presente, observando mientras paseo al estudiante que carga en su mochila un montón de libros, al niño que abraza a su perro, la madre que empuja orgullosa el cochecito del bebé, ese hombre solitario que lee las últimas noticias, la abuelilla que arrastra el carro de la compra con dificultad o el último de la fila para entregar la quiniela. Que no nos inciten a consumir antes de tiempo, todo llega y todo pasa, pero cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa. Y luego dicen que cada vez hay más estrés ...


No hay mejor momento para ser feliz que AHORA, si no es así ¿cuándo?... La vida siempre estará llena de retos y de riesgos, entonces a que estamos esperando para lograrlo. Adelantarse al tiempo no me parece acertado. Es precioso valorar y atesorar lo que tenemos esta mañana, este día en el que hemos amanecido y si además podemos compartirlo con alguien especial, esposo, hijos, hermanos, amigos, entonces aún resultará más placentero.
Lo que de verdad importa es el AHORA, vivir el presente plenamente.
El HOY es el ayer de mañana. Vivamos el presente sin agobios ni adelantos. Alguien me dijo una vez que nunca sería más jóven que hoy, fue un día que cumplía años y me hizo pensar, tenía toda la razón.
La felicidad, amigos, está en el próximo minuto.

Y voy a tomarme una taza de café antes de que se convierta en turrón.


 

21 comentarios:

  1. Magnifica disertación.
    Y creo que todo se debe a marketing comercial.

    Amiga Airblue, me gusta leerte, por tu forma de expresarte, clara, amena y contundente.

    El Vivir el Ahora y no dejarte arrebatar el Presente, es lo mejor para gozar de la Vida.

    manolo

    ResponderEliminar
  2. Un aplauso querida Airblue, nos has dado una lección de cómo pasar las hojas del calendario, ya he oído hablar de las vacaciones de agosto, me asusta y me molesta seguir esa corriente de río revuelto. Y entiendo que hay que planificar un poco la vida, pero sin empujar. Voy a tomarme ese café antes de que se convierta en turrón. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Todo por su paso, ya corre demasiado el tiempo como para que nosotros le vayamos dando empujoncitos por causas económicas de las grandes superficies, agencias de viajes y más buitres dispuestos a sacar tajada.

    ResponderEliminar
  4. Manolo:

    Es que cuando llega esta época me siento agobiada, empiezo a pensar mucho antes de lo debido lo que tengo que hacer y comprar, parece como si me faltara tiempo y eso me enerva, no me gusta nada. Cuando era niña hasta el 8 de diciembre no empezaba a oler a Navidad.
    Un abrazo ahora mismo Manolo.

    ResponderEliminar
  5. Ester:

    Tocaste el tema en tu blog y me diste la idea. Vivir a empujones es vivir pisando el acelerador del tiempo y de verdad que no me gusta nada y menos que e lo impongan.

    El café de otoño es el mejor para mi gusto.
    Abrazos Ya.

    ResponderEliminar
  6. Tracy:

    Y dentro de nada vendrá la publicidad de los juguetes, parece que ya no hay tanto bombardeo, pero a las horas que se supone hay público infantil viendo la tele, es de horror. Mis hijas cuando eran pequeñas se hacían la lista delante de la pantalla y encima pedían el catálogo.

    Qué pena.....
    Un abrazo AHORA.

