Voz de mi hija. "Dedicado a quien amo "

Voz de mi hija - "Dedicado a quien amo".

miércoles, 31 de marzo de 2021

Se oyen saetas.

Sigue siendo igual, después de un año aún no hemos recogido el sudario. 
Un aroma a rosas me excita la pituitaria. Rosas seguramente rojas que entre el silencio y la soledad del  Jueves Santo, llega hasta mi aliviando la tristeza que seguimos padeciendo.
Y empinando mis pies en el suelo, veo un hombre que a paso lento se tambalea descalzo y miro su rostro lívido, lleno de guijarros, con los cabellos húmedos que por su cara caen lánguidos.
La noche se está cerrando, de terciopelo morado  va vestido y por sombrero, una corona de espinas clavada en su cabello.

¿Quién camina solitario por las calles vacías?, es Jesús el Nazareno la tarde del Jueves Santo.
Silencio, que una oración merece, quien solo va bajando con la mirada fija en el suelo y en las manos sujetando ese divino madero. 
Y el corazón se me encoge, cuando siento el dolor de un hombre que ya pasó por aquí hace un año. Hay saetas con sentimientos y poemas mal rimados, hay duelos y quebrantos. Hoy las palmas son para Él, la tarde de Jueves Santo.



Dice una voz popular:
¿ Quién me presta una escalera,
Para subir al madero
Para quitarle los clavos
A Jesús el Nazareno ?

Antonio Machado.






miércoles, 24 de marzo de 2021

Frédéric Chopin - Vals de la primavera.


 

Recuerdo como eras en la última primavera
Eras cascabel de risas con el corazón en calma
En tus manos de nácar ramos de lilas nacían
En tus ojos chispeaban las llamas del crepúsculo
Los rayos de sol calentaban tu cuerpo de niña
Tu cabello azabache diademas de seda lucía
Tus brazos trepaban lentamente
como una enredadera mi cuello envolvían.

Dulce recuerdo azul apegado a mi alma
Hoguera de llamas en que mi sed ardían 
Siento no ver tus ojos en la distancia
Nube gris, voz de pájaro de noble gallardía  
Siento no ver tus ojos desde el invierno
hacia donde emigraban mis anhelos
y mil besos ardientes como brasas caían.

Cielo de un mar bravío
Campo de cerros dorados
Tu mirada es de luz y de humo
De estanque en calma
En tus ojos el crepúsculo ardía
Tus labios color granada
Funden el hielo de las palabras.

Hojas secas de otoño
en tu Alma jugaban
Tu voz la noche engalana
Pentagramas llenos de notas
Suenan vivos en tu garganta
Vuelan hacia mí tus canciones
En azules caracolas envueltas.

Hoy más que nunca
recuerdo como eras en la última primavera.

Airblue.


viernes, 19 de marzo de 2021

La ausencia de un abrazo. ❤️



Me abrazaste en sueños 
a mí  
en mi soledad
de hija.


Sentí tu abrazo
sentí tu piel
 se iluminaron
mis sombras.


Las estrellas
brillaron
anunciando
un tiempo nuevo


Y mientras
en la playa
una nueva obra tuya
nacía.


En parto de mar



miércoles, 10 de marzo de 2021

Todo un lujo



Hay rayos de luz en el corazón del hombre, que desafían la oscuridad de la noche. Un rayo que brilla en cada alma, como las alas de la esperanza cogiendo vuelo.
Un día soleado, el nacimiento de un niño, las pequeñas cosas que decimos, un brillo especial en la mirada de alguien, los sencillos regalos de cada día... 
Aunque en la situación que estamos viviendo parezca imposible, en algún lugar hay un paraíso donde cada uno encuentra su libertad y está aquí en la tierra y a la vista. Un lugar donde todos podemos hallar nuestra paz.

Ven... abre tu corazón 
Toca las estrellas
Crece en nuestro poder
Ahora, aquí en este lugar
En esta tierra, es el momento.

En un lugar al que llamamos paraíso, cada uno de nosotros tiene el suyo propio, no tiene nombre, ni precio. Es un lugar al que llamamos hogar, un sueño que llega más allá de las estrellas, del interminable azul del cielo.
Siempre preguntando quiénes somos, siempre cuestionando por qué, no es fácil prescindir del poder, de las riquezas, sobre todo cuando se necesitan. Sin embargo son lujos materiales y hay otra clase de lujos que solo los ansiamos cuando los perdemos.

Ven... abre tu corazón
Escucha a las flores
Cree en su lenguaje
Ahora, aquí en este lugar llamado tierra.

