miércoles, 18 de julio de 2007

NOCHES DE VERANO











Cuando era niña, me gustaban las noches de verano. Solía pasar largos ratos antes de la cena
balanceándome en el columpio que teníamos en el jardín de la casa. Mi padre había hecho casi una obra maestra partiendo de un cajón de madera y unas gruesas cuerdas. Estaba colgado de un fuerte árbol frutal bastante añejo, creo que era por eso por lo que crujían tanto las ramas cada vez que soplaba el viento o rezumaban las gotas de humedad después de un día de lluvia.
Aquellas noches de verano tenían la magia de mis pocos años. Aún recuerdo la esbelta silueta de mi madre cuando se acercaba para mirarme. La oscuridad del jardín se iluminaba con su rostro . Si alguien me preguntara ahora el significado de la palabra felicidad, mi respuesta sería algo tan simple como el contemplar la inocencia, la candidez de una niña que entonces se sentía feliz bailando con el vaivén de su viejo columpio y que intentaba en cada impulso subir cada vez más alto para poder alcanzar la luna.



Hay quien dice que escribir en un blog es sinónimo de egocentrismo. No se me había ocurrido pensarlo .... en cambio a mí me parece una buena forma de expresar sentimientos, una manera de mantener vivos los recuerdos y un medio de compartir aquellos momentos que hemos convertido ya en historia.
En las noches de verano soñamos los soñadores, los que de alguna manera tenemos la imaginación demasiado cargada de ilusiones. Soñaba de niña cosas inverosímiles a veces y otras demasiado complicadas que me llevaban incluso a tener miedo a dormirme. Hay una terrible experiencia por la que muchos hemos pasado en nuestra infancia, los llamados "terrores nocturnos" que muy poco se habla de ellos porque ocurren en una etapa tan prematura que el propio tiempo se encarga de disiparlos.

Nunca he sabido la causa, pero los he padecido. Los terrores nocturnos y las pesadillas suelen estar vinculados a angustias relacionadas con la fase evolutiva por la que todos pasamos en la infancia. Son problemas que desaparecen un buen día sin dejar secuelas, pero yo los recuerdo con verdadero desagrado. Es muy posible que fuesen secundarios a algún tráuma, muchas veces la visión de una película de terror es suficiente, pero lo cierto es que mientras duran se pasa una verdadera enfermedad.
Soñar, soñamos de cuatro a cinco veces en la noche. Pero deberían ser siempre sueños hermosos y en cambio muchas veces son sueños terribles.


Hoy sueño que algunos días sin nombre fui feliz y ahora le pongo nombre a los días para serlo siempre, para hacer de cada noche de verano un sueño interminable más allá del alba, cuando me abrase los pies bajo las estrellas.

8 comentarios:

  1. Air, opino como tú respecto a los motivos para hacer un blog, por lo menos tal y como nosotras lo utilizamos.

    No me cabe duda de que habrá de todo, pero desde luego es una hermosa herramienta para hablar con uno mismo, para soñar, para contar, para expresar ideas y sentimientos, sin importarnos para nada el que dirán, cosa que en nuestro día a día, en nuestra vida " real " no siempre podemos hacer.

    Ese columpio me ha trasladado al mio..... quizás me anime y escriba sobre él.

    BUENAS NOCHES Y UN BESO

    ResponderEliminar
  2. ¡ Que ojos mas lindos!
    Yo soñaba con "La mano que aprieta se vende a peseta" que nos mofabamos los crios para encubrir nuestroa miedos.
    Yo estuve años soñando con la puñetera mano que me seguia y cuando iba a agarrar mi cuello y queria correr, no podia, porque no me movia del sitio por mucho que corriera. Muchas veces tenia que levantarme e ir a la acogedora siempre, cama de mi abuela, muerto de miedo. ASS lo mejor, ahora hago lo que no hacia de niño: mearme en los pantalones...jajajaja
    Que no digais, que aunque mu malito el humor no se pierde...
    Salud, Geni´n

    ResponderEliminar
  3. Airblue26/7/07

    Te pondrás bien, Genín. ¿Ya tienes un diagnóstico?. Y no pienses tanto en tu edad, yo recuerdo que cuando era niña veía a mi padre con 40 años "viejo"(no me gusta nada esta palabra), en cambio ahora el concepto de mayor sobrepasa los 75-80 años.
    Que no te falte ese envidiable buen humor.