    ResponderEliminar
  7. Me ha venido muy bien tu entrada, a veces me siento culpable de que todas las modas y las cosas que mencionas me importen un pepino, aprecio las cosas que poseo, y si las conservo mientras están en buen uso es porque estoy agusto con ellas, me doy cuenta de que a veces la gente -algunos- me miran por encima del hombro por como visto o porque no tengo porque no me interesa, uno de esos smart teléfonos modernos, con mi PC tengo mas que suficiente sin tener que estar cargando todo el dia con uno de esos cacharros, pendiente del "guasap" ese :)
    Yo estoy contigo corazón, como casi siempre, por no decir siempre, que es muy arriesgado :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Es cierto el tiempo vuela y no nos damos cuenta. A mí comprar ropa me encanta, me saca la melacolía... claro por un rato. Hay que darle prioridad a otras cosas pero es bueno darse una alegría.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Desde hace muchos años tengo muy claro el "Aquí y el ahora" Que el ayer no me pertenece y al futuro no se si llegaré. (Nunca he llegado como he querido y soñado de joven)
    Por eso no soy nostálgica, si recuerdo es para que me sirva hoy, que es el momento, mi tiempo real. Bastante tengo con las citas médicas que me dan con meses de antelación:-(
    Comparto plenamente el contenido de tu post.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Te doy toda la razón. Vale que la vida pueda discurrir cuesta abajo y en ocasiones, sin freno; pero que además nos empujen... no podemos tolerarlo. Me tomo yo otro café tranquilo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Buenos días, pensé, una cena, una pausa, una avería informática... y pensé esperar pero te echo de menos, y en mi arrogancia no te avise de que tenías un premio en mi blog, convencida de que lo verías. Hoy me he decidido y sin querer cotillear, solo que sepas que tenía los abrazos guardados y te los he traído.

    ResponderEliminar
  12. Ester:
    Increíble pero me quedé dormida. El día fue agotador además de tener revisión médica.
    Ahora voy a tu casa y gracias infinitas por acordarte de mi.
    Recojo los abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me quedo tranquila, dormir es bueno y cuando llega solo y sin avisar es perfecto.

      Eliminar
  13. Bella entrada, Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Cuanta razón...hace pocos días puse en facebook una foto de los lugares que ya venden la navidad y empecé a felicitar la navidad a mediados de octubre, la mayoría me decía lo mismo...que todavía quedan meses...pero el consumismo está ahí para tentarnos...
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Estoy de total acuerdo contigo, una entrada estupenda y más para la época que se nos avecina.
    Un abrazo Airblue.

    ResponderEliminar
  16. HOLA QUERIDA AIRBLUE
    GRACIAS POR EL PRECIOSO MENSAJE POR EL DIA DE LA MADRE, ME DA FUERZAS LEER TAN BELLAS PALABRAS EN MOMENTOS TAN ESPECIALES CUANDO UNO SIENTE TANTO VACÍO ALREDEDOR.
    TÚ SABES DE ESO COMO YO PERO HAY QUE SEGUIR ADELANTE.

    BESOS Y ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  17. Si señor!. Totalmente de acuerdo!.
    Esta vorágine que nos envuelve sin darnos cuenta no nos deja disfrutar del ahora, del hoy y, como decía una amiga mía, día que pasa sin disfrutar de él, día que no se recupera.
    Pues eso...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Me has dejado con la boca abierta, y me ha encantado lo que he leído. Totalmente de acuerdo. Hay que disfrutar de cada momento en presente, para poderlo vivir con intensidad. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amiga.
    @PepeLasala

    ResponderEliminar
  19. GRACIAS POR TU HUELLA QUERIDA AMIGA.
    QUE TENGAS BONITA SEMANA.
    UN BESO GRANDE.

    ResponderEliminar
  20. ¡A mi también me pasa!
    Cuando tenía todo el día lleno de actividad entre trabajo, estudios, dar clases en Santiago, dirigir una asociación, etc. etc. el tiempo me parecía más lento. Ahora que tengo todo el tiempo que proporciona la jubilación, los días y los años me pasan VOLANDO, demasiado de prisa.

    En cuanto al consumo tienes mucha razón. Durante años he acumulado un sin fin de cosa, muchas como prevención y que caducaron sin hacerme falta. Ahora he iniciado una fase de desprendimiento para aligerar la carga de lo material y estar más libre para los inevitables cambios.

    Tus post son excelentes reflexiones que rocan nuestra cotidianidad en lo más íntimo.

    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar