viernes, 29 de abril de 2022

A todas las madres , las que están y las que siguen estando.

Hoy hablé con las flores, ¡ah! que no os lo creéis, pues no hay nada más cierto. Caminando a paso lento y con poca energía por el Paseo de la Castellana y después de salir de un hospital con una férula en la mano por una tendinitis, necesitaba aire fresco y ver el colorido de un día despejado con cielos índigos.
Estamos en primavera, me encanta pasear por los bulevares , ver las plazas y las fuentes cuajadas de flores, admirar las filigranas que hacen esos magníficos diseñadores llamados jardineros y el placer de contemplar el arte floral y la diversidad de especies que la estación nos ofrece.

Sí, hoy he hablado con las flores.
Se dice que a las plantas hay que hablarlas para que mantengan su frescura y aroma y que ellas a su manera nos responden con un lenguaje rico en significados. Las flores simbolizan la expresión anímica de la naturaleza humana y nos conducen a la sensibilización del alma. Una flor es un símbolo para compartir, que nos bendice con sus beneficios para la salud emocional. Las flores nos hablan, nos cuentan relatos de vidas que hay que saber escuchar e interpretar.
El lenguaje de las flores hunde sus orígenes en Oriente y se ha transmitido de generación en generación, pasando por las culturas del Antiguo Egipto, Edad Media, Renacimiento...
 
 

Poseen un significado propio y expresan sentimientos diferentes; el mensaje cambia en función de si la flor está abierta o en botón, en combinación con otras, su color, su perfume, etc. Los poetas de todo origen y condición han coincidido en afirmar a lo largo de los siglos, que aquel que pierde la sensibilidad de asombrarse ante la belleza de una flor, deja morir un poco su alma. Un espíritu joven y ya no tan joven no deja de sorprenderse ante la belleza de una flor, que unas veces nos hablará de amistad, de amor, otras de la muerte, desamor, soledad... pero siempre de historias de grandes sentimientos. Rojo, azul, amarillo, naranja, morado... 
Los pacientes monumentos del reino de los colores murmuran secretos entre ellas. Las abejas pasan habladurías entre una y otra, se vistieron hoy para el baile, el vals de la primavera, con floreados vestidos de tul para dar envidia a la orquídea. Cuando acaba el espectáculo recolectan los colores, roban algunos rayos amarillos de luz, una pincelada de un atardecer rojo, una pizca de mar azul, y un poco de negro nocturno para empezar su descanso. Después del largo baile los colibrís siguen rondando, buscando pareja para disfrutar de la danza.

Hermoso el vals de las Flores haciendo piruetas entre velos de aroma. Hay en los almendros un blanco aleluya, los tomillos y los chopos huelen a verdes de luna.
En mi poético pensar, dormiría en las hojas, jugaría por las arenas de los ríos, tocaría con mis manos los colores del aire y con alas invisibles, violetas y narcisos a las nubes subiría.
Hoy he hablado con las flores.
El Tulipán me confesó que quisiera alargar su vida, la Rosa no tener espinas, el Clavel pidió una suave caricia y el Azahar un amor infinito. Todo está concentrado en ese silencio verde donde mis amigas las flores tienen su sinfonía.
 
Buenos días- dijo el Nenúfar- acércate a mí -dijo la Rosa- tengo sabor a miel - sugirió el naranjo- y bailemos todos juntos nuestro vals, antes de que la primavera muera.

Un ramo frondoso para todas las madres.
 


lunes, 25 de abril de 2022

PACTO



Siento esta noche nostalgia de una vida plena del sabor dulce de la infancia, en un tiempo inocente donde el mañana no importaba, creía que el cielo era un gran jardín, jugaba a colorear estrellas, lloraba delante de un pastel, vibraba con la luz del sol, corría por encima de las nubes, gritaba con el eco del silencio, bailaba entre charcos de lluvia, leía las páginas en blanco, hacía dibujos en el aire y oía cantar a las olas. 
Pero se me ocurrió llamar a la puerta del destino y hacer un PACTO con él. 
Hoy recuerdo aquel PACTO en medio de un tremendo deseo que significaba el placer de estar viva.
Sola, jugando en el riachuelo, cantaba mientras en el agua los juncos el viento movía.
Dos veces no se nace, amigo, por eso tengo presente mi PACTO con la fortuna. Sigo con mi carga adelante, os digo, fiel hasta el final del camino. Volver atrás nadie puede, ni de mozo, ni viejo y mucho menos de niño.
No echo en falta el triunfo, más vale seguir con los pies sobre la tierra y los ojos frente a lo antes nunca visto.
Más, siento nostalgia de otras vidas y mi PACTO siempre está latente.

viernes, 22 de abril de 2022

Sin acritud

.
Hay alguien a quien aprecio mucho que ha dedicado la entrada de hoy al amor, a las diversas maneras de decir "te amo". Por ella publico esta entrada.

Pero qué es amor, cuando decimos que amamos a alguien ¿estamos seguros?. Hay tantas y diferentes maneras de amar que a veces llegamos a dudar de nuestros sentimientos.

He aquí una pequeña reflexión que me dieron hace algún tiempo:

Ante la presencia de la persona supuestamente amada: ¿Simplemente te sudan las manos, tu corazón se acelera y no te sale la voz?

Eso no es amor, es nerviosismo.

Simplemente no puedes quitarle tus ojos ni tus manos de encima.
Pues eso no es amor, es lujuria.

¿Sientes orgullo de que te vean a su lado?
Eso tampoco es amor, es presunción.

