Voz de mi hija. .NOELIA

Voz de mi hija

sábado, 14 de marzo de 2009

EL ESPEJO



Amanece de nuevo, siempre amanece.... aunque la noche albergue tinieblas, la oscuridad sea tan densa que ni la luna pueda lucir su semblante, aunque el insomnio procure fantasmas que nos agobian y amenazan, aunque desaparezcan hasta los sueños...

 
Amanece, gracias a la vida siempre amanece.






La primera frase que decimos todas las mañanas al levantarnos, y quien primero recibe el saludo es siempre el mismo rostro todavía con secuelas de sueño, con los ojos entreabiertos y la boca seca. Un rostro que vemos reflejado en el espejo mientras tratamos de desperezarnos poco a poco. Una cara con apenas ganas de sonreír, porque la noche, demasiado corta, da paso otra vez a un largo día lleno de problemas, tropezones, risas, penas, alegrías y lo que se tercie, a pesar de que un nuevo día, es otra oportunidad con una caja llena de sorpresas




La verdad es que sería mucho mejor ver las cosas de diferente manera y mirarse con optimismo en otro espejo más importante, en el gran espejo de la vida y ser conscientes del regalo que supone un nuevo despertar, con todos sus alicientes y con todas sus decepciones.

Si fuera posible asomarse a ese espejo tan especial y poder ver nítidamente reflejadas las cosas que hemos dejado pendientes, bien porque Don Reloj marca las horas demasiado deprisa o porque la señora Voluntad se vuelve perezosa, encontraríamos la forma de reparar nuestra conciencia y estar mejor y más satisfechos.
Esta madrugada mientras escribo, (soy bastante noctámbula), aprovechando el silencio de la casa y la compañía única de mis dos agapornis, puede ser un buen momento para mirar a través del espejo de mi vida y observar algunas de esas anotaciones que infinidad de veces pasan desapercibidas,
para reflexionar y estar agradecida por tener un cuerpo sano aunque a veces la mente juegue a confundirme.


Pero antes tengo que ponerme las gafas, los años se van notando y con el azogue veo todo más borroso. ¡Ya está!, unos lentes bien chulos que me han regalado por mi nuevo cumpleaños. ¡Cómo se desgasta la vista!, la presbicia se presenta demasiado pronto y pasa su factura cuando menos te lo esperas. Los ojos también se cansan.

Me asomo entonces al que tengo más cerca, más grande, por ejemplo a uno especial , una obra de arte hecha en madera con Pan de oro de hace muchos años. Un recuerdo de la casa de mis padres.




Distingo algunas puntualizaciones que el espejo me dicta:
- Intercambia una palabra amable con un amigo .... a pesar de la última faena .

-
Regala una sonrisa ...... (bueno, ésto es fácil, no suele costar demasiado).- Revela un secreto ... (ahora mismo tendría que pensar cuál).

- Escucha lo que alguien trata de decir.... (ésto sí que me cuesta, me encanta hablar).


- Escucha de corazón lo que alguien no puede expresar ....( para eso estamos).

- Intenta algo nuevo .... (lo hago, pero me quedo al límite).


- Perdona a alguien que te haya herido .... (primero tendría que olvidar ).

- Olvida tus errores pasados .... (son demasiados... )



>Date cuenta de tus imperfecciones ....( las conozco y las acepto).






- Descubre tus posibilidades ... (las tengo, estoy segura, pero llevan tiempo escondidas).
. Haz un nuevo amigo .... cuando él quiera.

- Acepta la responsabilidad de todo lo que haces .... (no hay más remedio).

. Rechaza la responsabilidad de las acciones de los demás .... equivocarse es de sabios.
- Sueña un sueño .... siempre es necesario soñar.
- Contempla la puesta de sol .... no hay nada más perfecto.
- Valora lo que tienes .... el esfuerzo ya es suficiente valor.
- Valora lo que eres .... soy y estoy, que ya es bastante.


- Ama la vida .... por encima de todo.


______________________________________________________
_______________________________________________________


Para pasar al otro lado del espejo,
se necesita del valor temerario de un niño de siete años
de su facultad para convertir el azul en quetzal y la nube en garza.
Él sabe que tiene que ascender por la vertiente más peligrosa del espejo,
trepar cuidadosamente para no tropezar con el brillo,
afianzar con firmeza el pie para evitar hundirse en la garganta de los reflejos,
y eludir el encuentro cegador con los ojos de su doble
Entonces llegará a la cúspide y pasará al resplandor del otro lado,
descendiendo por la parte oscura de la luna.




