Voz de mi hija. .NOELIA

Voz de mi hija

miércoles, 1 de mayo de 2019

Las ventanas del alma




Cuántas veces me acuerdo de ti ... subías las persianas hasta arriba y entrabas en aquel cuarto lleno de libros, donde leía siempre con música de fondo y con luz tenue hasta caer la tarde. Ni me enteraba de la oscuridad, apenas los últimos rayos de sol caían, con encender la pequeña lamparita era suficiente. "Cuida tus ojos, cuídalos como si fueran diamantes"-decías.

¡Qué verdad más grande!, entonces era una adolescente con una vista de lince, jamás se me ocurrió pensar que los años y la imprudencia llegarían a pasarme factura. Y más tarde vinieron tiempos peores. Estudiar con una linterna escondida entre las sábanas las protuberancias, sínfisis, oquedades y demás descripciones de la anatomía de los huesos humanos, estaba a la orden del día. Así noches y noches en aquella residencia de estudiantes, cuando la ocurrente directora apagaba las luces apretando el botoncito que dejaba toda la planta a oscuras. Y al día siguiente ¡examen!, qué error tan incomprensible como cruel. Prefiero no recordar lo que debieron sufrir mis ojos en aquellos años.

Cierto es que el tiempo no pasa en vano y que los problemas circulatorios de la vista y sobre todo la presbicia (vista cansada), son más comunes en las mujeres a partir de los 40 -45 años. Por genética, factores hereditarios y cambios hormonales el sexo femenino gana la carrera y suele ser el primero en entrar en el campo de la óptica y usar las primeras lentes. Por supuesto estoy hablando en términos generales sin tener en cuenta los múltiples problemas incluso congénitos, como la miopía por ejemplo, en los que ni cuenta el sexo ni la edad.


Dos ojos para toda la vida, una frase que desde hace tiempo se utiliza para concienciarnos de lo importante que es su cuidado, un tesoro que solo valoramos de verdad cuando lo perdemos o nos vemos mermados, aunque solo sea por un principio de presbicia que ya comienza a esclavizarnos y nos alerta de que nuestra vista está cansada y pronto dependeremos de unas lentes para el resto de nuestra vida. ¡Qué le vamos a hacer!, los años no perdonan y todo, absolutamente todo se gasta.

Los ojos, también llamados las ventanas del alma, además de albergar el sentido de la vista, son una de las principales vías de comunicación del ser humano. A través de la mirada expresamos emociones, pensamientos e intenciones de manera inconsciente que, a veces, incluso contradicen lo que decimos con palabras. Para expresar sus pensamientos, el ser humano utiliza los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. A la hora de procesar los pensamientos no utilizamos todos los sentidos al mismo tiempo. Si queremos saber qué sentido se está utilizando o cómo se siente nuestro interlocutor, esto queda reflejado en la dirección en la que apuntan sus ojos. Aprender cómo procesa una persona sus pensamientos a través del lenguaje de sus ojos mejora nuestras habilidades de comunicación y, por tanto, nuestras habilidades sociales.

Cuando preguntamos algo a alguien, la dirección donde la persona orienta su mirada al responder nos aporta, explicado de una manera muy simple, la siguiente información:

- Si sus ojos miran hacia arriba, está visualizando la respuesta en forma de imagen.

- Si mueve los ojos en línea recta, a derecha o izquierda, está conectando con sonidos, bien sea creándolos mentalmente o recordando sonidos que ya conoce.

-Y si los ojos miran hacia abajo, la persona estará pensando en cosas emotivas o estableciendo un dialogo interior consigo misma.


Alguien muy importante para mí, decía siempre que a las personas se las conoce mirándolas a los ojos cuando conversas con ellas. Cuando alguien no te mira de frente, cuando baja su vista o la desvía hacia otra parte, es señal de timidez, incluso de falta de seguridad, pero también puede ser señal de falsedad o poca sinceridad. Los músculos de los ojos son capaces de detectar hasta si una sonrisa es verdadera o fingida.

Afortunadamente en el campo de la Oftalmología se ha avanzado muchísimo. Lentes graduadas mono focales, lentes progresivas, que permiten la visión de cerca, lejos y distancia intermedia, lentes de contacto o lentillas, que se colocan sobre la córnea y que las hay blandas, desechables, como solución a problemas astigmáticos, cosméticas de diferentes colores, rígidas y permeables.


En cirugía, la utilización del láser ha sido y sigue siendo el tratamiento más importante y avanzado para la corrección de : La Miopía: Desde 0,5 a 10 dioptrías Hipermetropía: De 0,5 a 5 dioptrías Astigmatismo: De 0,5 a 5 dioptrías. Actualmente es el tratamiento más importante con el que contamos aunque de momento resulte bastante caro.


Pero seguro que muchas veces os habéis preguntado lo que significan términos tan generales como Dioptría, Retina, Cristalino, Córnea, Pupila y Nervio óptico. Y las lesiones más comunes de la vista como Miopía, Hipermetropía, Afaquia, Glaucoma, Astigmatismo, Presbicia y Catarata.

Pues vamos con ello:

Dioptría: Unidad de medida de la lente.

Retina: Película sensible de ojo donde se forman las imágenes de los objetos.

Cristalino: Elemento del ojo situado detrás de la pupila a través del cual convergen los rayos luminosos sobre la retina.

Córnea: Lente transparente y elástica. Su capacidad para hacer converger la luz es la mayor de todas las estructuras y medios ópticos oculares.

Pupila: Abertura o diafragma que regula la entrada de la luz en el ojo.

Nervio óptico: Por donde pasan los estímulos nerviosos hasta el cerebro y donde se fusionan las imágenes de cada ojo construyendo la realidad percibida.


Una persona con Miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos.




Un adulto con hipermetropía alta tendrá visión borrosa, especialmente para las cosas cercanas. Si la hipermetropía es baja podrá ver bien de lejos aunque con un esfuerzo constante (gracias a que el cristalino puede aumentar su poder convergente - fenómeno conocido como acomodación).

Afaquia: Carencia de cristalino, desde el nacimiento o por operación de catarata

Glaucoma: Afección por el aumento de la presión intraocular.

Astigmatismo: Defecto en el ojo que consiste en una deformación o imprecisión de las imágenes por el alargamiento producido en una dirección, debido a que no son igualmente refringentes en la dirección de todos sus diámetros.

Presbicia: O vista cansada. Es una hipermetropía debido al cansancio de los músculos ciliares del ojo.

Catarata: Opacidad total o parcial del cristalino, de su cápsula o de ambos. Puede ser debida a la edad, enfermedad, fuertes miopías, exposición a la luz ultravioleta o simplemente hereditaria.


Quiero hacer hincapié en la importancia de la RETINA.  La retina vendría a ser al ojo lo que la película a una cámara de fotos. Cuando la luz enfoca sobre ella, la estimula y forma una imagen que se envía al cerebro, a través del nervio óptico, donde se revela la fotografía.

En la retina hay dos partes fundamentales:

  • La mácula, o parte central, que nos permite la visión con mayor detalle.
  • La retina periférica, que ofrece una imagen menos definida.

Los vasos sanguíneos se encargan de nutrirla y se distribuyen por ella. Cualquier alteración de la retina, especialmente de la mácula, puede deteriorar gravemente la visión.


La entrada es del 24 /4/2014. aprovechando que he tenido una revisión, me ha parecido oportuno reeditarla.
Gracias por leerme, espero que os haya sido útil esta somera explicación.
Los ojos de mi hija encabezan la entrada.



37 comentarios:

  1. saludos
    muy interesante reporte...soy miope desde pequeña , me acostumbre tanto a los lentes que es algo de mi rostro que ni me doy cuent a aveces que están,solo cuando faltan y mi enfoque es casi nulo de lejos...
    gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naciste con miopía, sabes que ahora se corrige, supongo que ya te habrás informado. Las gafas son molestas, son lupas que hacen que el ojo se haga más vago, por eso dependemos tanto de ellas una vez que te las pones.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Gran lección sobre oftalmología, en mi caso son las cataratas, no tardando mucho tendré que operarme.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero un ojo, a los quince días el otro y en nada estás como nuevo. Asegúrate de la lente que te ponen, no hay más remedio porque te quedas sin cristalino. Cada vez son más prematuras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hay cosas increíbles según la opinión de mi medico, yo, después de mas de 15 años de padecer Glaucoma, llega una revisión de rutina y el Glaucoma no estaba, se había ido sin decir adiós, me estuvieron revisando cada semana porque no se lo creían, y nada, nunca mas volvió el Glaucoma, de eso hace ya unos cuantos años :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y luego te quejarás... sí que es raro sí, tú con la edad evolucionas a mejor. Suerte y enhorabuena.
      Abrazos azules.

