Voz de mi hija. . Aline

Voz de mi hija

lunes, 23 de junio de 2008

ROSAS PARA UNA ROSA

























¿Y por qué no voy a decírtelo ...?

Por qué tengo que guardarme lo que siento si no es otra cosa que orgullo ....
Déjame que te diga cómo valoro tu esfuerzo, que sé lo mucho que luchas, que te falta tiempo....

Que ya no necesitas mi ayuda, que los años van pasando sin darnos cuenta, que cada vez eres más fuerte, que ya no te hace falta mi mano para subir los peldaños de la vida.
Déjame que te diga que deseo que seas feliz, es lo único que importa, que llegarás a una cima todavía más alta, que conseguirás lo que anhelas .... Ya lo verás.



Palabra de madre.




Y por qué no voy a decirte también, lo mucho que echo de menos.....



You Can Smile When You Can't Say a Word



There are many troubles that will burst like bubbles,

There are many shadows that will disappear;

When you learn to meet them, with a smile to greet them,

For a smile is better than a frown or tear.

Tho' the world forsake you, joy will overtake you,

Hope will soon awake you, if you smile today;

Don't parade yur sorrow, wait until tomorrow,

For your joy and hope will drive the clouds away.

When the clouds are raining, don't begin complaining,

What the earth is gaining should not make you sad;

Do not be a fretter, smiling is much better,

And a smile will help to make the whole world glad.

You can smile when you can't say a word,

You can smile when you cannot be heard;

You can smile when it's cloudy or fair,

You can smile anytime, anywhere.


A. H. Ackley


sábado, 21 de junio de 2008

MIS AMIGOS






A FAIR LADY por su dedicatoria y a NATACHA por su regalo.

 



Cuando las sombras, me invadan,
encenderé todas las velas del castillo,
quemaré todos los leños en la hoguera,
llamaré a los soles de mi infancia,
convocaré a todas las luciérnagas del bosque.
No volveré a ser devorada por la oscuridad,
seré fiel a mi destino de luz y no de sombra.

Es una certeza.


Valeria Azul.




domingo, 15 de junio de 2008

¿LA CONOCES?



Buenos días "amiga"... Un nuevo amanecer, un día más que no deseo compartir contigo. Intuyo que sigues estando cerca acechando y amenazando. Afortunadamente eres invisible para muchos y sin embargo otros vemos y sentimos tu visita desde hace mucho tiempo. A veces me gustaría ser tan poderosa como tú, porque.. ¡mira que eres fuerte! ... tienes habilidad para mantener en alerta al ser más cabal e inteligente, te aprovechas de su debilidad, por eso no me gusta nada compartir tu compañía. Eres además persistente y te gusta ser la dueña de nuestros actos llegando a esclavizar y mediatizar el ritmo de la vida. Sin embargo tienes que reconocer que tengo algo que tú no tienes, algo que muchas veces no se puede demostrar por lo mucho que cuesta conseguirlo. Conoces muy bien su nombre. ¡Exacto!, me refiero a la Voluntad.




Supongo que ya sabéis quién es esta intrusa que tiene la osadía de acomodarse en la mente sin cita previa ni permiso. Su apellido es Ansiedad y su nombre Neurosis. Una emoción humana que es conocida desde hace aproximadamente unos 500 años.

Creo que todos lo hemos experimentado alguna vez y seguiremos experimentándolo en las múltiples situaciones que nos vemos obligados a soportar, que al fin y al cabo forman parte de nuestro entorno. Quien haya tenido la suerte de librarse de ella, no sabe lo que tiene ganado.
Muchos observadores la consideran ya una condición básica de la existencia moderna.
Además algo andaría mal si un individuo no sintiera ansiedad al enfrentar eventos estresantes cotidianos, si los enfrentan, es probable que sean individuos sin ningún trastorno que manejan y controlan la situación por difícil que sea. ¿Cómo lo hacen?, pues usando estrategias tales como: la relajación y solución de problemas para reducir el estrés. Sin embargo otras veces reaccionamos al contrario llegando a perder el control y con dificultad de razonamiento.
Un trastorno por ansiedad ocurre solo cuando una ansiedad abrumadora altera el funcionamiento social u ocupacional o produce una angustia significativa.






Quizá no se conozca lo suficiente a Doña Ansiedad, por ello voy a dar un repaso al mundillo de esta señora que de vez en cuando se permite el lujo de visitarnos y se acomoda tranquílamente jugándonos una mala partida.


La ansiedad se manifiesta de 3 maneras:

Cognitivamente (en los pensamientos de la persona),

Conductualmente (en sus acciones),

y Somáticamente (en las funciones fisiológicas o biológicas).