El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tú encaras la vida es lo que hace la diferencia.


Para ti, que haces que recuerde cada mañana la suerte de estar bien y de seguir mirándome en el espejo de la vida. Gracias.



21 comentarios:

  1. ¡¡¡Uyyyyy!! que imagen me devuelve el espejo por la mañana, mejor no te la cuento, jajajaja.
    Besitos Air.

    ResponderEliminar
  2. Hace algún tiempo que no tengo a nadie a quien decir: Buenos días.
    Antes me parecía normal, pero algo ha debido cambiar en mi vida para peor, antes no sabia lo que era la soledad, es mas me encantaba, y ahora me está empezando a pesar como una losa, estoy igual que antes, solo que ahora cada dia me siento mas solo, y no se que hacer, porque todos los consejos de frases echas me resbalan...

    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Amanece de nuevo, cada día, y que bueno es estar para comprobarlo!

    Buenos Días, Air...! dados los cambios horarios y mi noctambulismo, es más fácil darte mi saludo a vos que a mis hijos, ellos se van temprano a sus oficinas y yo duermo placidamente entonces, y cuando me despierto solo están Pampa y Selva (las perras) y a ellas no las saludo.

    Si saludo al día nuevo y le propongo que hagamos algo bueno y que valga la pena.¡Buen día Vida!...a veces se complica algo, pero es parte del juego.

    Air, que bonito escribís!
    estaba releyendo tu escrito y tratando de interpretar tus palabras, tu momento y me detuve en "agapornis"...y me fui a Google a que me diga quienes te acompañaban, estuve viendo fotos de esas preciosas aves en un criadero de la Prov. de Santa Fé, y ahora si, puedo continuar con la lectura.

    También para leer uso gafas, la presbicia ha llegado en tiempo y forma, sabía que llegaría y no me tomó por sorpresa, claro que los ojos también se cansan, han mirado mucho, nos han regalado toda la belleza de los crepúsculos, el mar las flores, el cielo...todo! y gracias a ellos lo hemos disfrutado, es un motivo más para agradecer.

    Me asomo a mirar ese espejo, Air, es realmente hermoso!
    veo lo que te dicta y sonrío a cada acotación tuya...y hago una reverencia por la última y que encierra a todas...¡Ama la vida! por encima de todo.

    Me gustaría tener ese valor temerario, aventurero y casi inconciente de un niño de siete años, para pasar al otro lado del espejo y ver la realidad desde el otro lugar y descender por la parte oscura de la luna...suena a misterio y a desafío.

    Decís "la manera como tú encaras la vida es lo que hace la diferencia"...¡Totalmente de acuerdo! y será, según como la enfrentes, la imagen que te devuelva ese gran espejo universal.

    En ese espejo y visto desde ese punto de vista me gusta mirar.

    En cuanto a la otra mirada, la más cotidiana, dejame decirte que estoy reñida con el espejo, con todos los espejos, he notado que desde hace un tiempo, me devuelven una imagen cambiada de la que guardo de mis tiempos en que me miraba mucho, vanidosa y con menos años.

    No sé si también se deba al calentamiento global, efecto invernadero o que los espejos vienen con fallas, pero...aunque yo sigo sintiendo que tengo 25 años (en un rincón del corazón los tengo), he notado que al mirarme en un espejo éste me devuelve la imagen de mi madre, de cuando yo tenía 25 años...

    No pienso discutir con un espejo, no tiene caso, ¿Cómo hago para que me entienda que esa es mi mamá?... es que mejor los ignore por un tiempo.

    Y es mejor que me vaya a dormir, son las 03:54 p.m. es buena hora.
    Me llevo el sabor de tu precioso escrito y te deseo, mi querida amiga, que tengas un hermoso despertar y un día pleno para poder, por sobre todo, agradecer a la vida por lo recibido y esperanzada en lo por venir.

    MIL BESOS!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Mi situación ante el espejo es más bien lejana, pero hay momentos en el día en que tomo uno y me observo, es un reflejo que te devuelve y te hace pensar ante las huellas que la vida ha dejado en tu piel, cuerpo, alma, etc. y que te hace reflexionar, recordar todos los tropiezos y aciertos que has dado en el tiempo.
    Puedes estar conforme o no con lo que ha pasado con tu vida a la fecha, es un mirar atrás y analizar el camino escabroso que has recorrido y te preguntas y que más me queda ahora que me estoy poniendo viejo y con que velocidad pasa el tiempo, que cuando te vuelves a mirar ante éste aparato, te entrega una imágen tan distinta de la última vez, que tu voz interior te dice ya no hay vuelta atrás y te invade una especie de temor al futuro incierto y ya no dan ganas de volver a observarse, ya que sólo te entrega "Vanidad" que sirvía cuando eras jóven, radiante pero, después se vuelve en tu contra y es la dura realidad.
    Sólo era una divagación personal, pero me ha gustado tu post, siempre me levanto muy temprano (la verdad es que duermo bien poco), pero con buen semblante y con ganas de seguir lidiando con el día.

    Un besito querida amiga Airblue.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Buenos días guapa!! Precioso texto... Anda, cruza ese espejo y pásate por mi casa a recoger un premio muy merecido:-)

    Un besazo corazón

    ResponderEliminar
  6. En esta cálida mañana soleada, en la que ya se anuncia suavemente el otoño, y desde donde mi ventana veo alejarse las últimas golondrinas, que se despiden haciendo piruetas en el aire como saludando hasta la próxima primavera.

    En este marco, y mientras espero a que lleguen para poner a punto mi hogar de leños para cuando llegue el frío, es que paso a saludarte,
    querida Air, te cuento que cuando entro en tu sitio me quedo un rato mirando la imagen de la cabecera, escuchando la música y es un lindo momento.

    Te deseo un hermoso día y espero que seas más feliz que ayer y que mañana lo seas más.

    Un fuerte abrazo otoñal desde mi casa hasta tu incipiente primavera...¡son buenos tiempos!.

    BESOS!

    ResponderEliminar
  7. Gata:
    Coqueta es la gatita ¿eh?, no creo que para ti sea tan importante lo que ves en el espejo ahora, teniendo siempre esa sonrisa..... en el alma, ¡qué diablos importa el físico!.

    Besos desde el espejo de la vida.

    ResponderEliminar
  8. Genín:
    Dicen que la vida se ve según sea el color del cristal por donde la miras. Tú y yo, amigo, estamos pasando por fases de sombras que no traspasan el espejo. Hablas de soledad... a veces se siente uno verdaderamente solo aunque estés rodeado de gente y gente que te aprecia, que es lo raro. No sabes cómo te entiendo.... Mañana cuando te levantes y te asomes al espejo, intenta ver un pedacito de aire fresco que te mando. Azul, por supuesto.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  9. Safiro:

    Dos agapornis, o pequeños loritos enanos. La hembra es amarilla y muy lista, el macho es de muchos colores, casi todos los del arco iris. Están separados porque es mejor para ellos y para mi, la hembra puso ya 37 huevos que nunca llegaron a término.

    No puedo tener otra clase de animales porque Laura es alérgica al pelo de gato y algo al del perro.

    Estoy leyendo que tampoco te gusta asomarte al espejo. A pesar de que es el único que nos dice la verdad. ¿También ves a tu madre en el tuyo?, a mi también me está pasando lo mismo, la veo cada vez más a ella que a mi, solo la diferencian los ojos, pero cada vez me parezco más y estoy orgullosa. Los años no importan, querida Irma, importa el saludo diario a un nuevo dia y a otra oportunidad. No creas que no me está costando aceptarlo, sabes que no me encuentro como quisiera y debo de asomarme para convencerme de que estoy bien, de que sigo siendo la misma, a pesar del tiempo y de los latigazos recibidos.
    Esta mañana vi una balanza que se inclinaba totalmente hacia el lado bueno, hacia lo mejor y más grande que me ha pasado.

    Te quiero, amiga, no lo olvides nunca.

    ResponderEliminar
  10. Martin:

    Si miramos al espejo solo para ver las huellas del tiempo....mejor no lo hagas, querido amigo!, entonces se convertirá en un enemigo que nos avisa de que la recta final cada vez es más corta. Yo prefiero ver mis ojos cada mañana porque sigo teniendo vista, ver mis labios porque puedo hablar, ver mi figura porque estoy viva, sigo viviendo, con arrugas o sin ellas, me da lo mismo, pero mirar y aceptarme como ahora soy es muy importante.

