Voz de mi hija. .NOELIA

Voz de mi hija

sábado, 8 de julio de 2017

Tempus fugit


Hoy estuve pensando en la mala costumbre que tenemos los seres humanos, de valorar algo solamente en su ausencia. Valoramos el dinero cuando nos falta, valoramos el tiempo cuando estamos al final de nuestra etapa, la familia cuando la perdemos, valoramos el frío cuando hace calor, y deseamos que haga calor cuando hace frío. Solamente cuando recibimos un golpe bajo, dejamos de posponer la vida para después. Vivimos de recuerdos del pasado, o anhelando un futuro que ni sabemos que vamos alcanzar, mientras sufrimos el presente como si nos encontráramos en una prisión sin salida. Nos quejamos de nuestros hijos pequeños, y luego cuando crecen deseamos que vuelvan a ser niños. Vivimos discutiendo con nuestros padres, y luego cuando mueren, anhelamos con todo nuestro ser poder retroceder el tiempo y darles tan solo un abrazo más. Nos quejamos de todo lo que nos falta, y nos olvidamos de disfrutar lo que nos sobra.
El ayer ya pasó, y el futuro es incierto. Solamente nos queda vivir aquí, y ahora, y sembrar lo mejor que tengamos, confiando en que vamos a cosechar lo mejor después.

¿Por qué esperar para decir te quiero?
¿Por qué no luchar hoy por lo que deseas?.
¿Por qué guardarte sonrisas, abrazos y besos?.
¿Por qué no pedir perdón?.
Nunca creemos que se nos puede acabar el tiempo, hasta que se nos acaba. Nunca creemos que podemos perder algo, hasta que lo perdemos, nunca creemos que vamos a morir, hasta que estamos muriendo.
¿Por qué no mejor disfrutar del sol, cuando está brillando? ¿Por qué no dejar que la lluvia nos moje, cuando está lloviendo?.
¿Por qué no reír cuando estamos felices, y llorar cuando sufrimos? Sufrir, también es vivir. Que duela también es señal de que puedes sentir, y sentir todavía es señal de que hay esperanza.
No esperes a enterarte de que se está acabando tu tiempo, para empezar a vivir.
La vida es solo esto, el AQUÍ y el AHORA.¡ Todo lo demás es ilusión!.

16 comentarios:

  1. Cierto lo que dices, afortunadamente ya hace bastantes años que reflexioné como has escrito ahora y trato de seguir mi vida de acuerdo a dicha reflexión, no siempre lo consigo al 100%, pero ahí voy, intentándolo siempre.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo intento, amigo, y tampoco lo consigo muchas veces, precisamente porque me aferro a los recuerdos demasiado.
      El presente tampoco vuelve.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Así es preciosa Airblue... totalmente de acuerdo. Y no desear tanto, que con lo necesario somos mucho más libres.
    Recibe un abrazo de alegría y serenidad, con mis deseos de gran bienestar y felicidad para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes linda Sara?, no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.
      Hoy, dentro de un segundo , ya es el pasado.
      Los recuerdos son historia, pero es nuestra, la que nosotros hemos creado.
      Un abrazo fuerte y agárralo antes de que sea demasiado tarde.

      Eliminar
  3. Complejo es sonreir todo el día, pero hay que asumir que si ponemos el rictus amargo
    es con seguridad lo que nos acom pañe a cada paso...
    tener paz en medio de tanta incertezas descoloca y al final enferma.
    Es bueno reflexionar sobre esto
    todo depende de uno mismo.

    estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es cierto lo que dices, sufrir es vivir y el dolor fortalece.
      Cada cosa a su tiempo, pero todo se acaba.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Cuánta razón tienes. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, nunca dejemos escapar lo bueno de la vida, jamás, hay muchas cosas que dejamos para después y ese después no vuelve,
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Sí amiga, hay que vivir el hoy, perseguir los sueños, luchar por lo que queremos, intentar ser felices, compartir... mañana no se sabe.

    Beso grande.

    Pd Yo tengo la imagen de mi madre que siempre vivió pensando en el pasado, en su madre y en su hermano fallecidos; cuando se acordó de vivir ya tuvo que partir. Y allí se dio cuenta porque siempre decía: recuerdo que ayer era niña y ya me tengo que morir.
    Eso me marcó en la vida, me dejó un mensaje profundo e imborrable.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos nuestros momentos de flaqueza, nos aferramos al pasado cuando el presente no nos gusta o no es de nuestro agrado. Cuesta mucho, Luján, apartar los recuerdos cuando te han hecho feliz. Tempus fugit, hay que aprovechar el presente porque el mañana está a la vuelta de la esquina.
      Comprendo a tu madre perfectamente. Era una manera de refugiarse que muchos tenemos.
      Un beso de corazón.

      Eliminar
  6. Te aseguro que lo intento.

    Gran verdad lo que dices,

    Te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. En total acuerdo contigo Airblue, hay que vivir siempre el presente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Como han comentado anteriormente, conocemos la teoría y luego intentamos ponerla en práctica viviendo el presente.
    Te dejo un montón de sonrisas, abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  9. Generalmente a medida que vemos a nuestra generación hacerse mayor y la anterior está desapareciendo, nos damos cuenta de muchas de esas reflexiones que comentas.
    También opino que hay que vivir el presente, pero mirando al futuro aunque sepamos que pueda no ser muy largo.

    ResponderEliminar
  10. Si eres listo, lo harás (reconocer el valor del ahora)

    ResponderEliminar
  11. Es mi frase de cada dia, AQUI Y AHORA
    besos

    ResponderEliminar