Voz de mi hija. . Aline

Voz de mi hija

domingo, 27 de septiembre de 2009

I LOVE AUTUMN !





Ya está aquí de nuevo el otoño, Se dice que la caída de la hoja produce una sensación de tristeza y melancolía y que sus días cortos no ayudan mucho a levantar el ánimo. En cambio a mí me parece una estación de sosiego que invita a la reflexión.

Cuando era niña solía pasear por escenarios de árboles amarillos, con los pies arremolinaba los restos de ramas húmedas, buscaba los dibujos que el viento había dejado en el suelo y escribía palabras con las hojas caídas.






Tal vez, muchas personas asocian el otoño a una época triste, pensando en esa canción de Joan Manuel Serrat que habla de los chopos medio deshojados y la lluvia cayendo tras los cristales de una ventana. Sin embargo, es vital y proporciona grandes alegrías en cuanto a la carta de colores y sabores muy variados para los paladares gourmet. El otoño marca buena parte del fin de las labores de recogida en el campo. Ahora llegan a los mercados los productos en su punto ideal de degustación. Se han recolectado los cereales y comienza la campaña de la vendimia.




Volviendo a la música, Joaquín Sabina también menciona al otoño en una de sus más famosas canciones, diciendo que es ese período que "dura lo que tarda en llegar el invierno". Y mientras dura ese duelo, somos afortunados al poder disfrutar de los más delicados sabores de la tierra y el bosque: setas, frutas y verduras frescas, mermeladas y conservas, los primeros quesos madurados en las entrañas del monte o los salmones ya ahumados que fueron capturados en los pasados días de verano.



BENEFICIOS de las FRUTAS de OTOÑO



La uva posee unas 60 especies procedentes de la parte templada del hemisferio norte, con variedades de mesa, desecadas para producir pasas o prensadas para elaborar mosto o vino.



Desde el punto de vista dietético es una de las frutas más energéticas y útiles, ya que representa un combustible directo para el cerebro. Este emplea la glucosa en muchas de sus funciones. Pero por el contrario es un alimento contraindicado para los diabéticos debido a este alto contenido de glucosa. Tampoco es la fruta ideal para los obesos por su elevado aporte calórico. En cambio es un alimento muy adecuado para niños y ancianos, dada la rápida asimilación de los azúcares y su fácil aprovechamiento.
Uno de los componentes de las uvas y el vino es el denominado resveratrol. Tiene varias características biológicas importantes. Es antiinflamatorio y tiene efectos sobre el metabolismo de los lípidos. Protege al corazón al reducir el nivel de colesterol. Y además inhibe la agregación de las plaquetas en la sangre. Con ello la sangre es menos espesa y se evita la formación de los coágulos sanguíneos que desencadenan los infartos cardiacos y cerebrales.



Las peras son una buena fuente de vitamina C, fibra, potasio y vitamina E.
Es una fruta ideal para suministrar a los niños por su alto contenido en calcio que ayuda a estos a crecer fuertes y sanos, fortaleciendo sus huesos.
También es fuente de hierro, por lo que esta fruta constituye una gran fuente de fortalecimiento para los glóbulos rojos.
Es recomendada por los terapeutas naturales para las personas que padecen de bocio al ser fuente de yodo.
Por su alto contenido en potasio es buena para las personas que toman diuréticos, que eliminan dicho mineral con el fin de suplir pérdidas; pero por otro lado, esto deben tenerlo en cuenta las individuos con insuficiencia renal o que requieren dietas controladas de potasio.
Por su bajo contenido en sodio e hidratos de carbono, alto en potasio, las peras resultan muy recomendables para la diabetes, hipertensión arterial o afecciones cardiovasculares.
Por poseer taninos, las peras bien maduras resultan eficaces en caso de diarrea y otros trastornos digestivos (úlcera, gastritis y estómago delicado).
La pera también contiene ácidos orgánicos que le dan sabor ácido y efecto alcalinizante. Así, el ácido cítrico alivia los dolores de estómago, incentiva la secreción de jugos gástricos para digerir los alimentos. Este efecto depurador no sólo se produce en el ámbito gastrointestinal sino también en el páncreas e hígado.



El caqui es una fruta rica en azúcares, sales minerales y vitaminas. Es diurética y descongestiona el hígado. Gracias a su contenido en provitamina A es ideal para la belleza de nuestra piel y puede incluso mantener el “morenito” veraniego por más tiempo. Además, debido a su contenido en fibra, favorece la actividad intestinal y ayuda a combatir la diarrea.

Problemas de transito intestinal, estreñimiento (laxante)- Sistema inmunológico: aumenta las defensas, ayuda a producir glóbulos rojos y blancos.- Estrés.- Problemas cardiovasculares y degenerativos.- Vista, dientes, huesos.- colágeno, mucosas, huesos y anticancerígeno. Resistencia a las infecciones.- Anti-Sida.- Transmisión y generación del impulso nervioso y muscular.- Periodos de crecimiento.- Ayuda a las mujeres durante el periodo de lactancia y de embarazo.- Enfermedades antiinflamatórias.- Hipertensión arterial. Gota.- NO es recomendable para los que padecen insuficiencia renal.


La manzana esta considerada como la fruta más completa, debido a sus múltiples aportes ya que entre sus características encontramos vitaminas y minerales. También actúa como adelgazante, diurética y su consumación diaria ayuda a prevenir distintas enfermedades.
Además de mejorar notablemente el estado de la piel debido a que mejora la hidratación general, actúa sobre el
colesterol disminuyendo los niveles altos del mismo, también ayuda a bajar la presión sanguínea manteniendo limpias las paredes de las arterias.
La manzana además depura y desintoxica el organismo de factores nocivos para nosotros y mientras tanto nos provee de una importante cantidad de nutrientes. Ayuda a mantener los dientes limpios y a tener la dentadura y las encías más sanas y firmes, por lo tanto también actuaría en la prevención de
caries.
Cualquiera se
a la variedad que elijamos con su color intenso, su aroma y sabor tan particularmente jugoso, la manzana debe estar presente en nuestra vida desde que nacemos y para siempre.




Otra de las frutas de la temporada de otoño es la granada. Originaria del Oriente Próximo y del interior de Asia Menor, posee una cáscara gruesa en cuyo interior encontramos unos granos de pulpa jugosa de color rojo intenso. Es rica en vitaminas A, B y C, así como de potasio, fósforo, cloro, magnesio, calcio y sodio.
La granada es un alimento digestivo, diurético, astringente y depurativo que contribuye a limpiar nuestro organismo. Además, también ayuda a combatir el colesterol, el cáncer de colon, las lombrices intestinales y la arteriosclerosis.
Sus aplicaciones van más allá de las gastronómicas y terapéuticas, ya que su zumo natural es empleado a modo de cosmético natural para dar frescura a la piel del rostro.


Por su elevado contenido en potasio y bajo en sodio, el dulce de membrillo resulta recomendable para aquellas personas que sufren hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos y corazón, no asociadas a exceso de peso. No obstante, su consumo deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral. Sin embargo, a quienes toman diuréticos que eliminan potasio y a las personas con bulimia; debido a los episodios de vómitos autoinducidos que provocan grandes pérdidas de este mineral, les conviene el consumo de membrillo.

La castaña el fruto otoñal por excelencia, es rica en aceites, contiene un alto nivel de selenio considerado un antioxidante importante. Las proteínas que se encuentran en la castaña tienen un nivel alto de amino-ácidos benéficos para la salud.


- Estrés.
- Depresión.
- Durante la lactancia.
- Durante el embarazo: ayuda a la buena formación feto.
- Transito intestinal.
- Es antiinflamatorio.
- Problemas cardiovasculares y degenerativos
- Buenas para la memoria.
- Próstata.
- Anemia.
- Es tónico y reconstituyente.
- Desgaste físico.
- Varices.
- Anticancerígeno.


Quién no se ha acercado a un puesto como éste... O quién no recuerda el famoso cuento de Mariuca la Castañera de Ferrándiz ...



Me gusta el otoño, es mi estación favorita. ¿Cúal es la vuestra?.






miércoles, 16 de septiembre de 2009

DÉJAME QUE RECUERDE






A veces tengo que pedir permiso para recordar. Me dicen que no me viene bien rebuscar en el pasado, que hay que vivir el presente y no aferrarse a unas vivencias que inevitablemente el túnel del tiempo se ha encargado de ocultar. Pero el pasado amigos es historia, nosotros vivimos nuestra propia historia y somos historia.



Burgos. Piscinas de la Ciudad Deportiva
El final del verano se acerca. Atrás se van quedando los dias de sol y baño y es inevitable sentir un cierto sabor a nostalgia, de aquellos septiembres en los que comenzaban los primeros escalofríos. Asomada a la ventana de mi cuarto, borraba el incipiente vaho de los cristales para ver una hierba demasiado seca, tanto, que parecían hilachos de lana parda cubriendo el jardín. Los rosales ya estaban podados, se hacía antes del invierno para que floreciesen a principio de junio y el columpio, mi columpio azul, aquel que me hizo mi padre partiendo de un cajón de madera, solo lo balanceaba el viento al compás del leve crujido de sus cuerdas.



Barriada de chalets donde vivía



Aquello me entristecía porque los veranos burgaleses eran bastante cortos y los dias calurosos se contaban con los dedos de una mano. Tenía que ir pensando en guardar mi bicicleta, también azul, y preparar la próxima llegada del nuevo curso. Otra vez los madrugones, el autobús, el uniforme, la pila de libros y el frío

Estudié los primeros años en la Institución Teresiana y terminé en el Instituto Cardenal López de Mendoza que entonces era solo femenino.





IES Cardenal López de Mendoza donde estudié





Los cambios de estación son cambios de vida, es como iniciar una nueva etapa llena de oportunidades y expectativas. Aquellos finales de verano solo el tiempo y el paso de los años los hace distintos. Entonces miraba el jardín lleno de flores secas, hoy tengo otra clase de flores que nunca se marchitan. Necesitan otro tipo de cuidados y aunque a veces cuesta trabajo sacarlas adelante la mejor recompensa es verlas sanas y frondosas.



Nadie me puede prohibir que recuerde, ellos creen que me hace daño, sin embargo yo siento que el alma se serena y esta añoranza me hace sentir bien y sonreir. Aunque esta sonrisa venga con billete del pasado.






Y quien recuerda, busca y quien busca, halla.


He encontrado algo que escribí hace tiempo y que publiqué al principio de este blog que abrí hace ya tres años. Cuando llega septiembre las noches empiezan a ser más largas, se tiene más tiempo de disfrutar de ellas y la luna está más despejada que nunca porque por fin se ha liberado del calor, está feliz, libre de agobios y por ello danza entre el manto de la noche y el murmullo del agua. Yo la he visto bailar sobre el mar.



"La noche era cálida en la Nave de los Sueños mientras surcaba con una estela de color los cielos del planeta. Desde el infinito, las amarillas luces del cielo iluminaban todo. No había estrellas fugaces, no había deseos que cazar al verlas correr por la bóveda celeste.

Pero de la quietud de la noche sonó una ligera nota musical que rompió su calma.

Después de este tímido sonido, vino otro y otro… y así como las gotas del comienzo de una lluvia, sonó toda una melodía. Parecía que todo estaba dormido, pero la LUNA se despertó en la anaranjada noche urbana para, por un momento, posarse en el marco del firmamento y escuchar aquella música suave.

La LUNA, era especialmente hermosa esa noche. Como una cicatriz blanca en el cielo se elevaba saludando a todo el que deseaba contemplarla, amaneciendo en nocturnidad sobre los mortales durmientes. Sonriendo a todo el que dejó el mundo de los sueños, para poder soñar despierto al son de una dulce melodía.

La LUNA danza esbelta entre velos de nubes. Y la música que baila ralentiza el ritmo de la noche".

Felices recuerdos.

domingo, 6 de septiembre de 2009

COLORES




Asomada a la ventana de la vida, me complace observar los colores y matices que atraen y alegran mi vista.

La montaña de cuerpo blanco y rosa, se levanta durante siglos entre el verde fluyente del agua y el color de los espigados árboles.

El rojo de las amapolas o el morado nazareno de las violetas.
Los naranjas de los atardeceres o el azul intenso del cielo, que presenta su belleza entre el blanco de las nubes.
El gris de una tormenta o el marrón pardo de una solitaria hoja seca.

























Pronto habrá cambio de estación y desaparecerán los azules y los verdes para dar paso a colores dorados, suelos rojizos y alfombras ocres que el viento teje al desnudar las ramas de los árboles.


Colores, silencio mágico en la melodía de la Naturaleza.
No sé cuál es el tuyo y por qué lo prefieres. En cambio tú sí sabes que me gusta el azul.





El azul de una mirada


El azul que el mar refleja


El azul del agua de un lago



El azul de noches de luna llena


El azul de la inocencia


El azul de una flor



Y el azul de este raro pez





Corazones turquesa
Besos celeste
Sentimientos lapislázuli
Amor añil
Pasión cobalto