Hay rayos de luz en el corazón del hombre, capaces de desafiar la oscuridad de la noche. Un rayo que brilla en cada alma, como alas de esperanza levantando el vuelo, como gaviotas planeando el mar, como espíritus que revolotean envueltos en velos de espuma.

Es todo un lujo y a veces no puedo contener las lágrimas.

lunes, 1 de marzo de 2021

Pinto nubes, escribo versos, escucho acordes.

Tener una aptitud para cualquier forma de arte siempre me ha parecido envidiable.
 En la pintura saber plasmar los sentimientos y dibujar las emociones en un lienzo o en un papel en blanco, para algunos potentados es un logro stisfactorio y para otros puede ser suficiente perfilar unos trazos.
El arte de pintar tiene su propio lenguaje, la manera de ver una pintura con sus formas y colores, es el modo de entender el lenguaje del pintor. No importa el tiempo o la época que represente el cuadro, la pintura del pasado la veremos siempre con ojos contemporáneos, no podemos entrar en el espíritu de cada artista y ver a través de sus ojos. Nosotros vivimos en el mundo actual e interpretamos la época y el significado del autor a nuestra manera. 

En la escritura la poesía es un puro juego ingenioso de palabras y conceptos que no trata de enseñar verdades, sino de vivir de una manera despreocupada el presente dando una forma espiritual a la vida. El poeta tranquiliza y deja la frescura que nuestro sentimiento necesita. 



Vicente Huidobro, poeta ch
ileno, dice:”¿Por qué cantáis a la rosa, poeta?. ¡ Hacedla florecer en el poema!".

Escribir es difícil, escribir poesía creo que es un don. Existen múltiples posibilidades sobre cómo escribir un poema, pero lo que prima ante todo es el sentimiento, la búsqueda de la belleza, la riqueza estética y sonora, la búsqueda de la diferencia y la originalidad en la transmisión del mensaje.

En la música interpretar una partitura, componer y llegar a tocar un instrumento, también suele ser innato y se necesita mucha dedicación.
La música está hecha de vida y la vida de música y es la combinación perfecta de sonidos con ritmos. Todo en este mundo está basado en el ritmo, se suceden rítmicamente las estaciones del año, los días y las noches y por supuesto los latidos del corazón. 

El arte musical nos sumerge en un mundo fascinante, nos hace vibrar y despierta en nosotros sensaciones emocionantes, tanto para el que la escucha como para el que la interpreta y provoca en nosotros cambios en el estado de ánimo. Está comprobado
científicamente.
El canto es diferente, mal o bien todos sabemos y podemos cantar aunque no tengamos educada la voz, pero escuchar una pieza musical bien interpretada es un placer. Cantar es necesario y ahí va la pregunta: ¿cantamos porque estamos felices o somos felices porque cantamos?. Recientes estudios indican que se trata de lo segundo. Cuando cantamos el organismo produce endorfinas, la hormona de la felicidad, lo que conlleva a una sensación prácticamente inmediata de bienestar y alegría. Actualmente y como consecuencia de estos beneficios se esta utilizando el canto para el tratamiento de enfermedades como la depresión o la ansiedad. Además si esta actividad se realiza en grupo mejoramos la autoestima. Cantar frente a otros puede ser difícil para las personas tímidas al principio, pero cuando finalmente se logra, la sensación de haber conseguido un reto suele ser muy beneficiosa. 

Cantar disminuye el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Es una actividad aeróbica que mejora la eficiencia del sistema cardiovascular, se relaciona con la reducción del estrés y la longevidad. Cuando cantamos aumenta la oxigenación en la sangre y en el cerebro, manteniéndonos más alerta. 
El canto ejercita los músculos abdominales e intercostales. Estimula la circulación. Mejora la postura corporal. Es una actividad adecuada para cualquier edad y se está estudiando y probando su eficacia para prevenir y erradicar la apnea nocturna y los ronquidos. El canto mejora los problemas de memoria, demencia o incluso el Alzheimer. Mi madre cantaba conmigo, era capaz de seguirme y pronunciar la última palabra de la canción, estando en una fase ya muy avanzada.  Cuando cierro los ojos, escucho todavia el vibrato de su voz.

Tengo la suerte de vivir rodeada de música,  mi hija pequeña  tocaba el piano y digo tocaba, porque por falta de tiempo está mudo el pobre y la mayor canta por hobby para relajarse. Sabe que me gusta oírla y de vez en cuando me graba canciones para aliviar un poco esta soledad impuesta y para mejorar mi salud. Las iré colgando en el sidebar por si alguno queréis escucharlas.