Voz de mi hija. .NOELIA

Voz de mi hija

miércoles, 18 de abril de 2012

NO TE OLVIDES




Después de pasar unos días en los que la fortuna no me ha sonreído, de nuevo vuelvo a pisar terreno firme y pese a todo intento valorar la importancia de otras muchas cosas que me ofrece la vida, porque  sabemos que mientras hay vida, todo es posible. Pero esta vida pasa demasiado deprisa, y de vez en cuando conviene meditar sobre ello y ser conscientes de que corriendo sin freno ni medida, no saboreamos  momentos y situaciones que luego jamás vuelven, pasan y se esfuman y  por tanto son irrecuperables. Podría decirse que estamos tan ocupados que la rutina nos hace  olvidar que seguimos aqui, viviendo y respirando.

Indudablemente con tantas preocupaciones se nos olvida vivir. La vida, la hermosa vida, se dice siempre que es bella, aunque a veces es como un dolor agudo, una espina clavada en el escaparate dorado de nuestros corazones. Hay días que el amanecer suele ser más frío que de costumbre, días que sientes un pinchazo en el alma demasiado fuerte, casi desgarrador,
por una habitación que acaba de quedarse vacía, por un amigo que se va en silencio, por un fuerte desengaño o por -como a mi me ha ocurrido- el dolor de un hijo. Aún así, la vida continua y buscamos pequeños oasis donde poder aliviar nuestros traumas y levantar asi el ánimo.

Debemos estar preparados para cuando nos lleguen esos nubarrones que ocasionan grandes tormentas; la naturaleza de la vida nos enseñará golpeándonos donde más duele. Somos niños asustadizos que ante cualquier pesadumbre no sabemos la mayoría de las veces sobrellevar esta pesadilla, que se adueña de nosotros como un fantasma disfrazado de debilidad humana. Difícil situación cuando se presenta, pero debemos levantarnos heroícamente. Es nuestro preludio de satisfacción, porque no hay caminos con pétalos de rosa para llegar a la cima. A veces pienso que el gran éxito de la vida, la felicidad que todos anhelamos solo existe y se alberga en nuestro corazón soñador y él es el que nos da el poder de cambiar tormentas por rayos de sol y heridas por suaves pétalos .



Hay cosas que se afianzan cuando van pasando los años. Detalles que antes pasaban desapercibidos, momentos importantes y situaciones normales, que ahora mismo uno se percata de su grandeza.

La paz de un rojo atardecer por ejemplo, ese colorido con el que juegan las nubes cuando van poco a poco escondiendo al sol, el sonido rugiente del mar, o las pequeñas huellas que dejan los pies de un niño en la arena.

Solo mirando la inmensa línea del horizonte eres capaz de imaginar lo maravilloso que es vivir. A pesar de las frustraciones, de la penas y dificultades . A pesar de todo ello, merece la pena seguir.

No hay más que tres acontecimientos importantes en la vida: nacer, vivir y morir. No sentimos lo primero, sufrimos al morir, pero a veces nos olvidamos de vivir.

Decía Marcel Proust que la vida es hermosa si haces el esfuerzo por hallar hermosura en ella y que más vale soñar la vida que vivirla, aunque vivirla también sea soñarla.


Entre tanta dificultad imagino un mundo completamente distinto. Un mundo sin odio, sin guerras, sin dolor ¿Quién no lo ha hecho alguna vez?. Soñar no cuesta nada y es tan fácil .......




Me hace falta soñar cuando la realidad me pesa
Me hace falta reír cuando la soledad me abruma
Me hace falta llorar cuando la tristeza me ahoga
Me hace falta sentir el calor de las emociones
Me hace falta aplaudir cuando saboreo el triunfo
Me hace falta asumir el valor de la paciencia
y sobre todo .....
Me hace falta valor para seguir en la lucha
para seguir entendiendo
lo difícil que resulta a veces la vida.
De verdad, me hace mucha falta.



Y por favor, no te olvides de VIVIR.  


9 comentarios:

  1. Bueno amiga, desde que nacemos, vivimos, y al final nos llega la muerte, sin remisión, no debiera de asustarnos est, es así, lo importante es aprovechar el tiempo entre el nacimiento y la muerte, incluso, ahora, o quizá sea ahora el momento mas importante que tenemos que vivir intensamente...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Airblue,siempre me ha gustado leerte.
    Hoy con mayor motivo.

    En estas Reflexiones que has escrito --Que es una Poesia en Prosa -- disfruto leyendote, porque veo que te has levantado y has dejado atrás ese abatimiento quw llevabas, por la serie de sucesos que has soportado.

