martes, 19 de octubre de 2010

EL PODER DEL AHORA




Muchas veces durante el tiempo que llevo escribiendo en este blog, he hecho alusión a temas relacionados con la mente y siempre termino diciendo que ésta puede llegar a convertirse en uno de los peores enemigos del ser humano, debido a la fuerza y al poder que ejerce sobre nosotros.

Mantener el equilibrio perfecto entre cuerpo y mente podría compararse al acierto de conseguir el bienestar y la felicidad durante toda nuestra vida.

Es difícil conocer todos sus recovecos, todas sus posibilidades y en definitiva todos sus usos. Deberíamos empezar primero por conocer el uso creativo de la mente, usarla para cualquier propósito específico, pero usarla en combinación con nuestro cuerpo interno, es decir, siendo capaces de mantenernos conscientes sin pensamientos y el camino más fácil para entrar en ese estado es a través de nuestro propio cuerpo. ¡Ahí queda eso!... difícil ¿eh?, pues en otras palabras menos rebuscadas: cuando necesites una respuesta, una solución o una idea, deja de pensar momentáneamente y concentra la atención en tu energía interna.


En cualquier actividad relacionada con el pensamiento, practica el hábito de alternar entre movimientos de pensamiento y otros de una especie de escucha interna. Creo que está más o menos claro, pero voy a resumir: no pienses únicamente con la cabeza, piensa con todo tu cuerpo.

Igualmente cuando escuches a otra persona, no te limites a hacerlo con tu mente, escúchala con todo tu cuerpo, y mientras escuchas, siente toda la energía que desprende y crea un espacio tranquio que te permita escuchar sin interferencias mentales. Asi estarás prestando mión a la otra persona.ayoría de la gente no sabe escuchar, suelen estar más pendientes de su propio peamiento y no a lo que la otra persona les está iendo, y ninguna a lerdaderamente importante: el ser de la otra pe              rEs el arte de saber escuchar.

Para llenar nuestra mente de energía positiva deja que la respiración te lleve al cuerpo interno.
Eckhart Tolle llama 'Cuerpo Interno' a nuestro Ser más allá del cuerpo físico, que podemos sentir como un campo energético unificado.

A veces, cuando la mente ha estado muy activa, tiene tanta energía que resulta imposible retirar la atención de ella y sentir el cuerpo interno, el propio interior está revuelto cuando entramos especialmente en un circuito de preocupación o ansiedad. Ocurre con demasiada frecuencia cuando nuestra personalidad es ansiosa por naturaleza, que no podemos entrar en contacto con el cuerpo interno. Profesionales del campo de la Psiquiatría y Psicología recomiendan en este caso empezar centrándose en la respiración.



La respiración te pone gradualmente en contacto con el cuerpo. Sigue la respiración con atención, el aire que entra y sale del cuerpo. Inspira y siente el abdomen expandirse y contraerse ligeramente en cada inspiración y espiración. Si te resulta fácil visualizar o imaginar, cierra los ojos y obsérvate rodeado de luz o inmerso en sustancia luminosa.
A partir de ahí, gradualmente, céntrate más en la sensación. Entonces estarás en contacto con tu cuerpo interno. No te apegues a ninguna otra imagen visual.

En ésto se basa la meditación y no hace falta dedicarle mucho tiempo. Diez o quince minutos de reloj deberían ser suficientes. Es importante asegurarse de que no hay distracciones externas, teléfonos, etc. Siéntate en una silla, pero sin apoyarte en el respaldo, mantén la columna erguida y elige finalmente tu posición favorita para meditar.

Manténte en este estado el tiempo que te resulte cómodo; después vuelve a tomar conciencia del cuerpo físico, de tu respiración y de los sentidos físicos, y por fin abre los ojos.
Observa tu entorno durante unos minutos sin ponerle etiquetas mentales y entre tanto sigue sintiendo tu cuerpo interno lleno de paz.


Ojalá estos consejos o aclaraciones, como querais llamarlos, os ayuden a conseguir un cuerpo y una mente libre de tensiones. Una balanza perfectamente equilibrada de salud y bienestar que tanta falta nos hace.


“No mires hacia ninguna otra parte en busca de la verdad, porque sólo la encontrarás dentro de tu cuerpo. Si mantienes la atención en el cuerpo siempre que te sea posible, te estarás anclando en el ahora. No te perderás en el mundo externo ni en la mente. Los pensamientos y emociones, los miedos y deseos, pueden seguir presentes en alguna medida, pero ya no se adueñarán de ti".Eckhart Tolle




Basado en el libro "El Poder del Ahora".



10 comentarios:

  1. Paso a saludar,y te doy las gracias por compartir tanta sabiduría y verdad, es dificil a veces dejar la mente que se relaje, pero cuando lo haces ganas en bienestar y tranquilidad.
    Un placer volver, por cierto tu padre tiene mucho arte, no me extraña el tuyo, "de tal palo,..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que bien que decidieras tocar este tema, de vez en cuando conviene recordar cosas que, o bien por falta de practicarlas se olvidan poco o a poco, o está uno demasiado ocupado en otros menesteres y deja de practicarlas.
    Muchas gracias.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Al querer interpretar lo que nos dicen otras personas gastamos mucha energía...
    Con la meditación se regenera mucha energía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Marina:

    Hace tiempo que no te veía por aqui y tu comentario me ha gustado, solo tengo que decirte que mi padre tenía mucho arte. Hace seis años que se fue a pintar las estrellas. Ahora tiene el mejor estudio.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Genín:

    Pero mira qué estás guapo en esa foto... je,je. Es cierto, nos olvidamos de parar unos minutos de nuestro dia a dia para relajarnos y no pensar en nada, solo concentrarnos en nuestro interior con una respiración acompasada.

    A los virus también se les aleja así.

    Salud y besos azules.

    ResponderEliminar
  6. Alejandro:

    Me alegra tu visita, te la devolveré en breve.

    Es cierto, cuánta energía perdemos y nos falta tiempo para recuperarla... Una cosa es pensar y otra meditar. Son cosas distintas que muchas veces no entendemos o no sabemos separar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa, eso me hace a mi falta el saber relajarme, aunque hay gente que dice que parezco muy tranquila, y sobre todo por teléfono,¿tu que opinas? jajajajaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Gata:

    Pues verás..... en el mío en concreto tu voz suena tranquila, parece que estuvieras haciendo yoga de la paz que irradias, jajajaja. En serio, encuentra un ratito y métete en tu cuerpo interno y respira, cuidar la mente es increiblemente mejor qur cuidar el cuerpo. Lo difícil es llegar a ese trance, desconectar, a mi al menos me cuesta un montón.

    Besos azules.

    ResponderEliminar
  9. Interesante Tema Air, saber escuchar es un arte. El ajetreo con que se vive el dia a dia, no deja que nuestra mente se recupere acumulando una carga inecesaria.

    Pienso que si somos capaces de "sanear" nuestro interior y liberar tensiones se beneficiara nuestra salud,y estaremos en disposición de comprender y entender mejor nuestro entorno.
    Air como siempre la música extraordinaria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Mar:

    Mens sana in corpore sano, es lo que acabas de decir, si dejamos la mente libre de tensiones, preocupaciones y demás, estaremos mucho mejor físcamente. Pero para ello necesitamos tener primero voluntad, segundo tiempo y tercero encontrar el equilibrio necesario para consegurlo.

    Todo es proponerselo.
    Gracias por venir.

    ResponderEliminar