    Mañana cuando te levantes y madrugues, míra si en tu espejo ves aquella estrella verde que un día te envié.

    Un beso Antonio, gracias por asomarte.

    ResponderEliminar
  11. Fair:

    Gracias por el detalle. Lo vi anoche, pero era muy tarde. Hoy lo recogeré.

    Abrazos y enhorabuena por la bebé.

    ResponderEliminar
  12. Que bella entrada Airblue. Buenos consejos para encarar la vida. Lo de mirarme al espejo recién levantada me pasa como a la gatita, aunque como también necesito gafas de cerca casi no me veo. jajaja.
    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  13. Sabes air? no me gustan mucho los espejos... a veces me parecen ventanas a otros lugares que no quiero conocer...
    Su imagen... (mi imagen en realidad) no me acompaña, solo me recuerda que el tiempo pasa y me devuelve esa imagen que nunca me gustó... yo misma. jeje.

    Como ves los espejos dan para mucho... Son objetos misteriosos y profundos...
    Aunque tengo que decir que alguien hace poco me dijo algo muy hermoso que voy a compartir contigo:

    "Eres afortunada, cada mañana al levantarte puedes verte, cuando te miras al espejo... en cambio yo, he de conformarme con imaginarte cada día..."

    Un beso, mi cielo.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  14. Querida Airblue:
    Me quedo que este pensamiento tuyo al hablar de nuestro encuentro con el espejo cada mañana:

    "Es mucho mejor ver las cosas de diferente manera y mirarse con optimismo en otro espejo más importante, en el gran espejo de la vida y ser conscientes del regalo que supone un nuevo despertar."

    "Soy y estoy".

    Yo tengo muchos achaques de artrosis, practicamente los huesos me duelen todos los días y me cuesta mover las piernas, pero soy feliz, porque, como tu también dices, más adelante:

    "Soy y estoy".

    Y soy feliz también porque existe la amistad y las palabras amables, en mi entorno y en la blogosfera.

    Te mando un abrazo, muy, muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  15. Natacha:

    Hermosa frase, ¡si señora!, hermosa y triste a la vez.

    Mírate cada mañana, carita guapa, aunque no te guste lo que veas, es verdad que los espejos tienen algo de misterio, tengo una hija que no le gustaban nada de pequeña, les tenía un miedo atroz. Ahora los tiene de todas las formas y tamaños.
    Besos de aire azul.

    ResponderEliminar
  16. Chela:

    Muchas gracias por tu visita. A pesar de los achaques, (llevo con crisis de ansiedad más de un año), cada día necesito repetirme que sigo viviendo, que sigo estando y que la vida me sigue ofreciendo nuevas oportunidades.
    ¿Qué más puedo pedir?

    Un fuerte abrazo, amiga. Siempre es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  17. Hola preciosa AIRBLUE

    Me encantaria parar al otro lado del espejo algunas veces, pero nada ...no puedo.

    El espejo nos deja ver la verdad de nuestra mirada, bueno y tambien las arruguitas !!!

    Mejor no me miro.

    El post como todos los tuyos es magnifico.

    Un beso querida Airblue

    ResponderEliminar
  18. Me encantío el post. Creo que eres una excelente escritora y psicóloga. Yo también le doy mucha importancia a la fuerza del pensamiento positivo y por eso, cuido cada pensamiento como si fuera el última. Feliz fin de semana y discúlpame si no puedo visitarte con más frecuencia, es la falta de tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  19. Maria Jesús:

    No te disculpes, el tiempo es un enemigo común para todos. Lo importante es que vengas, cuando sea, siempre es un placer verte y leerte.

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  20. Holaaaa..Veo que te animas un poco.
    Tampoco aqui coincidimos querida amiga.. paso de largo por los espejos, ni me acuerdo de que existen, en casa tengo pocos y los uso lo justo para no embadurnarme cuando me retoco un poco..no tienen más sentido para mi.
    Bonito post.
    Un abrazo muy fuerte. Noctambula!!

    ResponderEliminar
  21. Espero que los espejos no digan la verdad, porque cada vez que los miro me asusto.

    Me ha gustado lo que dices de hablar/escuchar. Me encanta escuchar. Algún día lo comprobaremos en el Sangi, je, je.

    Besos, vecina

    ResponderEliminar