    Te observo expresiones con firmeza, ¡Esta es nuestra Airblue que todos conocemos y admiramos!
    Plantandole cara a la Vida.

    Te queremos y nos alegramos de tu regreso a la Personalidad que nos tienes acostumbrados.

    Con ello, se nos irá igualmente esa tristesa de verte a ti tan abatida.

    Abrazos manolo

    ResponderEliminar
  3. miles de gracias querida y admirada poetisa por volver a regalarnos la suprema belleza y sensibilidad de tus letras, muchos besinos con todo mi cariño y admiración.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho que tengas buen ánimo y tu escrito muy bien enfocado a las reflexiones a que haces alusión a lo que es la vida. En relación a lo que haz escrito hace mucho tiempo decidí hacer lo que me apasiona y no son pocas cosas, tu sabes me gusta la montaña, la bicicleta, aventuras varias que con el tiempo de realizarlas te da la experiencia de mejorar, sanar, meditar, sentir, conocerte a ti mismo, corregir, observar las cosas con una mirada diferente y que no muchas personas lo saben hacer, ya que como dices "Indudablemente con tantas preocupaciones se nos olvida vivir".
    Ultimamente, me he dado cuenta que ya he dejado de prescindir de muchas cosas que realmente no las necesito para vivir, quedo satisfecho con el hecho de conocer a otras personas e interccambiar ideas, platicar y disfrutar de las cosas simples y nada de costosas. En todo caso te agradezco por el recordatorio del último párrafo de esta gran reflexión que haz posteado. Sé que no lo olvidaré mi querida Airblue.
    Un gran abrazo y saluda a tu hija de mi parte y entrégale mis buenas vibras.

    ResponderEliminar
  5. Hay cosas que se afianzan cuando van pasando los años..
    La edad es un grado y hemos puesto unos buenos cimientos aunque el paso del tiempo nos zarandee, nos tirará. Claro que la vida tiene belleza, sentido, y merece la pena. Lo que hace falta es que mientras estemos aquí podamos descubrirlas.
    Hermosa reflexión Air.
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  6. Mar1922/4/12

    Air, te aseguro que eres mas fuerte de lo que piensas, detallas con precisión lo que es "La Aventura de Vivir" y cada vez que escribes en el blog das una clase magistral,haciendo que reflexionemos consigues que al leerte valoremos mas estos momentos especiales que nos regala la vida.
    El dolor de un hijo,.... ver que lo pasan mal es una de las cosas que mas duelen,el afan de protegerles nos supera,pensemos que cada contratiempo nos da
    fuerza para seguir adelante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Querida Air: Tus reflexiones "en voz alta", mejor dicha en la hermosa y poética prosa que nos regalas, podemos aplicárnosla a nosotros mismos, pues es muy cierto y válido lo que dices. Con los años, quizás hay más ocasiones de sufrir, por las pérdidas de salud, las pérdidas de amigos y familiares, los problemas de los hijos. No obstante deberíamos estar felices por el solo hecho de vivir, de ver, de oir, de andar, de tener amigos, de tener familia... Las pérdidas, en definitiva, nos pueden servir para valorar más lo que tenemos, aunque sea menos que lo que hemos tenido en la juventud. Cumplir años, es también una ventaja aunque no lo parezca.

    Con frecuencia me asalta la tristeza,y hay días que se me hacen cuesta arriba, pero como tú, reflexiono y concluyo que tengo muchos motivos para ser feliz.Esto me ayuda.

    Un abrazo muy fuerte y gracias por esta página tan hermosa, que es como una caricia para el alma.

    ResponderEliminar
  8. Querida, precisas tus reflexiones, soy una mujer soñadora por naturaleza con un pasado muy difícil y , no se lo que me espera en Argentina, pero jamás me venció la contrariedad.
    Dices...
    «No hay más que tres acontecimientos importantes en la vida: nacer, vivir y morir. No sentimos lo primero, sufrimos al morir, pero a veces nos olvidamos de vivir. »
    Es cierto, pero sin AMOR, no vale la pena nacer, vivir ni morir.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. A todos:

    Comentarios preciosos que me incitan todavía a amar más la vida.
    Si al menos sirve mi escrito para haceros reflexionar, he cumplido la misión, porque de verdad que la vida es dura pero a la vez bella. Yo que conozco el mundo de los hospitales, el dolor y la enfermedad, me asombro al ver cómo se lucha por seguir adelante, llenos de esperanza y siempre sin perder algo que de verdad me gustaría tener más de lo que tengo: la fe en Dios.

    Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar