viernes, 22 de octubre de 2021

Retro, vintage, nostalgia


En un mundo virtualizado, el cerebro nos impulsa a una mirada retrospectiva, a recalar en los sustratos básicos de la emoción, allí donde nos sentimos segu
ros, y eso provoca añoranza”

La pregunta que nos hacemos muchas veces: ¿ antes se vivía mejor?.

Suena romántico, pero también tiene algo de melancólico. Hay una clara diferencia entre las dos formas de nostalgia,  la nostalgia “reflexiva” e “interpretativa” y es en esa distinción, donde nuestra conciencia deja a un lado los razonamientos y se deja llevar por las emociones que conserva en el recuerdo.

La nostalgia está siempre presente en nuestras vidas y conecta con lo más profundo de nuestra identidad: aquellos recuerdos que dan sentido a quienes somos.

Nos gusta lo retro, el llamado vintage lo podemos encontrar en la ropa, en los muebles, en artículos que se venden hoy día en muchas tiendas. Hay quien opina que lo lógico es vivir el presente, que el pasado puede llegar a hacernos daño mentalmente y hasta podemos caer en una depresión. Otros en cambio son felices recordando y añorando aquellos recuerdos que dan sentido a quienes somos. Al mismo tiempo, está considerada entre los psicólogos no solo como un componente importante para la base de la identidad, sino también como una especie de síntoma de la necesidad de detener el tiempo.

La realidad es que es imposible olvidar el ayer precisamente porque el recuerdo es inherente a la memoria. De hecho, la pérdida progresiva de memoria en algunas enfermedades, como el alzheimer, produce falta de autonomía e independencia. Recordar el pasado nos ayuda a saber de dónde venimos pero también, nos permite acumular sabiduría en forma de experiencia.

El problema surge cuando un recuerdo del ayer se convierte en una obsesión, en algo que te impide vivir feliz y tranquilo contigo mismo. En ese caso, el pasado adquiere un peso desmedido sobre ti y tu nivel de bienestar interior, tanto que te impide disfrutar el presente. Tu pasado te puede cerrar puertas a nivel vital cuando tú mismo te niegas a abandonarlo. Existen personas que adoptan un rol de víctimas ante la vida. Así sucede, por ejemplo, cuando se comparan de forma constante con los demás, idealizando los logros ajenos en vez de centrarse en los propios.

El pasado, afortunadamente, no se puede olvidar. Por ello, recordamos el rostro de los seres queridos que ya no están con nosotros y también, guardamos momentos que son verdaderamente mágicos en nuestro corazón. Lo que se debe intentar es recordar siempre lo positivo que hay en la vida y evitar recrearse demasiado en una situación trágica.

En el caso de la música, 

 no tengo ningún inconveniente en  recrearme en el bienestar que obtengo oyendo joyas que me han dejado huella.

¿Y vosotros, qué opináis?.


13 comentarios:

