domingo, 15 de junio de 2008

¿LA CONOCES?



Buenos días "amiga"... Un nuevo amanecer, un día más que no deseo compartir contigo. Intuyo que sigues estando cerca acechando y amenazando. Afortunadamente eres invisible para muchos y sin embargo otros vemos y sentimos tu visita desde hace mucho tiempo. A veces me gustaría ser tan poderosa como tú, porque.. ¡mira que eres fuerte! ... tienes habilidad para mantener en alerta al ser más cabal e inteligente, te aprovechas de su debilidad, por eso no me gusta nada compartir tu compañía. Eres además persistente y te gusta ser la dueña de nuestros actos llegando a esclavizar y mediatizar el ritmo de la vida. Sin embargo tienes que reconocer que tengo algo que tú no tienes, algo que muchas veces no se puede demostrar por lo mucho que cuesta conseguirlo. Conoces muy bien su nombre. ¡Exacto!, me refiero a la Voluntad.




Supongo que ya sabéis quién es esta intrusa que tiene la osadía de acomodarse en la mente sin cita previa ni permiso. Su apellido es Ansiedad y su nombre Neurosis. Una emoción humana que es conocida desde hace aproximadamente unos 500 años.

Creo que todos lo hemos experimentado alguna vez y seguiremos experimentándolo en las múltiples situaciones que nos vemos obligados a soportar, que al fin y al cabo forman parte de nuestro entorno. Quien haya tenido la suerte de librarse de ella, no sabe lo que tiene ganado.
Muchos observadores la consideran ya una condición básica de la existencia moderna.
Además algo andaría mal si un individuo no sintiera ansiedad al enfrentar eventos estresantes cotidianos, si los enfrentan, es probable que sean individuos sin ningún trastorno que manejan y controlan la situación por difícil que sea. ¿Cómo lo hacen?, pues usando estrategias tales como: la relajación y solución de problemas para reducir el estrés. Sin embargo otras veces reaccionamos al contrario llegando a perder el control y con dificultad de razonamiento.
Un trastorno por ansiedad ocurre solo cuando una ansiedad abrumadora altera el funcionamiento social u ocupacional o produce una angustia significativa.






Quizá no se conozca lo suficiente a Doña Ansiedad, por ello voy a dar un repaso al mundillo de esta señora que de vez en cuando se permite el lujo de visitarnos y se acomoda tranquílamente jugándonos una mala partida.


La ansiedad se manifiesta de 3 maneras:

Cognitivamente (en los pensamientos de la persona),

Conductualmente (en sus acciones),

y Somáticamente (en las funciones fisiológicas o biológicas).


Los trastornos por ansiedad no implican una pérdida de contacto con la realidad. Las personas que los sufren por lo general pueden continuar con la mayor parte de los asuntos cotidianos de la vida. Aunque estas personas no destacan de la naturaleza lógica u autoderrotante de algunas de sus conductas, parecen incapaces de controlarlas.
Las manifestaciones cognitivas pueden ir desde una preocupación leve hasta el pánico. Las manifestaciones conductuales de la ansiedad implican levitación de situaciones provocadoras de la misma, y los cambios somáticos incluyen la
respiración entrecortada, sequedad de la boca, manos y pies fríos, diarrea, mareos, palpitaciones cardiacas, elevación de la presión sanguínea, indigestiones, etc. Todo un cuadro de síntomas fruto de un desequilibrio psicosomático.


Clasificación de los trastornos de la ansiedad:


La clasificación de los trastornos de la ansiedad es continua y ocurren cambios en cada nueva edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM).
Aún así los trastornos de ansiedad se han dividido en categorías de diagnóstico mas especificas y son:


Trastorno de Pánico.
Trastorno por Ansiedad Generalizada. T. A. G
Fobias: Agorafobias. Fobias Sociales. Fobias Simples.
Trastorno Obsesivo Compulsivo: Obsesiones y compulsiones T.O.C
Trastorno por Estrés Post-Traumático.



Trastorno de Pánico:
Se caracteriza por episodios grandes y atemorizantes de aprensión y sentimientos de destino inminente. Estos ataques a menudo son descritos como horribles y pueden durar de unos cuantos minutos a varias horas; parece ser
que son bastantes comunes.
Trastorno por ansiedad generalizada (TAG):
Se caracteriza por niveles altos persistentes de ansiedad y preocupación excesivas por muchas circunstancias de la vida.
En oposición al trastorno de pánico, los individuos con TAG tienen probabilidad de preocuparse por acontecimientos menores del mismo modo que lo hacen por los eventos importantes. Sus reacciones fisiológicas también son menos que la de las personas con trastorno de pánico pero tienden a ser mas persistentes.
El trastorno por ansiedad generalizada parece ser un problema cognitivo que implica preocupación o aprensión en oposición a los individuos sin el trastorno, aquellos con TAG tienen mayor probabilidad de enfrascarse en más pensamientos durante la relajación y especialmente de aquellos negativos durante un periodo de preocupación inducida.
Es el segundo trastorno de ansiedad mas frecuente después de las fobias.