Los trastornos por ansiedad no implican una pérdida de contacto con la realidad. Las personas que los sufren por lo general pueden continuar con la mayor parte de los asuntos cotidianos de la vida. Aunque estas personas no destacan de la naturaleza lógica u autoderrotante de algunas de sus conductas, parecen incapaces de controlarlas.
Las manifestaciones cognitivas pueden ir desde una preocupación leve hasta el pánico. Las manifestaciones conductuales de la ansiedad implican levitación de situaciones provocadoras de la misma, y los cambios somáticos incluyen la
respiración entrecortada, sequedad de la boca, manos y pies fríos, diarrea, mareos, palpitaciones cardiacas, elevación de la presión sanguínea, indigestiones, etc. Todo un cuadro de síntomas fruto de un desequilibrio psicosomático.


Clasificación de los trastornos de la ansiedad:


La clasificación de los trastornos de la ansiedad es continua y ocurren cambios en cada nueva edición del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM).
Aún así los trastornos de ansiedad se han dividido en categorías de diagnóstico mas especificas y son:


Trastorno de Pánico.
Trastorno por Ansiedad Generalizada. T. A. G
Fobias: Agorafobias. Fobias Sociales. Fobias Simples.
Trastorno Obsesivo Compulsivo: Obsesiones y compulsiones T.O.C
Trastorno por Estrés Post-Traumático.



Trastorno de Pánico:
Se caracteriza por episodios grandes y atemorizantes de aprensión y sentimientos de destino inminente. Estos ataques a menudo son descritos como horribles y pueden durar de unos cuantos minutos a varias horas; parece ser
que son bastantes comunes.
Trastorno por ansiedad generalizada (TAG):
Se caracteriza por niveles altos persistentes de ansiedad y preocupación excesivas por muchas circunstancias de la vida.
En oposición al trastorno de pánico, los individuos con TAG tienen probabilidad de preocuparse por acontecimientos menores del mismo modo que lo hacen por los eventos importantes. Sus reacciones fisiológicas también son menos que la de las personas con trastorno de pánico pero tienden a ser mas persistentes.
El trastorno por ansiedad generalizada parece ser un problema cognitivo que implica preocupación o aprensión en oposición a los individuos sin el trastorno, aquellos con TAG tienen mayor probabilidad de enfrascarse en más pensamientos durante la relajación y especialmente de aquellos negativos durante un periodo de preocupación inducida.
Es el segundo trastorno de ansiedad mas frecuente después de las fobias.


Fobias:




El termino fobia viene de la palabra griega que significa "Temor". Una fobia es un temor intenso, persistente e injustificable de algún objeto o situación especifica.
Los intentos de evitar el objeto o situación interfieren de forma notable con la vida del individuo. Las fobias es el trastorno mental mas común en Los Estados Unidos. La tasa de prevalencia de por vida estimada es de 12.53% con más de 15 millones de individuos afectados en cualquier momento dado.
Existen 3 categorías de fobias:

Agorafobias
: la cual es un temor irracional único de quedar atrapado o desamparado.
Fobia Social: la cual, por lo general, implica situaciones sociales.
La Fobia Simple o Especifica: las incluye la mayor parte de los temores.



Fobias y sus objetos :
Acrofobia: temor a las alturas.
Agorafobias: temor a los espacios abiertos
Ailurofobia: temor a los gatos.
Algofobia: temor al dolor
Aracnofobia: temor a las arañas.
Astrapofobia: temor a las tormentas y relámpagos.





Aviofobia: temor a los aviones.
Brontofobia: temor a los truenos.
Claustrofobia: temor a los espacios cerrados.
Dementofobia: temor a la locura.
Genitofobia: temor a los genitales.
Ematofobia: temor a la sangre
Microfobia: temor a los gérmenes.
Monofobia: temor a estar solo.
Misofobia: temor a

la contaminación o a los gérmenes.
Nictofobia: temor a la oscuridad.
Oclofobia: temor a las multitudes.
Patofobia: temor a la enfermedad.
Fobofobia: temor a las fobias.
Pirofobia: temor al fuego.
Sifilofobia: temor a la
sífilis.
Topofobia: temor al desempeño
Xenofobia: temor a los extranjeros.

Zoofobia: temor a los
animales o alguno en particular.


Me pregunto por qué a pesar del tiempo vivido y de tantas experiencias adquiridas las personas seguimos sintiendo inseguridad. Nada tiene que ver con una baja autoestima, nada, absolutamente nada. Es una sensación de temor a lo desconocido, a lo que está por llegar, que nos impide ser del todo felices. Y el término felicidad puede llegar a ser muy diferente como seres pensantes que somos.
Se dice que la felicidad consiste en tener una personalidad equilibrada y un proyecto de vida con tres ingredientes fundamentales: Amor, Trabajo y Cultura.




Este post está dedicado a todas aquellas personas que en algún momento de su existencia, han llegado a conocer e incluso siguen conociendo demasiado bien una Neurosis de Ansiedad, para identificarme con ellas sin olvidar que cada día hay un nuevo amanecer, una nueva oportunidad y una nueva esperanza.
Sé lo mucho que cuesta afrontar una Ansiedad y toda su sintomatología, pero.....
Solo se ha perdido cuando se deja de luchar.