  1. Hola, buenas tardes, me gustó mucho tu publicación, puesto que yo adoro todo lo retro, me gusta muchísimo la música de los años ´80, y por supuesto todas la cosas vintage, pero por sobre todo recordar los momentos buenos vividos, me alegran la vida recordarlos, escribo mucho sobre ellos, los buenos momentos, porque los tristes mejor olvidarlos, te cuento que mi blog es muy nuevo apenas un par de meses, y somos tres las que escribimos en él, si queres visitarnos te dejo el link, ya te sigo me dio mucha alegría tu publicaciónhttps://somosartesanosdelapalabra.blogspot.com/ mi nombre es Patricia F.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga, me he quedado muy sorprendido al escuchar esa "colección de muestras médica musicales" porque las conocía absolutamente todas, incluso, bastantes, las podría cantar ahora mismo, pero no he sentido emoción al escucharlas como antaño, me da mucha pereza ponerme a analizar los porqués de las cosas, solo eso lo hago en muy contadas ocasiones, tampoco me voy a poner a analizar el porqué, :) ya ves la máscara de pasota que uso últimamente, pero ando comodo de esta manera.
    La otra cosa que me sorprende, es haber encontrado un solo comentario hasta ahora en tu blog, he tenido bastante dejado el mio, últimamente propuse una idea que no ha tenido éxito a juzgar por el resultado, ni siquiera las personas que manifestaron que les gustaba la idea, han vuelto por ahí, pero si que ha ido una amiga común de la que hacia tiempo que no sabia nada, PIZAR, y solo por eso ya ha merecido la pena el esfuerzo de meninges que tuve que hacer...jajaja
    Bueno, yo voy contestando a quienes pasan por allá, y así, al menos, sirve para fungir como una posibilidad de reencuentro.
    El tiempo no pasa en balde, las tendencias cambian constantemente, debe de ser la famosa evolución, pero nada mas que eso ¿O si hay algo mas? :)
    He pasado un ratito muy agusto en tu ciber casita, amiga, me ha encantado leerte y monologar contigo :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Los comentarios vienen según sea lo que escribo, acabo de publicar esta entrada y enseguida veo a quién le interesa. Sigo en los blogs porque precísamente ahora lo necesito, he salido de un cáncer, te lo comenté, llevo un año muy malo hasta tal punto que la pandemia ni me importa. Me vacuné y aunque parezca que da más seguridad, la intranquilidad no te la quita nadie, he pasado por una intervención, un postoperatorio y ahora una revisión completa con la mascarilla puesta, con una disnea importante, pero ya tengo los resultados y está todo bien, menos el puñetero cansancio por la radioterapia que no se acaba de quitar.
    Me alegra saber de Pizarr, qué tiempos aquellos, cuando puedas le das recuerdos.
    Ya sé que tienes voz y memoria para la música, entonces ya sabes... canta conmigo Genio!!!
    Abrazos y salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo se que lo has estado pasando mal, me alegro que ya estés mejor y que muy pronto estés restablecida totalmente,
      Cantemos juntos pues... :)
      Salud y besos

      Eliminar
  4. A mí me gusta mucho lo antiguo. Reconozco que soy una gran nostálgica de muchas cosas que no puedo ni deseo olvidar.
    El pasado deja una gran huella. Me da tristeza no poder volver a muchos momentos buenos.
    Tu escrito me ha encantado.
    Te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy nostálgica, cuando perdemos un ser querido y una forma de vida en la que fuiste feliz, es normal la añoranza. No vivimos ni mejor ni peor, vivimos el momento que toca.
      Te rebotó ese abrazo.

      Eliminar
  5. Ay que recuerdos, es verdad que es bueno recodar las buenas cosas y momentos positivos y dejar atrás lo9 negativo porque pueden hacer mucho daño. Como siembre me encantan tus escritos. Un abrazo de Chispas

    ResponderEliminar
  6. ¿ Pero todavía te acuerdas de mi?, cómo estás Cuca, eres de las muy pocas de aquellos tiempos que viene a visitarme. Tú y Genín, porque con Manoli estoy en contacto por WhatsApp.
    Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
  7. Más de una vez me he preguntado ¿Cómo sería yo sin mis recuerdos? o ¿Qué sería de mi si no los tuviera?
    Me siento feliz recordando mi pasado, aunque también reconozco que la añoranza me ha marcado en cantidad de ocasiones.
    El tiempo es un bálsamo para curar heridas y los recuerdos se ven como algo positivo en la vida.
    Me ha encantado el vídeo.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí forman parte de la historia de mi vida. Hay días al año que necesitas revivir los momentos que te hicieron feliz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me gusta lo Retro donde vivo es moderno y minimalista.No vivo de recuerdos aunque hablo de un pasado con mi familia
    Para no sufrir vivir el momento el ahora
    Me ha encantado estas por aqui

    ResponderEliminar
  9. Fíjate que estaba segura de que te había comentado esta entrada. No sé qué sucedió.
    Yo sí vivía mucho mejor que ahora. Tenía aquí a muchos que amo. Sin ellos, nada, nada es igual. Soy muy desapegada de las cosas, eso no me importa. Pero sin las personas??? Es otra cosa.
    Un abrazo inmenso. Espero que todo vaya bien, mi querida amiga.

    ResponderEliminar