¿Quieres a esa persona sólo porque siempre "está ah
í"?
Eso no es amor, es soledad.

¿Estás a su lado porque sabes que eso es lo que ella y todos quieren?

Eso no es amor, es resignación.

¿Estás a su lado sólo porque te brinda cariño o toma tu mano?

Eso no es amor, es confianza.

¿Permaneces con ella porque dice amarte y no quieres herirla?


Eso no es amor, es lástima. 



¿Estás con ella sólo porque al verla sientes que te da un brinco el corazón?.

No, no es amor, es pasión.

¿Perdonas sus errores sólo porque ella te importa?.

Eso no es amor, es amistad .

¿Le dices todos los días que ella es la única persona en tu mente?.

Eso no es amor, es una mentira.

¿Sientes estar dispuesto a dar todas tus cosas materiales por ella ?.

Eso nunca es amor, es caridad.




Entonces... ¿Cuándo estás realmente enamorado?


Cuando la tristeza de la persona amada te hace sufrir.

Su pena, aunque ella sea fuerte te hace llorar.

Sus ojos son capaces de ver tu alma y de tocarla muy profundamente .

Una ciega e incomprensible conexión te invade y te mantiene a su lado sin echar de menos a otras que simplemente te atraen .

Su ausencia te sume en la melancolía.

Darías por ella tu corazón, tu vida y tu muerte.

Entonces si ésto es amor, ¿Por qué amamos? ¿Por qué el amor es lo que más buscamos en la vida? a pesar de esa pena, de esa agonía, de esa tortura, ¿por qué deseamos tan intensivamente estar enamorados? .

La respuesta es sencilla. Cuando el amor es correspondido, no sientes pena, agonía ni tortura, deseas a la persona amada, ella exalta tu pasión; sientes orgullo de que esté a tu lado; te encanta tenerla "allí", no concibes tu vida sin ella. Cuando no está a tu lado el sólo pensar en ella te hace sonreír con ternura. Cuando te acaricia o toma tu mano, te transmite tal confianza que te sientes capaz de conquistar el mundo.

El tenerla a tu lado y de tu lado te hace soñar en el futuro, llena tu vida de ilusiones.

Este coctel de sentimientos es el AMOR, al menos parece que reúne todas las condiciones para serlo, porque te hace vivir una sensación tan sublime, que hace de él un sentimiento ADICTIVO y sólo cuando lo pierdes, como en cualquier otro tipo de adicción, el vacío que deja, te tortura, te causa una profunda agonía, una honda pena.


Quienes aún no lo hayan encontrado que sigan buscando...


Para todos aquellos que dicen "Te Amo" sin tener idea de lo que significa amar.


 

martes, 19 de abril de 2022

COBARDÍA





Hubo un tiempo
en el que se hirió el corazón
y el alma estaba presa.
Hubo un tiempo 
en el que la humanidad
 se levantó con una guerra
Hoy casi estaba olvidada
aquella miseria engendrada
por el hombre y la tierra.

Pero hay una guerra sorda 
una que no se oye apenas 
 la de la falta de escrúpulos 
 de las palabras huecas. 
Una que oculta sentimientos 
por temor a ser dañados
por miedo y COBARDÍA
y que por desgracia
estamos acostumbrados.

Yo sueño con el instante
de que el manto de la noche
nos abrigue con estrellas
pero ahora ha vuelto la guerra
y en el campo de batalla
las penas pesan
corre la sangre, corre
el miedo del alma se apodera.

Nunca es tarde para retroceder
luchemos con valentía
olvidando este desastre
dejando atrás la COBARDÍA.






martes, 12 de abril de 2022

DOLOR.


Cuando me hablan de DOLOR físico noto que me he acostumbrado. Me enseñaron a sanar el cuerpo. Sin embargo no puedo curar el alma y eso sí que lo siento. Aprendí que el DOLOR emocional la propia vida te ayuda a sobrellevarlo.

Vida... Gracias porque me diste demasiado.
Gracias porque todo pasó y hoy sigo viviendo.
Me enseñaste a lidiar con el sufrimiento
 y es que Vida, ayer tuviste sabor amargo.

Llevo la huella de una lucha enorme
Vida, a veces dura pero sin duda bella 
Aquel suplicio pasó, no volverá
me dejó libre de temores y miedos
y a pesar del DOLOR te sigo amando.

Sigo ansiando vivir
¡Dios mío, estoy viva!
Sigo respirando, amando, riendo, llorando.
Gracias Vida, me has dado tanto ….

martes, 5 de abril de 2022

OSCURIDAD



Hay rayos de luz en el corazón del hombre, que desafían la OSCURIDAD de cualquier dolor. Rayos que aguardan en cada rincón, en cada ángulo, con alas de esperanza para levantar el vuelo.

Ven, abre tu sentir 
Toca las estrellas
Crece en el poder
Ahora, aquí en este lugar
En esta tierra, es el momento.

Existe un lugar al que llamamos paraíso del que cada uno es dueño. Un hogar luminoso que destruye la densa OSCURIDAD y convierte en amanecer cada instante.

Ven, abre tu corazón
Escucha a las flores
Cree en su lenguaje
Ahora, en ese lugar llamado mundo.

Hay rayos de luz en el corazón del hombre, capaces de desafiar la OSCURIDAD de cualquier defecto. Luces que chispean en cada cuerpocomo gaviotas planeando el mar, como ángeles que revolotean en velos de espuma envueltos.

Es todo un lujo y a veces es difícil contener las lágrimas. 

Ven, no los puedo ver, soy ciega.