Como dice la canción, Stand by me, (Cuenta conmigo).




jueves, 5 de junio de 2008

YO COLECCIONO ...

Mi colección de cucharillas de ciudades y lugares


¿Quién no ha pensado alguna vez en empezar una colección?, ¿Quién no ha acumulado ciertos objetos por gusto personal, interés estético, curiosidad científica, necesidad profesional o simplemente, por pasar el tiempo?. Para algunos serán libros o discos, para otros soldados de plomo, otros coleccionan sellos de correos. Está comprobado que el ambiente fomenta el coleccionismo en los niños entre los siete y los quince años. La estimulación por parte de padres y profesores ayuda a interesarse por ello porque en general se considera que son ocupaciones sanas que despiertan el espíritu y preparan para la vida adulta.
Todos hemos coleccionado algo a lo largo de nuestra vida. Recuerdo aquellas canicas de colores cuando era niña, los cromos de películas de la época, las chapas, alfileres y las cajas de cerillas. No se acabaría nunca de citar todas las ocasiones de reunir, de clasificar, que nuestra civilización nos ofrece: cuadros, llaveros, ceniceros, monedas, infinidad de objetos que proporcionan cierto grado de entretenimiento y satisfacción
.



Pero no todo coleccionismo es tan inocente como se cree, (ahora viene la parte negativa), basta con que un interés demasiado poderoso, o demasiado exclusivo por ciertos objetos se transforme en pasión, para que el coleccionista atraviese el umbral de lo anormal y se vuelva neurótico y hasta obsesivo.





Parte de la colección de sellos.


Pero ¿dónde comienza lo anormal?.

Tendiendo a generalizarse la afición al coleccionismo, algunos se sorprenderán, quizá, de que dé pie a un análisis del comportamiento humano. El “catálogo” de colecciones es muy amplio y no todas son tan inocentes como se cree. La filatelia, en términos de psicoanálisis no alcanza niveles patológicos, salvo en casos excepcionales. En cambio la cleptomanía, que puede desembocar en coleccionar objetos robados, la piromanía o el donjuanismo, consistente en “coleccionar” conquistas, manifiestan sin duda ciertos trastornos psíquicos.



Filatelia: Catedrales U.K.





Kings U.K.







Hay entonces una patología de la colección corrientemente desconocida entre el público. En su mayoría los coleccionistas son personas con gusto, mentes esclarecidas y por tanto su conducta no puede ser más natural. Más inquietantes son los vanidosos que coleccionan solo por suscitar la admiración o la envidia de los demás. Los avaros, por el ansia de poseer, los tiranos domésticos quieren, al tiempo que un imperio para gobernar, un “tesoro” para guardar celosamente. Los meticulosos, los insociables que se consuelan de su incapacidad de comunicarse normalmente con los otros multiplicando sus colecciones.
A toda esta lista de “atormentados”, cuya tendencia a agrupar los objetos no es más que un síntoma, una válvula de escape, hay que añadir los verdaderos enfermos: los megalómanos, los cleptómanos, los maniacos y los fetichistas.

Recordando las clases de Psiquiatría impartidas por uno de los mejores profesores, que curiosamente contaba con una buena colección de pipas que solía mostrar a diario, el fetichista es un individuo cuyo interés erótico le ha llevado a fijarse en una parte del cuerpo de sus semejantes (cuello, tobillos, pantorrilla, por ejemplo) o en una prenda de sus vestidos. Algunos, pueden reunir grandes cantidades de guantes, medias, ropa interior, etc, etc, intentando así lograr una satisfacción de orden sexual. Se cuentan, con los obsesos, entre los coleccionistas anormales más numerosos.






Algunos tipos de coleccionismo:




Filatelia o coleccionismo de sellos
Numismática o coleccionismo de monedas
Colección de Calendarios de Bolsillo
Colección de placas (o chapas) de cava
Colección de bolígrafos y lápices publicitarios
Cartas coleccionables
Colección de autógrafos
Colección de cómics
Colección de cromos
Colección de miniaturas
Colección de miniaturas de licor
Colección de papeletas electorales
Colección de placas y carteles de compañías de seguros
Colección de soldados de plomo
Xiloteca = Colección de maderas
Colección de Parches Scouts
Coleccionismo deportivo
Coleccionismo de muñecos (por ejemplo, los Madelman)
Colección de posavasos
Colección de sobres de azúcar, glucosbalaitonfilia
Colección de libros



Todo es válido mientras aporte distracción y entretenimiento.


Pienso que "un gran experto no es otra cosa que un coleccionista de conocimientos".




Algunas monedas de la colección.

Monedas de Hungría 2006



Moneda de U.K. de 5 libras. Conmemorativa del Milenio. Año 2000






Im Alive - Celine Dion