Fobias:




El termino fobia viene de la palabra griega que significa "Temor". Una fobia es un temor intenso, persistente e injustificable de algún objeto o situación especifica.
Los intentos de evitar el objeto o situación interfieren de forma notable con la vida del individuo. Las fobias es el trastorno mental mas común en Los Estados Unidos. La tasa de prevalencia de por vida estimada es de 12.53% con más de 15 millones de individuos afectados en cualquier momento dado.
Existen 3 categorías de fobias:

Agorafobias
: la cual es un temor irracional único de quedar atrapado o desamparado.
Fobia Social: la cual, por lo general, implica situaciones sociales.
La Fobia Simple o Especifica: las incluye la mayor parte de los temores.



Fobias y sus objetos :
Acrofobia: temor a las alturas.
Agorafobias: temor a los espacios abiertos
Ailurofobia: temor a los gatos.
Algofobia: temor al dolor
Aracnofobia: temor a las arañas.
Astrapofobia: temor a las tormentas y relámpagos.





Aviofobia: temor a los aviones.
Brontofobia: temor a los truenos.
Claustrofobia: temor a los espacios cerrados.
Dementofobia: temor a la locura.
Genitofobia: temor a los genitales.
Ematofobia: temor a la sangre
Microfobia: temor a los gérmenes.
Monofobia: temor a estar solo.
Misofobia: temor a

la contaminación o a los gérmenes.
Nictofobia: temor a la oscuridad.
Oclofobia: temor a las multitudes.
Patofobia: temor a la enfermedad.
Fobofobia: temor a las fobias.
Pirofobia: temor al fuego.
Sifilofobia: temor a la
sífilis.
Topofobia: temor al desempeño
Xenofobia: temor a los extranjeros.

Zoofobia: temor a los
animales o alguno en particular.


Me pregunto por qué a pesar del tiempo vivido y de tantas experiencias adquiridas las personas seguimos sintiendo inseguridad. Nada tiene que ver con una baja autoestima, nada, absolutamente nada. Es una sensación de temor a lo desconocido, a lo que está por llegar, que nos impide ser del todo felices. Y el término felicidad puede llegar a ser muy diferente como seres pensantes que somos.
Se dice que la felicidad consiste en tener una personalidad equilibrada y un proyecto de vida con tres ingredientes fundamentales: Amor, Trabajo y Cultura.




Este post está dedicado a todas aquellas personas que en algún momento de su existencia, han llegado a conocer e incluso siguen conociendo demasiado bien una Neurosis de Ansiedad, para identificarme con ellas sin olvidar que cada día hay un nuevo amanecer, una nueva oportunidad y una nueva esperanza.
Sé lo mucho que cuesta afrontar una Ansiedad y toda su sintomatología, pero.....
Solo se ha perdido cuando se deja de luchar.





Como dice la canción, Stand by me, (Cuenta conmigo).




17 comentarios:

  1. Por desgracia, conozco varios trastornos de ansiedad. Son duros para quien los sufre directamente, pero también para el compañero del enfermo.
    Ver como un ser querido se ve imposibilitado por un TOC crea en uno una enorme sensación de impotencia.
    Y la "solución" es tan lenta...

    Y otras ansiedades y fobias... ¿cómo se llamaría el miedo a alejarte de tu casa? (yo lo incluyo dentro de la agorafobia, como un subproducto, pero no sé si tendrá un nombre más específico). Es terrible: los temblores se van magnificando con los kilómetros recorridos hasta que se tornan convulsiones. Malo para que que lo sufre. y malo para el que va conduciendo. Dar media vuelta no es enfrentar el problema, es perpetuarlo. Intentos de paciente alejamiento gradual dan sus frutos, a veces, pero basta un día especialmente malo, o algún episodio comcreto que dispare la ansiedad, para arruinar de repente el trabajo de meses... y vuelta a empezar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, he conocido gente con algunos de estos trastornos, la Neurosis de Angustia, donde realmente era preocupante, como delirio de persecusión, ansiedad, etc.
    Yo, aunque trato de ser lo más normal, creo que tengo alguna ansiedad o enfermedad pero no se como catalogarla, de pronto amanezco muy acelerado, todo lo quiero hacer rápido y finalizar lo más pronto y después me viene ese relajo y quedo tranquilo. Muchas veces trato de calmarme, pero me cuesta y bajo las revoluciones con medicamento el cual sólo lo ingiero cuando es demasiado fuerte esta sensación.
    Cuando salgo de excursión es totalmente diferente, todo es distinto, debe ser el hecho de estar en una metropolis con tanto movimiento y con la preocupación obvia de los quehaceres cotidianos y que te atosigan mensualmente LOS PAGOS.(Creo que eso es un famoso TAG) jajajaja.
    Que, bueno que hayas puesto este tema muy interesante y que sirve para consulta.

    Un besito mi querida Airblue y me da mucha alegría que estés bien.

    ResponderEliminar
  3. bowman: El miedo a alejarse de casa pertenece como bien dices a la agorafobia, cualquier espacio abierto que no demuestre protección, te produce una inseguridad y cuando ésta no es controlable, ya tenemos ahí la fobia. Y lo malo es que si no te enfrentas a ella, es decir, si das marcha atrás y no sigues, cada vez se hace más persistente y más nos paraliza.
    Hace un mes estando en plena crisis, tuve un viaje a Valencia donde mi marido daba una conferencia sobre aviación, en el mismo aeropuerto de Manises, pues bien, no pude ir, con la maleta preparada me quedé en casa. En aquellos momentos la ansiedad era tan grande que no respiraba. Hice mal, fue un acto de cobardía por mi parte por no afrontar la situación, pero me aterrorizaba meterme en el coche y salir de mi casa. Me dejé vencer. Sin embargo ha habido dos ocasiones más en las que he podido con ello y creo que es lo que hay que hacer, no evitar esas situaciones... aunque cuesta muchísimo.

    Un abrazo bowman.

    ResponderEliminar
  4. Algún día te contaré mis vacaciones Airblue. En resumen, aunque hay un objetivo al que llegar, no se marcan tiempos. Se llega hasta dónde se pueda, pero siempre se sale. Y cuando la ansiedad ya es dañina, se para, se busca un hotel o un camping, y se visita la zona por un día, dos o los que hagan falta. Una vez recuperada la tranquilidad, se parte otra vez hacia el destino.
    Paradas: todas las necesarias. Pero siempre hacia adelante, nunca hacia atrás.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Air,
    seguramente es "Voluntad" y ayuda lo que aleja a esa señora.

    Me encantó y me quedé mirando esa ventana a la vida y a la Naturaleza que pusiste...¡Linda!.

    Estaba leyendo con atención y me detuve en las fobias, por mi parte no tengo...ninguna?, ahora que las veo detalladas trataba de ver si yo correspondendía a algún grupo...
    pero no, mira, mejor lo dejo...

    Si, tuvo un episodio mi hija, pero lo superó.
    Ocurrió que viniendo de su oficina, vió como le robaban la cartera a una señora. Comenzó con pesadillas y luego no quería salir de casa.
    Así es que la acompañamos a todos lados y así se sentía segura.
    Allí es donde la convencimos que iniciara clases de teatro...la acompañamos las primeras clases, hasta que lo fué superando.
    No fue importante, pero si , me preocupó en su momento.
    Lo superó y tiene mucha actividad entre su trabajo, estudio y sigue con teatro...¡apenas la veo ahora!

    Un fuerte abrazo. Air, me gustaría estar del otro lado de la ventana, cerca de la cascada...¿vamos?

    BESOTES!

    ResponderEliminar
  6. Airblue creo que hay un factor que juega a favor y es la autoestima, hay que sentirse a gusto con uno mismo para poder afrontar y luchar contra todo lo que nos hace daño.
    No ceses en tu empeño.
    Muchos e inmensos besos.

    ResponderEliminar
  7. Desgraciadamente he sufrido la ansiedad e incluso varios de los trastornos que has comentado, se pasa mal y lo unico de que deseas es dejarte morir.

    Hay que ver lo que nos puede provocar la mente... Para mí eso es el pasado, pero siempre dicen que está ahí, pendiente de tí para salir cuando menos lo esperas.

    Un besote cielo y me encantó la entrada que has hecho.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Air, la conozco y muy bien, además sintonizo totalmente con Jeru, está ahí acechando, logré echarla de mi vida hace años y pienso no dejarla entrar jamás:-)

    De todas formas, por mucha autoestima que te tengas, si te la pisotean constantemente al final acabas sintiéndote incluso culpable y te provocas esa ansiedad, esas fobias, lo único que te salva, escaparte y muy lejos...

    Un besito corazón

    ResponderEliminar
  9. Air, guapa, tienes una dedicatoria en mi blog.