      Eliminar
  4. En mi caso, tengo presbicia (vista cansada) y ya no puedo salir de casa sin las gafas; cada vez dependo más de ellas, al menos para leer y ver de cerca. Como bien dices, el tiempo no perdona…

    Desde luego, la vista es un preciado tesoro que debemos cuidar y mimar…
    Gracias por tan buenísimo post, querida amiga.
    Abrazos, y feliz tarde 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vista cansada comienza a notarse a partir de los 45 años, otras veces más tarde, pero ya necesitas gafas de cerca. Y cuando te las pones ya dependes de ellas, son auténticas
      lupas. Cuida tu vista como oro en paño.
      Gracias Ginebra.

      Eliminar
  5. Tienes razón ...¡Qué importantes son los ojos! Yo recuerdo, cuando era pequeña, que había un anuncio en la televisión que decía que debíamos cuidarlos desde jóvenes porque solo teníamos dos ojos para toda la vida.Ahora que ya soy mayor y tengo algunas de las alteraciones que comentas, también me acuerdo de ello, pero ya sin remedio, he entrado en una edad que dependo de las gafas si quiero ver bien.
    Muchas gracias por toda la información y las sabias recomendaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La edad no perdona. En cambio mi abuela materna no usaba gafas y tenía 97 años.
      No me lo podía creer, cuando leía y veía la tele.
      Un abrazo muchacha y cuida tus ojos.

      Eliminar
  6. Qué lindo reportaje, sobre los ojos, esos órganos tan vitales.

    Precioso repaso a algo más que una mirada. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ventanas del Alma. Una mirada vale más que mil palabras aunque esté bajo unos cristales .
      Cuida tu vista. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo también leía casi sin luz, siempre me decían esa frase que tú has remarcado en varias ocasiones. Desde que padezco presbicia... soy una esclava de las gafas para poder leer incluso en el supermercado.

    Mil besitos con cariño ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo te contara... tengo tres alturas y encima no aguanto las progresivas. Al súper voy con ellas y salgo mareada.
      Un abrazo y salud para tus ojos.

      Eliminar
  8. Los he reconocido, dificil olvidarlos. Cuanto sabes y que bien lo explicas, es verdad que nunca hacemos caso pensamos que a nosotros no nos va a pasar y todos hemos leído debajo de las sabanas, hemos leído periódicos ese papel malísimo, incluso hemos usado gafas de sol con cristales corrientes. Ojalá te lean los jóvenes y te hagan caso. Abrazucos y cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las gafas de sol hablaríamos largo y tendido. Las graduadas que venden tampoco, cada ojo tiene una graduación aunque puestas no se note. Y con los niños mucho cuidado. Compramos las gafitas de colores y se las ponemos y ellos tan contentos, cuando es un error grandísimo.
      Cuidado, mucho cuidado, tienen que ser de óptica.
      Abrazos con montura azul.

      Eliminar
  9. Esa escena estoy acostumbrada a vivirla, pero ya es tarde.
    Muy buena entrada par empaparse de ella,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, cuida tu vista y unas buenas gafas de sol es fundamental.

      Eliminar
  10. ITen interesante como didáctica en trada. He aprendido y me gustó mucho leer tu entrada. Yo sólo tengo presbicia...de momento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo normal a partir de cierta edad. Muchos se resisten a ponerse gafas para leer la letra pequeña y lo que consiguen es perder también la vista de lejos, por forzar los ojos.La coquetería fuera.
      Cuida tu vista y un abrazo

      Eliminar
  11. Cuanta razón llevas al relatar esa primera escena de tu bien documentada entrada.
    Con mis gafas, llevo ya más de 40 años.
    Afortunadamente me operaron de cataratas y funciono bastante bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ahora se opera de cataratas y con una lente progresiva puedes prescindir para siempre de las gafas. Es caro, pero cómodo y te lo ahorras a la larga. Hace poco que se está haciendo. En el campo de la oftalmología se avanza a pasos agigantados.
    Gracias y cuida tus ojos.