    Un beso Genio.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26/7/07

    Air, podrías decirme el título y autor de esta música ??? SENCILLAMENTE ME ENCANTA.......

    El otro día no pude escucharla porque era tarde, acabo de oirla y tengo que decirte que me ha trasladado de verdad a aquellas noches de verano.

    UN BESO DE PIZARR

    ResponderEliminar
  5. Airblue26/7/07

    Con mucho gusto Pizzitina.
    Es del compositor griego Yanni, "So long My Friend" Tánto tiempo, mi amigo,(creo).

    Un abrazo Pizarr y díle a Genio que se mejore, sé que hablas con él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Air, yo me entero de todo lo que pones porque aunque a veces no escriba porque ya lo he hecho anteriormente en el mismo post, en mi recorrido de visitas de blogs que frecuento siempre está el tuyo, y si como ahora me doy cuenta de un nuevo comentario, intervengo.
    Este tema del concepto de "viejo" es un tema muy personal de cada uno, es decir que cada quien tiene su punto de vista.
    Yo no tengo complejo alguno, ni necesito engañarme a mi mismo, no hay nada que rascar, hay que envejecer, y si uno usa un poquito la aritmetica, cosa que se me da bastante bien, no hay tio paseme usted el rio, diez años no es nada, se pasan volando, y es lo que me doy a mi mismo, para estar funcionando, espero, fisica y psiquicamente de forma aceptable. Claro que hay excepciones en la regla, a lo que yo no aspiro. Prefiero estar consciente de "mi" realidad para usar de cada uno de los segundos que me quedan. Se con el cariño que me dices las cosas, pero no sufras, yo no lo hago. Al Cesar lo que es del Cesar, y al viejo lo que es del anciano...jajajaja Me lo acabo de sacar de la chistera con todo el descaro del mundo...jajajaja
    Un beso, cariñoso de este noviejo...jajajaja
    Salud, Genín
    PD. Se me olvidaba decirte que ya me encuentro perfectamente, terminaré lo que me queda de tratamiento de antibioticos y el 2 me harán la analítica...Un Beso.

    ResponderEliminar
  7. Airblue31/7/07

    Mi querido Genio:
    Diez años en un niño es mucho, diez años en un adulto, mucho más, y encima como bien dices pasan volando. Pero es que no me gusta la palabra "viejo", no puedo con ella y tampoco que la gente llegue a obsesionarse con esa etapa a la que todos llegaremos. A mi padre la jubilación le sentó fatal y "eso que viene de júbilo"-decía- empezó a analizar lo que significaba y llegó a la conclusión de que ya no le necesitaba nadie, era un estorbo, vámos !, al poco tiempo se hundió en una depresión de la que no logramos sacarle. Pintaba de maravilla, era un hombre muy completo, buen nadador, practicaba la hípica, pescaba y cazaba,(cosa que yo siempre odié) y muchas cosas más. Desde ese momento fué incapaz de hacer absolutamente nada. El verse "viejo" le hundió y no pudo recoger su último trofeo, no quiso vivir, no quería vivir. Con lágrimas en loa ojos te estoy ahora contestando a tu comentario. Por ello aceptar la vejez tiene tanta importancia para mí y cuando veo o leo a alguien diciendo el poco tiempo que le queda, me da pánico que derive hacia otros pensamientos y otras vicisitudes.
    Disculpa mi rollo. Y me alegro que ya estés mejor.

    Un abrazo Genio.

    ResponderEliminar
  8. Te dejé anoche un comentario en tu entrada de Mayo 31, estuve recorriendo. Me agrada tu estilo y sensibilidad.

    Si hablamos de "terrores nocturnos", no los recuerdo.
    Pienso como vos que en las noches de verano soñamos los soñadores y en las de invierno también...sueño aún con los ojos abiertos.
    Tal vez en mi caso sea que los malos sueños los olvide y sea el mismo mecanismo que utilizo para borrar las situaciones tristes de mi vida, que las hé tenido y muchas, como la mayoría de las personas. Forman parte del ayer.
    Para mi hoy tengo sueños nuevos.

    Te deseo
    que tus sueños sean hermosos!!
    Que tu vida sea hermosa!!

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar