martes, 6 de octubre de 2009

ESTA VEZ ...



No voy a escribir sobre aviones, a pesar de que forman parte de mi vida como ya sabeis. Esta vez toca viajar en tren, caminar por raíles recordando aquellos viejos ferrocarriles y sus locomotoras, que eran una delicia sobre todo para los aficionados y coleccionistas de trenes antíguos. Muchos todavía recordarán el clásico traqueteo del tren, su ruido repetitivo, sus vagones y su máquina de vapor. Estaciones de espera y el impregnante olor a carbón. Las prisas por cambiar de un andén a otro, el sonido del silbato y la gente cargada de equipaje.



Desde la época de estos arcanos y destartalados artefactos a la mágica alta velocidad hay un mundo y unos cuantos años.


Tren de la Fresa, Madrid-Aranjuez









Locomotoras Mikado











Tren de alta velocidad"BALA"

Y viajar en tren implica visitar obligatoriamente estaciones de ferrocarril, algunas muy interesantes, que debido a las prisas no nos fijamos con detalle y la mayoría de las veces suelen pasar desapercibidas.


El pasado verano regresando de mis vacaciones estuve unos días en Valencia y entre las muchas visitas que hice una de las más curiosas fue su estación de ferrocarril.







La Estación del Norte situada en pleno centro de la capital valenciana, junto a la Plaza de toros






Su fachada, con motivos vegetales, naranjas y flores de azahar, se inspira en la agricultura valenciana e incluye, entre otras referencias a la ciudad, las cuatro barras rojas sobre fondo oro del escudo heráldico valenciano. Evidencia, así, un rasgo significativo de la tensión modernista entre la modernidad y la tradición, entre lo local y lo cosmopolita.







































Destaca la ornamentación del edificio, con cerámicas vidriadas, trencadís y un mosaico de José Mongrell. En su vestíbulo, una combinación de maderas, cristal y mármol fusionan calidez, transparencia y brillo. Tiene un sinfín de elementos decorativos de cerámica, madera, metal, vidrio y otros materiales. La cubierta principal de la nave central, que cubre las vías, tiene forma de arco y guías que representan las vías del tren. Asimismo, tiene una gran abertura longitudinal destinada a que antiguamente escaparan los humos de las maquinas a vapor.
Los zócalos de cada puerta o ventanal interior del vestíbulo están hechos de madera y en los más altos se puede leer el lema "buen viaje" en distintos idiomas. Sus grandes ventanales presentan una rosa en su parte superior. Otro rasgo típico del Modernismo que se aprecia en la estación es la integración de todas las artes en una misma edificación: arquitectura, escultura, pintura y artes decorativas.


El edificio es de planta rectangular con dos zonas claramente diferenciadas: el gran hangar, de planta igualmente rectangular y cerrado con estructura de arcos articulados de acero laminado, y el edificio de viajeros propiamente dicho, de planta en U y pilares independientes de la estructura del hangar.


La planta baja está exclusivamente destinada el público, mientras que el entresuelo y primer piso se destinan a oficinas.







Las fachadas están rítmicamente desarrolladas según módulos de un gran esquematismo formal. La fachada principal predominantemente horizontal, presenta unas torres laterales, que recuerdan, sin duda, la de la Lonja, con escasa altura y ritmos verticales en los entrepaños que no llegan a desequilibrar la horizontalidad general. El remate del edificio queda definido por estos cuerpos y por pináculos terminales de perfil aparentemente almenado.
Estilísticamente este edificio puede ser relacionado con la secesión vienesa y especialmente con Otto Wagner, a cuya influencia se añadirían, por un lado reminiscencias del gótico perpendicular inglés junto con inicios de lo que más tarde sería el racionalismo.
Por oposición a esta sobriedad estructural se superpone en las fachadas una profusa decoración de elementos cerámicos y temas inspirados en la agricultura valenciana. A estos elementos de claro valor simbólico se añade la repetición constante del escudo de la ciudad como remate de las marquesinas, así como elementos emblemáticos alusivos a la compañía de caminos y hierro del norte como la estrella de cinco puntas y el águila, símbolo de la velocidad.





Destaca también la exuberante decoración del vestíbulo, con un minucioso diseño de las taquillas y arrimaderos de madera, con incrustaciones de mosaico y decoraciones cerámicas con abundancia de Trencadis, azulejos troceados, como revestimiento de paredes y techos formando un conjunto de singular belleza. Uno de los elementos destacables de la decoración de la estación es la presencia de estrellas de cinco puntas que era el emblema de la Compañía de Ferrocarriles del Norte y también, y sin genero de dudas la Sala que en su día estuvo dedicada a Cafetería y que después de muchos años cerrada ha vuelto a ser reabierta, pero como Oficina de Información y rebautizada como Sala de Mosaicos. Es de lo mejor de la Estación del Norte, toda ella decorada con azulejos y mosaicos policromados con motivos típicos de la huerta valenciana y un techo verdaderamente espectacular.






























Pasé un rato muy agradable. Ya veis, no siempre es el aire, aviones y aeropuertos, también estas máquinas y su entorno me llaman la atención y espero que a vosotros os haya gustado esta entrada.

Me falta algo ... ¿os apetece una rica horchata valenciana?.







Al otro lado de la vía una tarde de invierno, alguien muy alto, con abrigo y sombrero gris, me esperaba para darme la mano. Tenía los ojos demasiado claros y yo solo tres años.

Ya recuerdo.... era mi abuelo.










Fotografías de J.A.M.C

20 comentarios:

  1. Me has traído muchos recuerdos, porque cuando estaba en el ejercito, el llamado "Pasaporte" con el que viajábamos sin costo cuando teníamos un permiso, solo nos permitía viajar en el tren correo, el de los vagones de tercera clase con bancos de madera, que paraba en todas partes y que si sacabas la cabeza se te ponía la cara negra de hollín, los bocatas de tortilla o de sardinas y el tinto peleón, pero con que alegría viajábamos, pronto veríamos a nuestra amada! Siempre había una amada esperándonos, al menos a mi...jajajaja
    Preciosa entrada.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Los trenes tiene algo de nostálgico. Tal vez no me traiga tantos recuerdos porque en Venezuela no había y uno de mis juguetes que pedí con 6 años fue un tren con vias... Y la primera vez que monté en tren fue aqui en España recien cumplidos los 20. En la Estación de Atocha.
    Pero no por eso dejo de admirarlos. Me encantaba ver las películas del Oeste en dónde salian trenes y ahora me viene a la cabeza la de los "Hermanos Marx en el Oeste" Mas madera....jajaja
    Bonita la estación de Valencia y tu entrada en general.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola linda, pues me gustan los trenes y las estaciones.
    En Londres disfruté de algunas de ellas.
    Conozco la de Valencia y efectivamente es muy bonita...
    Como madrileña, me quedaré con Atocha, por la que siento cierta debilidad.
    ¿Te cuento un secreto?....
    Uno de los sueños de mi vida es hacer el trayecto del Orient expres.... ya ves....
    Un beso, corazón.
    Natacha

    ResponderEliminar
  4. Hola Air hace mucho que no entraba en tu casita pero oy la e visitado toda y como siempre te digo eres un gran libro del que aprendemos mucho: sobre la fruta lo pensare para comprarme todas las que con tanta sabiduria nos escribes,
    La estación de Valencia me trae muchos recuerdos, era uno de los edificios que le gustavan mucho a mi marido de echo tengo fotos contemplando la fachada pricipal.
    Los trene; ¡que rrecuerdos tan bonitos! cuando me fuy a bilbao fue en el tren de la rrobla desde Leon. eran tantas horas que llegamoas con el culo dolorido pues los asientos eran de madera.
    que bonito rreportage de trenes, ademas de escritora fotografa en fin que no te falta de nada, te deseo todo lo mejor para ti y tu familia; besos Chispas

    ResponderEliminar
  5. Genín:

    Te he traido buenos recuerdos... ya me imagino. En una vida tan plena como la tuya las anécdotas de trenes no pueden faltar, El correo.... tambien yo lo he conocido y viajado, ja,ja, qué cómodo era, eh?

    Besos sin carbonilla.

    ResponderEliminar
  6. Katy:

    Vivo muy cerca de Atocha, me gustaba más la de antes, tenía encanto y un montón de anuncios luminosos que me gustaban mucho.

    Ahora miro el reloj nuevo y me da pena, ni se le vé.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Natacha:

    ¿Cómo estás?, me apunto contigo al Orient Express, aro así que hay que tiene que ser una gozada. Un poco caro, así que ahorraremos.

    Los trenes londinenses son buenos pero lo mejor son sus estaciones. Londres tiene una decena que conectan con el interior, pero la única que tiene destinos internacionales es la de Waterloo.

    Besos con hollín.

    ResponderEliminar
  8. Cucachispas:

    Tú siempre tan amable. Las fotos son lo único que no hice, tengo un experto que es mejor fotógrafo que yo.