    ResponderEliminar
  13. El pasado verano me operé de cataratas en La Coruña.
    Notaba que no estaba cómoda y el oftalmólogo me dijo que ese era el problema. Decidí no esperar más.
    Usaba gafas para lejos y, ahora, estoy encantada pues ya no dependo de ellas. Ni de cerca ni de lejos.
    Salió todo muy bien.
    Regresé a Madrid "liberada".
    Magnífica tu información y muy de agradecer.
    Mil gracias.
    Un beso. Feliz mes de Mayo.🌸🌸🌸🌸

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora con tu vista nueva y las gafas en un cajón, estarás encantada. Has hecho muy bien, ya no es como antaño la operación de cataratas me alegro mucho del éxito y de tu nueva vista. De todas formas haz tus revisiones al año, cuida esas dos perlas.
      Un gran abrazo Amalia y gracias como siempre.

      Eliminar
  14. Cuántas cosas se pueden aprender al fijarnos en la mirada:
    complicidad, timidez.. si estás triste o enfadada.
    Creo que las cosas cambiaron:
    se perdió la sinceridad ,
    llegó la visión falseada.
    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la sinceridad brille por su ausencia, los ojos siguen siendo las ventanas del alma. En ellos se refleja todo. Eso creo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Siguen siendo las ventanas del alma. La falsedad también se refleja en ellos.
      Abrazos sinceros.

      Eliminar
  15. Muy buena entrada amiga Airblue, la mirada lo es todo, cuidemos de ella, pues ella nos delata.Yo estoy pensando en operarme o seguir con las gafas, ya veremos que hago.
    Feliz viernes Airblue.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para operarse siempre hay tiempo, yo prefiero esperar de momento.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  16. Gracias por la información. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, espero que te sirva si lo necesitas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hermoso artículo. EN donde vivo hay constantes apagones. Sólo puedo leer entre las seis de la mañana y las cinco y media.
    Mi madre dice que no cuido mis ojos pero me cuesta hacerle caso.

    ResponderEliminar
  18. Aprovecha las horas de luz que tengas y haz caso a tu madre, en la vida todo pasa factura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Brillante como siempre Air,y una cosita,no es una explicación somera, es muy buena y detallada, como la mayoría de Temas que nos regalas en este Blog.
    Yo momento solo llevo gafas para Lectura, Ordenador, y si hago Punto o Ganchillo, hace unos cinco años note que las necesitaba, si hay buena claridad todavía puedo pasar sin ellas pero cuando me las pongo es como si aumentara la tonalidad de lo que estoy mirando.
    De jóvenes se presta poca atención,sin pensar que las consecuencias llegaran después. La vista a veces da señales que no deberíamos ignorar,coger un problema en sus inicios hace que tenga tratamiento y se mantenga estable.
    Gracias por tus aportaciones y Un abrazo Mar

    ResponderEliminar
  20. Mar, gracias como siempre. También tengo presbicia desde hace años y tuve que ir de urgencia porque se me ha desprendido un poco de colágeno del humor vítreo, está flotando en la retina y a veces pasa. El peligro es que se produzca una rotura y de lugar a un desprendimiento de ésta. Estoy controlada y bien, pero veo una especie de hilo negro que corre al mover el ojo izquierdo.
    Hay que ser previsora y correr al mínimo síntoma. Los ojos son muy delicados y la verdad es que no los cuidamos hasta que empezamos a perder vista.
    Un abrazo y salud, querida amiga,💙💙💙

    ResponderEliminar
  21. Interesante entrada, llevo gafas desde pequeña...
    Tu hija tiene una mirada preciosa.
    Feliz noche.

    ResponderEliminar
  22. Me alegra que te haya gustado. Gracias en su nombre.

    ResponderEliminar