Voz de mi hija. . Aline

Voz de mi hija

domingo, 15 de mayo de 2022

Madrid, Madrid, Madrid...

Dicen que de Madrid al cielo, pero dejando un agujero para seguir viéndolo. Pues en mi caso creo que es cierto. Al principio, y sobre todo si vienes de un lugar pequeño, tengo que reconocer que uno tiene el billete más acertado para ir camino del estrés. El movimiento de las grandes urbes, el ruido insoportable del tráfico, las prisas de los viandantes, las colas y las esperas para cualquier evento, ya sea de ocio o de cualquier índole, llegan a enervarte hasta hacerse insoportable. "Es de locos"-solía decir mi padre- "sí, pero en esta locura tienes y encuentras de todo" - le contestaba - Cuando vine a Madrid a los dieciocho años, estaba encantada, nada tenía que ver con la pequeña ciudad que había dejado atrás, me llamaba la atención sus fuentes rodeadas de flores tan cuidadas. Acostumbrada al autobús, la rapidez del metro me parecía increíble y las grandes superficies en cuanto al comercio, fascinantes.

Madrid acoge. Madrileños somos todos... o no lo es nadie, porque quien sea muy purista y quiera conocer madrileños genuinos, los llamados "gatos", lo único que puede hacer es pasarse por el Rastro y ver si encuentra alguno no menor de 90 años que lleve con honra la auténtica estirpe del foro.
Ha inspirado coplas, libros y hasta una ópera. 

Decía Sabina:

Allá donde se cruzan los caminos
donde el mar no se puede concebir
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.

Donde el deseo viaja en ascensores,
un agujero queda para mí,
que me "dejao" la vida en sus rincones
pongamos que hablo de Madrid, de Madrid.

12 comentarios:

  1. Sabina lo sabe bien. No se puede imaginar el mar allí, ni falta que hace.

    Por Madrid, el de siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como todo, cada ciudad tiene su encanto. Yo vivo en un pueblo muy pequeño y creo que necesitaría adaptarme pero no niego que su encanto, seguro que lo tiene.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy madrileña de pro, pero prefiero vivir en las afueras. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Voy de vez en cuando, total en dos horas...
    Pero siempre suelo ir a prácticamente los mismos lugares y luego de paso a descubrir alguna que otra librería oscura a ser posible. En las grandes superficies los libros son todos nuevos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la cuesta Moyano puedes encontrar libros como los que buscas. Supongo ya lo sabrás.

      Eliminar
  5. Cada lugar es un mundo , creo que esa frase taan cierta , aplica 🥰
    Cuesta salir del pueblo de dónde venimos..

    ResponderEliminar
  6. Me encanta Madrid y su gente.
    Aprovecho en S. Isidro para felicitar a todos madrileños o no, que se han sentido a gusto allí como si fuera su lugar de origen.

    ResponderEliminar
  7. Yo vine a vivir a Madrid de pequeña. Y creo que ya no cambiaría.
    A pesar de todo.me encanta.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. He estado varias veces en Madrid. He paseado sus calles, me he cultivado en sus museos; he sido uno más en esa gran y hermosa ciudad... No creo que tarde en volver...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Madrid, aquí vivo desde hace mucho tiempo. Tengo suerte de tener pueblo para descansar del ajetreo de la ciudad, pero me gusta, es una ciudad con muchos rincones por descubrir. Besos

    ResponderEliminar
  10. Airblue, Madrid es el mundo, hay gente de todas clases y razas y, como bien dices, se encuentra de todo, conciertos, museos, parques, tiendas, cine, teatro...Madrid nos abre la puerta a todos, seamos o no de allí. Buen homenaje le haces en estas fiestas tradicionales.
    Te dejo mi abrazo entrañable y mi ánimo Airblue.

    ResponderEliminar
  11. Es precioso el sentimiento con que has escrito sobre Madrid. Tu sentido de pertenencia a esa gran ciudad, Goza cada sitio por donde pases, constantemente y siéntete muy afortunada a cada instante por ello. Que tus hermosos ojos, se llenen a diario de tanta belleza.
    Un gran abrazo,!

    ResponderEliminar