    Un beso corazón.

    ResponderEliminar
  9. Jeje, my husband was born in Paseo de las Delicias!!!
    I live near also
    Kisses

    ResponderEliminar
  10. Katy:

    I alive very near of the Paseo de las Delicias, too near....

    The world is a handkerchief.

    Kisses.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9/10/09

    microchip-666

    ResponderEliminar
  12. Que preciosidad la estacion de Valencia. ¿Puedo ir contigo y con Natacha al Orient...ya estoy ahorrando.

    Besitos Air

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Venga!! ya tengo 10 euros... ¿bastará..? :( bueeeeno. Seguiremos ahorrando...
    ¡Lo vamos a pasar en grande! jajajaa.
    Besos, guapa.

    ¡Ya soy libreeeee! no tengo escayola, ajjaja. Se nota ¿a que si?

    ResponderEliminar
  14. ¡Vaya! he montado mil veces en el Orient... conozco a todo el personal... Si todavía estuviera con el japonés... os invitaba a todas... ¿porqué no lo habíais dicho antes...?
    Ahora tuve que salir corriendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, amiga, por esperarme con algo rico...te había pedido té con limón y miel, pero me quedo con la horchata valenciana ¿Le irá bien a mi gripe?. La estoy mimando, ya nos hemos encariñado!

    Preciosa estación de trenes!
    Es un lujo y no es de extrañar que disfrutaras de esa visita.
    Yo viajé poco en tren, en verdad hice un viaje interminable desde la provincia de Salta a Buenos Aires, pero no repetí la experiencia.
    Me gustan mucho las estaciones de tren, esos lugares tienen magia.

    Muy lindas las fotografías y las descripciones, Air, es una bellísima entrada!
    Amiga, tengo que retirarme...empezó a llover de nuevo! y hace frío.
    Mi gripe y yo nos vamos a descansar y a esperar que se formalice la llegada de la cálida Primavera...algún día vendrá!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  16. Una entrada espectacular, me encantooo me gustò mucho la decoraciòn de ceràmica y trecadis bueno toda la estaciòn, la verdad es que te transporta a èpocas nostàlgicas de la niñez. Acà pese al tiempo transcurrido, todavìa puedes viajar y encontrar viejas estaciones y ramales de antaño.
    Lindo todo querida amiga y agradable el video con la mùsica relacionada al tema.

    Un gran abrazo Airblue.

    ResponderEliminar
  17. Safiro:

    ¿Gripe? ... al final entró en tu casa aunque imagino que es la estacional y no la que tanto temíste. La horchata se toma muy fría, así que es mejor algo caliente con miel y limón.
    Tu primavera no llega y mi otoño tampoco, tenemos 26 grados y ya cansa el calor.

    Cuídate mucho. Todo pasa princesa.

    ResponderEliminar
  18. Antonio:

    Gracias como siempre por tu loable comentario.

    Si te gustan los trenes(además de los aviones), únete a nosotras, Gata, Natacha y yo estamos ahorrando para viajar en el Orient Express. Carlota no, que ya lo conoce. Ja,ja.

    Un abrazo querido amigo, sabes que estoy para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  19. .... __...--~~~-. _ _.-~~~--...__
    ....// __.MUNDO._ !_.-~~--.. __ \\
    ..// __...--~~~- ._ !_.-~~~- ..__ \\
    // ___.....---~~._\ ! /_ ANIMAL !.\\
    ===========\\!//========--


    A veces nos tropezamos con Personas tan Hermosas
    que sin darnos cuenta se convierten en parte de
    nuestras Vidas... Gracias por tropezarme.


    Hola te deseo un buen fin de semanaa abrazos de tu amigo Christiann

    ResponderEliminar
  20. Caramba Air, las veces que he estado en Valencia, hace ya años y no conozco la estación... QUE DELITO... es preciosa. Será lo primero que vea cuando pueda volver por alli.

    Como siempre preciosa y preciosas fotos.

    Sueño con hacer el recorrido compelto del Transiberiano... en el 1995 hice un gran recorrido en tren atravesando Ucrania de Norte a Sur. Me fascina el tren, sobre todo los de los paises que aún conservan ese toque trasnochado y antiguo, aunque claro está que hay que sacrificar la comodidad si se quiere vivir ese tipo de experiencias.

    Hay ahora dos trayectos en el Norte y uno creo que por Andalucia que han recuperado aquellos trenes antiguos y aquellos recorridos pero son de lujo y carísimos. Quizás un día...

    Bueno Air, un besito.

    ResponderEliminar