    Un besito corazón

    ResponderEliminar
  10. Air, cielo. se bien de lo que hablas. como ves, es tan común que todos o casi todos lo hemos sentido o "sufrido" es un tremendo mal, por lo invalidante que es...
    Con fuerza con voluntad, como bien dices, se puede ir superando... pero no es facil.
    Te cambio un regalo por una sonrisa...
    Pasate por mi cocina a recogerlo.
    Un beso, mi niña.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Air, esa señora no es ajena a casi nadie y de laguna amnera todos, como bine dices, la hemos sufrido. En mi familia he tenido dos caso de fobias: A los espacios abiertos y fobia al colegio en uno de mis hijos. Duro es sacarse eso de encima, pero la receta que das es el camino y desde luego unprofesinal que te guie. Yo aprendí y hago mio aquello de:
    Ante un problema, si tiene solución: apliquese y si no la tiene... ha dejado de ser problema.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Natacha, Fair, Meigo:

    Gracias por estar ahí y por vuestros comentarios.
    Lo que dice Meigo es una buena táctica, si un problema no tiene solución es que ha dejado de serlo, sin embargo nosotros sabemos que sigue atormentándonos y mientras así sea, o lo apartamos o luchamos.
    Mi madre decía siempre que TODO en la vida es solucionable, menos ..... la muerte.

    Un beso a los tres.

    ResponderEliminar
  13. Llegue al tu blog, por el de safiro, me encanto, sabes yo pase hace algunos años por trastornos de ansiedad, afortunadamente un día desaparecieron, hoy estoy muy preocupada pues mi hijo de 23 años padece de ellos y tiene fobia a las alturas...no se como ayudarlo, el los controla bastante bien pero es un chico que comienza su vida apenas termino su carrera de ingeniero civil, y quisiera velo bien, y seguro de si mismo.
    sabes yo colecciono cucharitas del mundo.
    Si te gusta la poesía te invito a mío.
    Besos desde México

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida Marisel a este pequeño rincón de sueños de aire azul.
    Desgraciadamente somos demasiados los que conocemos una ansiedad. Y también sois muchos los que la superais. Lo que está comprobado es que se nace con una predisposición a ella y por tanto es heritaria. Una persona ansiosa tendrá seguro un hijo o hija ansioso, otra cosa es que nunca llegue a conocer la enfermedad por infinidad de motivos diferentes, lo cual es una gran suerte.
    Es muy importante la seguridad en uno mismo y la autoestima. Tu hijo habrá pasado seguramente por situaciones de estrés, los mismos estudios la provocan y después el desempeñar bien su trabajo, el salto de estudiante a profesional, cualquier cambio en la vida genera inseguridad. Pero es muy joven y tiene tiempo para salir de todo ésto. Busca la ayuda de un profesional, muchas veces es necesaria.

    Un abrazo y te devolveré la visita.

    ResponderEliminar
  15. Air extraordinario la forma de desarrollar este Tema.
    Es cierto que se hereda una predisposición, pero se necesitan unos desencadenantes y que se mantengan en nuestras vidas por un periodo más o menos largo,es entonces cuando aparece "la señora" para amargar el presente y perturbar el futuro. Me quedo con unas palabras escritas por Fair Lady cuando dice:
    ""De todas formas, por mucha autoestima que te tengas, si te la pisotean constantemente al final acabas sintiéndote incluso culpable y te provocas esa ansiedad, esas fobias, lo único que te salva, escaparte y muy lejos..."" Estoy totalmente de acuerdo con ella. Hay acosiones que uno acaba sucumbiendo el desgaste es tan grande que solo un cambio de "rumbo" puede poner calma y serenidad en una vida.

    Un abrazo Air.

    Mar

    ResponderEliminar
  16. Air no se que ha pasado. En mi intervención anterior sale el nombre de Ricardo y no me preguntes el motivo que no lo sé.

    Ricardo, se llama mi hijo menor, pero nunca entró en este blog y ademas no toca este ordenador para nada. Voy a comprobar si ahora pasa lo mismo. Bueno ya sabes que Ricardo soy yo Mar ¡¡ Que cosas mas raras !!
    A ver ahora. Un abrazo Mar

    ResponderEliminar
  17. Mat: ¡Qué alegría volver a leerte!, ya he visto lo de Ricardo y me ha hecho gracia la coincidencia, son cosas inexplicables que a veces ocurren en la red.
    Como ves voy algo mejor, ahora estoy muy liada con la boda y parece que ya va estando todo preparado. Al menos me ha mantenido entretenida a la vez que la preocupación porque salga todo bien y yo no falle.
    Desde este blog un gran abrazo.

    ResponderEliminar